Hace unos días la CNMC publicó un informe en el que se constataba que, actualmente, no existen razones de mercado para seguir garantizando la prestación de cabinas, guías y números de información telefónica como parte del servicio universal.

Buscando reliquias... Foto en Flickr

Buscando reliquias… Foto en Flickr

Por eso hoy, dejando a un lado nuestras entrañables cabinas (de las que os hablamos hace unos días), os contamos algunos datos curiosos sobre los otros servicios que quedarán fuera del servicio universal y que ya solo recuerdan los mayores del lugar: las guías telefónicas y los números de consulta telefónica.

«Nueva especie» en peligro de extinción

Nos entra la duda de si las guías telefónica serán «la nueva especie en peligro de extinción» del mundo de las telecos, al igual que está ocurriendo con las cabinas. Lo decimos porque en 2017 apenas superaron los 300, concretamente fueron 304, los ejemplares de la guía telefónica impresa que entregó Telefónica a los usuarios.

El número es irrisorio si pensamos que en España hay más de 19 millones de líneas telefónicas fijas. Lo cierto es que las guías en papel han sido progresivamente sustituidas por las guías en formato electrónico o por buscadores “on line” de números de teléfono.

Si queréis más datos, os podemos contar que ya en el Eurobarómetro de 2010 se indicaba que el 74% de ciudadanos no consulta una guía telefónica “nunca o casi nunca”, mientras que sólo el 2% la consulta una vez al mes.

Y los 118, ¿qué?

Durante bastante tiempo, los números de información telefónica para preguntar por alguna dirección, el teléfono de un restaurante, etc. también estuvieron bajo el paraguas del servicio universal. En concreto  el 11818, el servicio de número de consulta de abonado de Telefónica, fue el que también estuvo incluido en el servicio universal (hasta el 1 de enero de 2012).

Si nos ponemos nostálgicos, te podemos recordar que el 11818 nació en 2002, cuando, al igual que ocurrió con otros servicios de telecomunicaciones, el de consultas telefónicas también se abrió a la competencia. Anteriormente, accedíamos al 1003, ¿te acuerdas?, para conseguir el número de teléfono de un determinado abonado, restaurante o tienda.

Actualmente, los servicios de consulta telefónica sobre números de abonado se prestan comercialmente o en competencia. En la actualidad hay 50 operadores que disponen de esta numeración (118AB), según los datos del Registro de Numeración de la CNMC a mediados de mayo de 2018.

Los datos de la CNMC muestran una importante caída en el tráfico cursado a números de información. Concretamente, en el período 2011-2016, el tráfico cursado a números 118XY se redujo en un 79% y presentó una caída del 70% en sus ingresos.

España, por debajo de la media en el uso del 118

Los datos del Eurobarómetro de 2014 situaban a España por debajo de la media en el uso del servicio de información telefónica y solo un 21% de los encuestados declaraba haberlos consultado en el último año, frente al 26% de la UE. Esta opción de frecuencia de uso alcanzaba niveles superiores al 60% en países como Holanda (83%), Suecia (65%) y Finlandia (62%).

Sobre los 118 hablamos largo y tendido en un podcast: descarga “118: ¡en guardia!” o escúchalo en iTunes

Por motivos como estos, la CNMC  cree que no existen actualmente razones de mercado  para seguir garantizando la prestación de estos tres servicios (cabinas, guías y números de información telefónica) como parte del servicio universal.

El informe completo de la CNMC está aquí: IPN/DTSA/013/18

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •