Como ya os contamos en una entrada anterior, la CNMC lanzó en verano una consulta pública* sobre el borrador de Guía de cuantificación de daños con un doble objetivo. Primero, recabar las opiniones de los principales actores que tienen algo que decir sobre la aplicación privada del derecho de la competencia. Y, segundo, abordar una reflexión final sobre nuestra futura guía. Hemos hecho públicas las respuestas de los participantes.

(*Nota: el documento que se sometió a consulta fue elaborado por el Departamento de Promoción de la Competencia de la CNMC, en colaboración con la Asesoría Jurídica y la Asesoría Económica de este organismo. Se trata de un documento de trabajo, cuyas consideraciones son preliminares y no suponen toma de posición oficial de la CNMC, que se expresa únicamente por su Consejo).

Una pequeña introducción

Las infracciones del derecho de la competencia pueden generar daños y perjuicios a los consumidores. En la CNMC nos encargamos de la aplicación pública de esta rama del derecho: investigamos las conductas anticompetitivas y, en su caso, imponemos multas a los infractores. Pero para obtener una reparación de los daños y perjuicios, los consumidores deben acudir a los juzgados de lo mercantil. Es precisamente en la solicitud de reparación de los daños, donde entra en juego la aplicación privada del derecho de la competencia.

La guía que estamos elaborando en la CNMC pretende facilitar a los distintos operadores (jueces, abogados, peritos, etc.) su labor a la hora de cuantificar los daños. El demandante será quien tendrá que demostrarlos.

¿Qué agentes han participado en la consulta?

En total, hemos recibido 14 respuestas a la consulta pública. Una parte de las contribuciones provienen de profesionales del sector (abogados, peritos, consultorías), que han remitido sus comentarios de forma individual o a través de asociaciones o colegios profesionales. También han respondido miembros del Poder Judicial y de autoridades de competencia, por lo que es destacable la diversidad de participantes que han presentado sus aportaciones.

Fuente: Departamento de Promoción de la Competencia de la CNMC

Todas las contribuciones han aportado información de mucha utilidad para la elaboración de la Guía, por lo que queremos agradecer la colaboración de los participantes. Las respuestas están publicadas en nuestra web.

Principales resultados

Al analizar las respuestas se observa un gran consenso sobre la necesidad de elaborar materiales, como la Guía, que orienten sobre la cuantificación de daños derivados de las infracciones del derecho de la competencia. En este sentido, los participantes valoran positivamente la utilidad de la guía, así como la relevancia de la literatura económica citada.

Como cuestión general, en sus aportaciones consideran que debe alcanzarse un equilibrio entre la solidez técnica de la Guía de la CNMC y su comprensión por parte de los jueces. También destaca la utilidad de la Guía entre el público en general y entre la comunidad más especializada en las reclamaciones de daños.

Entre los factores que dificultan el ejercicio de cuantificación de daños en las reclamaciones ante los tribunales, los participantes en la consulta destacan el acceso a los datos y la caracterización de los mercados y sectores.

Las respuestas señalan varias áreas en las que podría mejorarse el documento sometido a consulta. Aunque no son las únicas, se destacan las siguientes:

  • El lenguaje empleado es, en ocasiones, demasiado técnico para el público no especializado (especialmente, en el anexo econométrico).
  • La guía debería abstenerse de valorar cuestiones jurídicas que no están todavía fijadas por la jurisprudencia.
  • Sería deseable incluir ejemplos prácticos y definiciones de conceptos económicos que pueden ser desconocidos por los jueces y tribunales.
  • Los participantes sugieren varios puntos que se deben desarrollar: la importancia del acceso y tratamiento de los datos, la repercusión del daño (en inglés, passing-on), el abuso de posición de dominio o los métodos de cálculo de los intereses para la actualización del daño, entre otros.

¿Y ahora qué?

En estos momentos, estamos analizando todas las contribuciones recibidas y manteniendo sesiones de trabajo con diferentes participantes en la consulta, para clarificar algunas cuestiones que nos han planteado.

En los próximos meses, seguiremos trabajando en una nueva versión del borrador de Guía y os informaremos de los nuevos hitos a través de nuestros canales de comunicación habituales.

Si deseáis enviarnos información adicional sobre la Guía, podéis hacerlo a través de la dirección de correo electrónico dp.sae@cnmc.es, con el asunto “Guía de daños”.

Comparte esta noticia en tus redes