Entre muchas otras cosas, la pandemia Covid-19 ha cambiado nuestra forma de relacionarnos con la tecnología y ha impulsado, por ejemplo, una práctica en declive, hablar por teléfono. Ahora bien, marcar un simple número de teléfono puede generarnos algún temor, sobre todo cuando se trata de un número que no es de los de toda la vida (léase un 902, 800, 901 o 118) ¿Lo tienes claro?

Llamadas económicas. Foto en Flickr

Hoy en día, como casi todos tenemos tarifas planas para el teléfono fijo o móvil, estamos acostumbrados a que nuestras llamadas no representen ningún susto en la factura, pero, ¿qué pasa con esos números que no están incluidos? Ahí van 5 tipos de numeración a los que deberías prestar atención:

1) Los números de cobro revertido automático (800 y 900)

Empezamos con buenas noticias: con estos, no tienes que sufrir. El cobro revertido automático significa que tú llamas, pero el que paga es quien recibe la llamada, es decir, la compañía que tiene contratado ese número y recibe la llamada.

Aunque estas llamadas son gratuitas para el usuario, la CNMC vigila que la compañía telefónica no se exceda en el cobro a las empresas que tiene contratadas estas numeraciones.

Los números 800 y 900 son empleados habitualmente por muchas compañías (bancos, aseguradoras, otro tipo de empresas) o instituciones públicas para prestar servicios de información, atención a clientes y asistencia técnica de carácter gratuito para el cliente, y a través de un número nacional.

Esquema del servicio de originación mayorista para llamadas a numeración gratuita para el llamante. Fuente: CNMC

La CNMC fija los precios mayoristas de originación, tanto desde redes fijas como desde redes móviles. En este sentido, se han resuelto muchos conflictos al respecto (y, recientemente, la Audiencia Nacional nos dio la razón desestimando un recurso de Orange contra una Resolución de la CNMC (CFT/DTSA/044/17) que resolvió el conflicto de interconexión interpuesto por BT por los precios de originación móvil y que establecía un precio máximo de 4,21 céntimos de € por minuto).

Precisamente, la CNMC  estableció esta rebaja de los precios mayoristas de originación para las llamadas a numeración gratuita al considerar que unos precios mayoristas elevados tienen efectos negativos para los consumidores y las empresas ya que, en muchas ocasiones, las empresas migran estos servicios a otras numeraciones geográficas o de tarifas especiales tipo 901-902. Ahora vamos con ellos.

2) Los números 901 y 902

Son los que más dudas y miedos suelen generar.

En el caso de los 902, su nombre técnico es «números de tarifas especiales sin retribución para el llamado». Esto quiere decir que la empresa a la que  llamas  no  recibe dinero por esa llamada. Tú como usuario pagas el coste de la llamada, que luego se lo repartirán entre tu operador, que es el que te factura la llamada y se queda con la parte correspondiente al acceso y la gestión del cobro de la llamada, y el operador de red inteligente, el que tiene asignado el  902, que se queda con la mayor parte del importe de la llamada. En todo caso, tú como usuario pagas el coste íntegro de la llamada.

Es importante destacar que,desde finales de 2020, las empresas que prestan servicios básicos de interés general deben tener teléfonos gratuitos de atención al cliente. Para el resto de las empresas, se establece la obligatoriedad de contar con un número de teléfono fijo o móvil, que deberá estar presente en la publicidad de la atención al cliente. En cualquier caso, ningún teléfono de atención al cliente podrá suponer un coste mayor al de una llamada telefónica a fijo o móvil.

La CNMC ha trabajado intensamente en este campo, ha sido una de nuestras cruzadas recientes, y protagonizó una de las jornadas dedicadas al Fair Play que organizamos con consumidores y usuarios.

En el caso de los 901, la llamada nos costará menos que si llamamos a un 902 porque su coste se reparte entre el usuario, que pagará una parte, y la empresa que tiene contratado el 901, que pagará la otra parte.

Las empresas que ofrecen servicios con 901 ganan en que los usuarios tienen una mejor percepción porque, como hemos dicho, la llamada es más barata que a un 902.

3) El 905

Os sonará por los concursos de la tele. Son los números que se utilizan para gestionar avalanchas de llamadas de usuarios que se quieren hacer millonarios a golpe de teléfono. Están dentro de los servicios de tarificación adicional. Se paga un importe fijo por llamada.

4) Los 803, 806, 807

Los otros números de tarificación adicional. Son más caros porque se entiende que al marcarlos recibirás cierta información de valor añadido. Se clasifican en tres bloques:

  • 803: Servicios exclusivos de adultos
  • 806: Servicios de ocio y entretenimiento
  • 807: Servicios profesionales

Para que no os deis un susto al recibir vuestras facturas es importante fijarse en la cifra siguiente que sigue al prefijo, (803X). Esa cifra determina el rango de tarifas bajo el que se encuadra la llamada. Por ejemplo, si esa cuarta cifra es superior a 6, tienes que haber autorizado expresamente a tu compañía telefónica para que te permitan acceder este tipo de servicios, ya que el precio es superior a un euro por minuto ¡Mucho cuidado!

5) Los números 118AB

Son números cortos de servicios de información telefónica al usuario. Hay muchas empresas que los ofrecen, aunque, últimamente, gracias a Internet, pocas veces necesitamos llamar para consultar el número de teléfono de otro abonado, el de un restaurante o el de una tienda.

Las tarifas de estos números no están reguladas, así que encontrarás muchos precios. En todo caso, cuando llamas tienes derecho a escuchar una locución en la que se te informa del precio por minuto.

Además, esta numeración permite ofrecer lo que se conoce como «progresión de llamada» y, en lugar de darte el número por el que consultas, se ofrecen a hacer por ti la llamada. De esa manera, hacen ellos la llamada y te siguen cobrando como si estuvieses hablando con el 118.

La CNMC publicó un informe en el que analizaba qué está pasando con esta numeración, cómo ha evolucionado su mercado en los últimos años y proponía una serie de medidas para mejorar la protección de los usuarios que utilizan estos servicios.

Sobre numeración hemos escrito mucho en el Blog e incluso dedicamos a este tema un par de nuestros podcast:

Podcast CNMC: 118: ¡en guardia!

Podcast CNMC. 902: ¡Mucho cuidado al marcar!

 

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •