• Reliquias de otra época: Telefónica solo repartió 300 guías telefónicas en 2017

     • julio 25, 2018 • Telecos • 6 Comentarios

    0 Flares 0 Flares ×

    Hace unos días la CNMC publicó un informe en el que se constataba que, actualmente, no existen razones de mercado para seguir garantizando la prestación de cabinas, guías y números de información telefónica como parte del servicio universal.

    Buscando reliquias... Foto en Flickr

    Buscando reliquias… Foto en Flickr

    Por eso hoy, dejando a un lado nuestras entrañables cabinas (de las que os hablamos hace unos días), os contamos algunos datos curiosos sobre los otros servicios que quedarán fuera del servicio universal y que ya solo recuerdan los mayores del lugar: las guías telefónicas y los números de consulta telefónica.

    “Nueva especie” en peligro de extinción

    Nos entra la duda de si las guías telefónica serán “la nueva especie en peligro de extinción” del mundo de las telecos, al igual que está ocurriendo con las cabinas. Lo decimos porque en 2017 apenas superaron los 300, concretamente fueron 304, los ejemplares de la guía telefónica impresa que entregó Telefónica a los usuarios.

    El número es irrisorio si pensamos que en España hay más de 19 millones de líneas telefónicas fijas. Lo cierto es que las guías en papel han sido progresivamente sustituidas por las guías en formato electrónico o por buscadores “on line” de números de teléfono.

    Si queréis más datos, os podemos contar que ya en el Eurobarómetro de 2010 se indicaba que el 74% de ciudadanos no consulta una guía telefónica “nunca o casi nunca”, mientras que sólo el 2% la consulta una vez al mes.

    Y los 118, ¿qué?

    Durante bastante tiempo, los números de información telefónica para preguntar por alguna dirección, el teléfono de un restaurante, etc. también estuvieron bajo el paraguas del servicio universal. En concreto  el 11818, el servicio de número de consulta de abonado de Telefónica, fue el que también estuvo incluido en el servicio universal (hasta el 1 de enero de 2012).

    Si nos ponemos nostálgicos, te podemos recordar que el 11818 nació en 2002, cuando, al igual que ocurrió con otros servicios de telecomunicaciones, el de consultas telefónicas también se abrió a la competencia. Anteriormente, accedíamos al 1003, ¿te acuerdas?, para conseguir el número de teléfono de un determinado abonado, restaurante o tienda.

    Actualmente, los servicios de consulta telefónica sobre números de abonado se prestan comercialmente o en competencia. En la actualidad hay 50 operadores que disponen de esta numeración (118AB), según los datos del Registro de Numeración de la CNMC a mediados de mayo de 2018.

    Los datos de la CNMC muestran una importante caída en el tráfico cursado a números de información. Concretamente, en el período 2011-2016, el tráfico cursado a números 118XY se redujo en un 79% y presentó una caída del 70% en sus ingresos.

    España, por debajo de la media en el uso del 118

    Los datos del Eurobarómetro de 2014 situaban a España por debajo de la media en el uso del servicio de información telefónica y solo un 21% de los encuestados declaraba haberlos consultado en el último año, frente al 26% de la UE. Esta opción de frecuencia de uso alcanzaba niveles superiores al 60% en países como Holanda (83%), Suecia (65%) y Finlandia (62%).

    Sobre los 118 hablamos largo y tendido en un podcast: descarga “118: ¡en guardia!” o escúchalo en iTunes

    Por motivos como estos, la CNMC  cree que no existen actualmente razones de mercado  para seguir garantizando la prestación de estos tres servicios (cabinas, guías y números de información telefónica) como parte del servicio universal.

    El informe completo de la CNMC está aquí: IPN/DTSA/013/18

    6 Respuestas a Reliquias de otra época: Telefónica solo repartió 300 guías telefónicas en 2017

    1. Javier
      julio 25, 2018 at 23:45

      No sé si llamar ejercicio de cinismo a este artículo o algo peor.

      Se nos olvida muy pronto que las guías pasaron de ser repartidas a todos los clientes sin solicitarla, a tenerla que pedir expresamente.

      ¿Que nadie las usa? Pues claro que nadie las usa. Si no hay guías, no hay uso. Cuánta gente hay que llama a atención al cliente para consultar un número (porque no hay guías) y les pasan al sangrante 118.

      Si nadie pide guías actualizadas es por la suerte que existe en la numeración fija de que no es algo que cambie constantemente.

      Y bueno, los números de consulta, es que nos atracan, literalmente, así que, ¿que nadie los usa?, pues claro que no. Si se tiene acceso a la red, siempre y cuando las consultas web sigan siendo gratuitas (a ver qué ocurre después de la liberación total), a ver quién es el guapo que usa un 118.

      • BLOGCNMC
        julio 26, 2018 at 10:44

        Hola Javier:
        Gracias por tus reflexiones. Solo un par de cosas:

        Guías sigue habiendo, probablemente en muchas casas las de años pasados cuando se repartían gratuitamente y que, como tú bien dices, contienen los números fijos que año tras año no cambian.

        Por otra parte, si quieres buscar el número de algún particular, probablemente, casi ni se te ocurra llamar a su fijo, porque tendrá ya un número móvil, que tú tendrás en tu agenda del móvil también, y te resultará mucho más fácil de buscar. En España hay más móviles que habitantes. Además, en el caso de restaurantes y negocios, están los directorios on-line (gratuitos).
        Luego, para el tema de las guías está también el aspecto medioambental. Son muchas toneladas de papel impreso y de plásticos para unas publicaciones que hay personas que ni siquiera consultan.

        Ya sabes que en el Informe que publicamos hace unos días, tienes más información sobre estos componentes del Servicio Universal.
        https://www.cnmc.es/expedientes/ipncnmc01318

        Saludos,
        BlogCNMC

        • Javier
          julio 26, 2018 at 23:09

          Al fin y al cabo, critico más los números que otra cosa. No niego la realidad, pero hay matices. Y es que las mayorías no son todos. Sólo mayorías.

          Es como lo de que “hay más líneas que habitantes”. Sí, claro, eso dicen los números, pero tampoco hay que olvidarse de que eso no significa que cada habitante tenga un número asociado.

          De la misma manera, no están en las agendas de los terminales todos los números. Si necesitas contactar con alguien que no conozcas (y aun conociéndolos), necesitas información. Y, por norma general, se llama al fijo de un desconocido. Salvo rareza, cada vez más popular, de prescindir de fijo. E incluso así, dado el coste, es más asequible una llamada al fijo.

          El tema medioambiental de las guías, no estoy de acuerdo. La teoría dice que cuando entregaban la nueva guía y se llevaban la antigua era para reciclar. Bueno, se suponía. Digámoslo claro, economía, costo, no medio ambiente.

          Como dices, sólo es una reflexión y reacción a lo dicho en el artículo. Una simple opinión.

          • blogcnmc
            julio 27, 2018 at 13:44

            Gracias de nuevo por el comentario. Ideas, muy interesantes.
            ¡Saludos!

    2. Pingback: Movistar solo repartió 304 guías telefónicas en 2017 - Barracoma

    3. agosto 9, 2018 at 11:08

      Recuerdo cuando era pequeño y era una alegría llegar a casa y tener en la puerta una nueva guía telefónica. Me pasaba toda la tarde recortando cupones que después nunca utilizaba jaja

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *