• ¿Qué nos han respondido a la consulta pública sobre Economía Colaborativa?… (publicamos las respuestas)

     • febrero 3, 2015 • CNMC, Competencia • 4 Comentarios

    0 Flares 0 Flares ×

    El pasado 13 de enero, era martes :O,  terminó el plazo para participar en la Consulta Pública sobre Economía Colaborativa que la CNMC puso en marcha hace unos meses. En total, hemos recibido 260 aportaciones de todo tipo de agentes que nos han querido dar su opinión sobre este nuevo fenómeno.

    ¿Usuario de la economía colaborativa?. Foto tomada de Flickr, cortesía de Aldo Cavini Benedetti. Foto tomada de Flickr, cortesía de Aldo Cavini Benedetti.

    Hoy hacemos públicas las respuestas de los participantes, eso sí, solo las de aquellos que nos han dado permiso para colgarlas.

     

     

    ¿Qué os vais a encontrar entre las respuestas?

    Nosotros hemos encontrado de todo un poco: personas  a favor y en contra, largas disquisiciones sobre los nuevos modelos de economía colaborativa y los sectores regulados, algún que otro indignado, reflexiones más teóricas que prácticas. Todas estas aportaciones nos resultan realmente valiosas a la hora de preparar el Estudio final que publicaremos sobre la Economía Colaborativa (en fase de preparación).

    Entre los participantes, podréis encontrar, entre otros a: La Asociación Española de Economía Digital, Amovens, Asociación de los Usuarios de la Comunicación, Albert Cañigueral Bagó, Consejo de Consumidores y Usuarios, la Organización de Consumidores y Usuarios, Effishopping,Fedetaxi, Confederación del Taxi de España y Unión Nacional del Taxi, Federación Empresarial Hotelera de Ibiza y Formentera, Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Queland Consulting, S.L. y UBER.

    En ocasiones, por el tono de la respuesta, podréis deducir fácilmente si se trata de un particular, una taxista, un hotelero, una empresa de economía colaborativa, una asociación o una Administración Pública. Las opiniones son variopintas, pero repetimos, para nosotros, realmente útiles.

     

    Número y tipo de participantes

    El perfil de las respuestas que hemos recibido es el siguiente:

    Durante la primera fase hemos recibido 160 respuestas de…

     

    Respuestas recibidas. Fuente: CNMC

    Respuestas recibidas en la primera fase de la consulta pública. Fuente: CNMC

     

    Si recordáis, en esta fase de la consulta planteamos una serie de preguntas sobre la justificación teórica de la normativa vigente, su necesidad y los problemas que genera. En este documento, nos centrábamos en la regulación tradicional en el transporte de viajeros (taxi y autobús) y el del alojamiento hotelero.

    Durante la segunda y tercera fase hemos recibido 100 contribuciones de…

    ADFAD

    Fuente: CNMC

     

    Las preguntas que planteamos en estas dos últimas fases se centraban en  los efectos y la regulación que debería aplicarse a estas nuevas formas de intercambio entre los usuarios. De nuevo, se tomaron como referencia los sectores del transporte de pasajeros y de alojamiento turístico,ejemplos por excelencia de la economía colaborativa.

    ¿ Y ahora qué?

    Pues, ahora, con toda la información de que disponemos, la CNMC elaborará un estudio con una serie de recomendaciones encaminadas a mejorar la competencia efectiva en estos sectores. Ya sabéis que el estudio no tiene carácter vinculante y que finalmente, la regulación que se establezca, en todo caso, vendrá de la mano del legislador (el Gobierno en este caso).

    Entre las funciones de la CNMC, recogidas en la Ley 3/2013, de 4 de junio, se encuentra la de promover y realizar estudios y trabajos de investigación en materia de competencia, así como informes generales sobre los distintos sectores económicos.

    ¿Qué es la economía colaborativa?

    Igual, estamos dando algunas cosas por hecho. Para los que aún no lo tienen claro, en la economía colaborativa (sharing economy), los consumidores intercambian bienes o servicios infrautilizados a cambio de una compensación pactada entre las partes. La economía colaborativa se apoya habitualmente en la potencia de internet y puede ofrecer el disfrute de un bien en régimen de alquiler. Os sonarán ejemplos de empresas de transporte (Uber, Blablacar…) y de alojamiento turístico, entre otros…

    Tenéis más información en los post que os recomendamos aquí abajo.

    Y, de nuevo, las respuestas en este enlace.

    La versión en inglés de la consulta pública, también la tenéis por aquí

    4 Respuestas a ¿Qué nos han respondido a la consulta pública sobre Economía Colaborativa?… (publicamos las respuestas)

    1. febrero 4, 2015 at 18:03

      Abrí el formulario el día que lo cerrasteis, y me quedé con las ganas de participar. De ahí que escribiera este post http://comunicacionsellamaeljuego.com/uber-como-aprendizaje-que-internet-haga-transparente-la-economia/ con algunas ideas deslabazadas, de las que extracto algunas que se me ocurren para mejorar este mundo apasionante de la economía colaborativa:

      – Si alguien dedica su día a día a llevar a gente en su coche por medio de aplicaciones como Über, debe pagar un seguro que cubra a los pasajeros sin restricción.
      – Un coche de servicio público debe pasar inspecciones igual de rigurosas que los taxis, y su conductor debe tener la misma tolerancia cero en alcoholemia.
      – Si un conductor Über gana dinero por ese trabajo, que tribute en el régimen de Autónomos, como hacemos todos los que intentamos ganar dinero por nuestra cuenta.
      – Que el Gobierno dé más opciones económicas para hacerse autónomo en actividades pequeñas, como el caso de Über. Es obvio que los 315 euros que pagamos muchos autónomos, son una barrera insalvable para quien solo llegue a ingresar una cantidad similar o más baja cada mes. Pero esto no es solo internet: les pasa a profesores que dan dos horas de clase de baile a la semana: no pueden ‘vivir en A’ porque no hay forma de ser legal y ganar dinero. Necesitamos que quienes ganan ‘piquitos’, paguen ‘piquitos’. Saldría a flote mucha economía sumergida.
      – Que por defecto, el Gobierno obligue a TODAS las empresas de la nueva economía colaborativa a informarle de todas las transacciones por cada usuario que cobra dinero por prestar servicios. Cuando haces tu IRPF no tienes que decir siquiera con qué ONGs colaboras: es el propio Gobierno quien obliga a las ONG a darles esa información detallada de cuánto y a qué organizaciones donas. Lo mismo deberían hacer con estas pequeñas (o grandes) transacciones de la Red.
      – Que en el IRPF de quienes ganen dinero (aunque sea poco) se les descuente por defecto lo que les corresponda.
      – Adiós a los paraísos fiscales: depende de la Unión Europea pero es clave. No puede ser que las transacciones hechas por españoles en España, por servicios prestados en nuestro país, tributen en Liechtenstein. Sí, internet es escurridizo pero no debemos permitirlo, ni los gobiernos ni los ciudadanos. Igual que nos indignamos con las grandes empresas que tributan fuera, o con que Apple venda millones en España y apenas tribute aquí, debemos exigir lo mismo a las apps de alquilar coche o casa. Los ciudadanos tenemos que imponer nuestra voz por encima de los lobbies -no vale reírse- porque el problema solo puede abordarse armonizando la presión fiscal en toda la UE.

      Suerte y enhorabuena por hacer un proceso así de abierto. Ojalá se diera más en la legislación…

    2. Carlso
      marzo 22, 2016 at 8:52

      No entiendo el argumento de quienes se oponen a la economía colaborativa porque ahí se defraudan impuestos. Es cierto, habrá quien no pague impuestos por el apartamento que alquila los 4 puentes que no va a usar, o los X euros que se ha ganado por transportar a personas en über. Como dice Pablo Herreros más arriba ¿se pueden pagar? Si gano un piquillo debería pagar un % del piquillo y no una cantidad que puede ser superior a mis ingresos. Si la cuota de autónomos es un sinsentido para ciertas actividades (¿quién no ha dado clases particulares sin darse de autónomo? ¿ hay un sistema adecuado para hacerlo si uno da 2 horas de clase cada semana del verano?) lo que tiene que hacer el gobierno debe ponerse a trabajar en su tarea: diseñar un sistema fiscal adecuado a las actividades que la gente realiza.

      Pero, volviendo al argumento: Si porque sea más fácil defraudar en una actividad de ‘economía colaborativa’ hay que prohibirla ¿deben prohibirse los bares, las peluquerías o los fontaneros, porque pueden defraudar lo que quieran ya que es imposible saber cuántos beneficios tienen realmente?

    3. Pingback: #Economíacolaborativa: 1.150 respuestas a nuestras recomendaciones | CNMC blog

    4. Pingback: Repuestas a las recomendaciones de la CNMC sobre economía colaborativa | Capeando la crisis

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *