Málaga, Madrid, Almería, Valencia, Sevilla, Navarra, Alicante, Lleida, Cádiz, Huelva, Cantabria, Jaén, Salamanca, Ciudad Real y Lugo podrían tener un nuevo prefijo en los próximos meses.

La CNMC ha constatado que estas provincias tienen una tasa de ocupación de la numeración geográfica muy alta y ha pedido a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales que se adjudiquen y atribuyan nuevos indicativos.

Foto extraída de Flickr (Christopher Sessums)

Todo previsto: No vamos a quedarnos sin números de teléfono

Pero no hay de qué preocuparse. Ya ha pasado en otras ocasiones (os lo contamos en el Blog de la CNMC). La CNMC realiza un seguimiento del ritmo de las nuevas asignaciones e informa a la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales si a corto plazo las provincias necesitan recursos adicionales, como ha ocurrido esta vez.

De todas maneras, todavía quedan muchos números de teléfono libres. A día de hoy, solo está ocupado el 85,35% del total. Y esto a pesar de que en los últimos años ha aumentado la numeración geográfica disponible (esa que distinguimos por el prefijo) y se han atribuido 1,7 millones de números más.

¿Cómo funciona la numeración?

La numeración es un recurso limitado. Por eso, el Gobierno se encarga de elaborar el Plan Nacional de Numeración, que lo modifica y actualiza cuando conviene. De esta forma, para cada servicio establece que han de emplearse una serie de rangos determinados. Para la numeración geográfica son los rangos cuya primera cifra es 8 o 9 y la segunda cifra es distinta de 0. Cada provincia dispone de uno o más indicativos provinciales identificados por las tres primeras cifras; por ejemplo, Teruel dispone del 978.

Este año la numeración atribuida (que es toda la numeración que el Ministerio ha puesto a disposición para que pueda ser asignada a los operadores) se ha mantenido en los 88,3 millones, igual que en los últimos dos años. Ahora bien, de todos estos números, a día de hoy (julio de 2020) solo hay 75,37 millones asignados (frente a los 74,36 millones en diciembre de 2019 y los 72,84 en diciembre de 2018).

Los datos de 2019 están recogidos en el Informe sobre la numeración asignada a los operadores, que también acaba de publicar la CNMC.

Por lo tanto, podemos decir con toda tranquilidad que no existe un riesgo de agotamiento global de la numeración.

Las subasignaciones, en auge

No todos los operadores disponen de sus propios recursos de numeración y, por eso, algunos tienen que recurrir a los de otros operadores. El ritmo de subasignaciones de numeración geográfica aumenta año tras año.

En 2019, 1,5 millones de números fueron subasignados (300.000 más que en 2018). También crecieron el número de operadores que subasignan numeración: un total de 13 tuvo subasignaciones de numeración a sus revendedores en 2019, 5 más que en 2018. Por su parte, el número de operadores revendedores con numeración subasignada pasaron de 646 en 2018 a los 728 en 2019.

Acuerdo por el que se emite informe a la SETID de solicitud de nueva numeración geográfica para el servicio telefónico fijo disponible al público en determinadas provincias.

Informe sobre la numeración asignada a los operadores 2019

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •