• Bye, bye prepago

     • junio 7, 2019 • Telecos, Telefonía móvil • 2 Comentarios

    ¿Móvil de contrato o móvil de tarjeta? Esta pregunta, bastante habitual hace unos años, ha dejado de tener sentido, y es que el prepago ha pasado de moda en la telefonía móvil. En los últimos cuatro años, por ejemplo, se han perdido más de 3 millones de este tipo de líneas sin compromiso de pago mensual y, solamente en el último año, más de medio millón de líneas prepago han desaparecido.

    Vintage...., como el prepago móvil. Foto en Pixabay

    Vintage…., como el prepago móvil. Foto en Pixabay

    Los últimos datos mensuales publicados por la CNMC (febrero 2019) indican que, de 53,3 millones de líneas móviles, 10,9 eran de prepago (ese mismo mes, la cifra de prepagos restó 170 mil líneas).

    Si hace unos años, el prepago era la opción favorita de los consumidores a la hora de contratar su línea móvil, la historia ha cambiado considerablemente; aquí están las cifras (en base a las notas mensuales publicadas en CNMCData):

    Fuente: CNMC

    Fuente: CNMC

    La estadísticas nos cuentan que desde 2005, momento en el que las líneas de contrato superaron por primera vez a las de prepago en España, estas han ido disminuyendo de manera progresiva, al contrario de lo que ocurre con las de pospago que han incrementado sus números.

    ¿Por qué se contratan menos líneas prepago?

    La popularización de los paquetes convergentes o empaquetados de servicios (cuádruple o quíntuple: fijo, móvil, Internet, TV) tiene buena parte de “culpa”: los operadores incluyen en sus ofertas líneas móviles adicionales o tarifas planas de llamadas y muchos clientes han dado de bajo su línea de prepago en favor por el contrato. De hecho, según los datos del último informe trimestral, en diciembre de 2018, el total de paquetes cuádruples y quíntuples alcanzó los 12,2 millones. Los quíntuples fueron los que más crecieron a lo largo del año, con 449 mil altas netas frente a las 103 mil del cuádruple.

    La desaparición por ley del anonimato que tenían las líneas de prepago (Ley de Conservación de Datos en comunicaciones electrónicas) también puede apuntarse como motivo.

    Las ventajas que quedan para los nostálgicos del prepago pasan por evitar una permanencia (que aún las hay, lo contábamos en nuestro Panel de hogares hace unos días) o bien por eso de controlar mejor los gastos.

     

    Hace ya bastante tiempo os hablábamos en el blog de la historia y la evolución del prepago en nuestro país que vivió su gran momento a finales de los 90 y ha ido perdiendo peso año tras año. Para los nostálgicos, esta imagen:

    Anuncio de febrero de 1997 sobre la modalidad prepago de MoviStar. Fuente: La Vanguardia

    Anuncio de febrero de 1997 sobre la modalidad prepago de MoviStar. Fuente: La Vanguardia

     

    Y tú, ¿eres de contrato o de tarjeta?

    2 Respuestas a Bye, bye prepago

    1. Pingback: Ya nadie quiere teléfonos de prepago: los tiempos de recargar el móvil se están acabando

    2. junio 16, 2019 at 19:43

      full postpago

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *