Para llegar a nuestras casas, tanto el gas natural como la electricidad, han usado las redes de transporte y de distribución de las empresas que realizan esas actividades.

Al igual que si utilizamos una autopista de peaje, hemos de pagar por el uso de esas redes, es decir los peajes de acceso a las redes.

Otro tipo de peaje. Foto de Flickr de benurs

Otro tipo de peaje. Foto de Flickr de benurs

 

Además de la retribución a esas empresas, a través de los peajes se pagan otros costes derivados de determinadas políticas que los gobiernos deciden que paguen los consumidores de estas energías. Por ejemplo las subvenciones que el gobierno ha decidido dar a los generadores de electricidad que usan determinadas tecnologías (fotovoltaicas, biomasa, eólicas, etc.) o pagar a las empresas que generan electricidad en las islas, la diferencia entre los costes de generación en la península y los costes de generación en Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla, para que la electricidad les cueste lo mismo a los ciudadanos de esos territorios que a los que viven en la península.

Fuente: CNMC

Fuente: CNMC

Los peajes los establece el Ministro de Industria, son iguales en todo el territorio, y se cobran mediante una tarifa que tiene dos términos: fijo o término de potencia y variable o término de energía. El primero depende de la potencia que tenemos contratada y el segundo de la cantidad de energía que consumimos.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •