¿Cómo va el proceso de sustitución de los contadores tradicionales en España a los llamados “contadores inteligentes”?

Es lo que nos preguntamos en el último informe de la CNMC sobre este tema y que concluye que el número de equipos con capacidad de telemedida y telegestión efectivamente integrados en la red superó los 27 millones.

contador inteligente
Inteligente… Imagen en Pixabay

Esta cifra representa el 99,4% del total de los contadores sustituidos con una potencia contratada igual o inferior a 15 kW (equipos de medida denominados de Tipo 5).

¿Por qué hay contadores que no se renuevan?

A veces, esta renovación de contador no es posible. ¿Por qué? Entre las causas esgrimidas para la no sustitución están:

  • Deficiencias en la instalación o instalaciones peligrosas. Se trata de aquellos casos en que las instalaciones de enlace no disponen de espacio suficiente para nuevos contadores, existan fijaciones en mal estado, etc.
  • Accesos imposibilitados. Cualquier situación que impida acceder al técnico de la distribuidora a la ubicación del equipo de medida para proceder a su sustitución (tales como casas deshabitadas, contadores en interior de vivienda o armarios con cerraduras no normalizadas, entre otros).
  • Negativa del cliente. Casos en los que el cliente se niega expresamente, impidiendo o no facilitando la sustitución del equipo.
  • Suministros en Alta Tensión (AT) con medida en Baja Tensión (BT)
  • Otras causas: desde “problemas informáticos” a “instalaciones que no disponen de espacio suficiente para el nuevo contador”, o “cortes por impago en el momento de la visita de los técnicos”.

Tanto para las distribuidoras de más de 100.000 clientes como para las de menos clientes, la causa principal para la no sustitución de los equipos de medida ha sido la imposibilidad de acceder a los contadores para efectuar los cambios.

Por este motivo, la CNMC considera necesario establecer medidas que incentiven la finalización del plan de sustitución de contadores. Para ello propone una facturación adicional para aquellos consumidores que hubieran imposibilitado el acceso para la sustitución del equipo de medida. Este recargo en la facturación sería provisional y se devolvería al cliente una vez se haya sustituido el equipo.

Las cifras por provincias

A 31 de diciembre de 2019 se ha alcanzado el 98% de sustitución en todo el territorio nacional, superándose el 99% en la mayoría de las provincias:

Cumpliendo objetivos

La renovación de contadores es un proceso técnicamente complicado. Por este motivo, la normativa estableció que las compañías podrían sustituir los contadores analógicos por contadores digitales de forma gradual. Así, a fecha 31 de diciembre de 2014, un 35% del total del parque de contadores de hasta 15 kW de potencia contratada debían estar sustituidos. Entre el 1 de enero de 2015 y el 31 de diciembre de 2016, debía sustituirse un 35% adicional, y entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de diciembre de 2018, el 30% restante.

No obstante, en diciembre de 2017 se modificó la normativa, dando un margen adicional a las empresas distribuidoras para que pudieran mantener hasta un máximo del 2% del total del parque de contadores sin sustituir, siempre que fuera debido a causas no imputables a la compañía. Este hecho debía ser debidamente justificado y aprobado por la CNMC.

Si quieres saber más, aquí está el informe completo.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •