• Todavía quedan contadores electromecánicos, no todos son “inteligentes”

     • septiembre 12, 2019 • Energía, General • 2 Comentarios

    El 98% de los contadores inteligentes implantados en España actúan de manera inteligente, es decir, están integrados en los sistemas de telegestión de las empresas distribuidoras. Así está reflejado en el Informe sobre la efectiva integración de los contadores con telemedida y telegestión de consumidores eléctricos con potencia contratada inferior a 15KW (equipo de medida tipo 5) en el año 2018 y que hoy publicamos (IS/DE/002/19).

    Cortesía Gerd Altmann en Pixabay.

    Si a finales de 2018 había 28.524.254 contadores en nuestro país, casi 28 millones (el 98,14%) eran inteligentes y estaban integrados; en cambio, a esa fecha aún quedaba poco más de un 1% de contadores que aún no habían sido sustituidos y eran electromecánicos.

    A continuación, puedes ver la evolución mensual del número de contadores tipo 5 integrados en el sistema de telegestión el último día del mes que se informa y el porcentaje del crecimiento de equipos integrados durante al año 2018:

     

    ¿Y qué dice la normativa Comunitaria al respecto?

    La Directiva 2009/72 de Electricidad establece que el 80% de los consumidores deberían contar con contadores inteligentes en 2020, una cota que en España ya se superó a 31 de diciembre de 2018 con un 99,06% de los contadores tipo 5 sustituidos (lo contamos en este Informe sobre el cumplimiento del último hito del plan de sustitución de contadores).

    CCH – Curvas de Carga Horaria ¿y eso para qué sirve?

    Lo hemos contado muchas veces en nuestro blog.  Las CCH sirven de base para la facturación de la energía en el mercado de aquellos puntos de suministro tipo 5 y que ya están integrados en el sistema de telegestión. Los distribuidores tienen la obligación de poner a disposición de los comercializadores las curvas de consumo horario.

    Durante 2018 las distribuidoras emitieron facturas con curva de consumo horario (CCH) en aproximadamente un 98% de los suministros con contador integrado en términos medios, lo que ha supuesto una mejora cercana a un punto porcentual respecto a la media registrada en 2017. No obstante, el grado de emisión mensual, osciló entre valores mínimos del 91% y máximos del 100%.

    ¿Cada cuanto miden los contadores inteligentes en la Unión Europea?

    Nuestro informe también recoge una comparativa sobre la frecuencia de medida de los contadores inteligentes en la Unión Europea en 2017. En España, los contadores tipo 5 registran el consumo de energía cada hora, igual que lo hacen en Estonia, Finandia, Noruega y Suecia. Sin embargo, de los 21 Estados miembros que en 2017 habían iniciado la sustitución de contadores, la mayor parte (un total de 13) ha optado por un intervalo de medida de 15 minutos.

    Mira este gráfico con la frecuencia de medida de los contadores inteligentes en la Unión Europea en 2017.

    Fuente: Elaboración propia de la CNMC con datos del Market Monitoring Report ACER-2017.

    Sin embargo, no hay que olvidar la Directriz sobre el Balance Eléctrico que supone el cambio del periodo actual de liquidación de desvíos (60 minutos) a 15 minutos, lo que requerirá modificaciones en los sistemas de información que reciben y procesan dicha información. El plazo para dicho cambio finaliza el 18 de diciembre de 2020, aunque existe la posibilidad de solicitar una excepción temporal como máximo hasta el 1 de enero de 2025.

    2 Respuestas a Todavía quedan contadores electromecánicos, no todos son “inteligentes”

    1. Sergio
      septiembre 13, 2019 at 19:47

      España tendría que renovar la mayoría y bajar el precio de la luz si pudiera ser.

    2. Comunidad vecinos
      septiembre 16, 2019 at 9:09

      En nuestro bloque de ocho viviendas nunca habiamos tenido problemas con el suministro eléctrico de las zonas comunes, ! aunque el contador no era inteligente !. Los problemas surgieron este verano con el cambio a contador inteligente; empezaron los cortes de luz con el consiguiente bloqueo del ascensor y la llamada a la empresa mantenedora para desbloqueo (con su factura cada vez que iban), la imposibilidad de usar el ascensor durante casí un mes ante el riesgo de romper el motor con tanto corte de luz, los trámites y esperas ante la compañia eléctrica, o la comercializadora, que uno ya no sabe con quien trata – y así nos tratan, por que nadie tiene la culpa ni la responsabilidad de nada.

      Resultado: factura de la luz más cara a partir de ahora sumado al coste de cambio de contrato al que nos obligaron. Todo muy inteligente – para algunos – es de suponer.

      Y dentro de unos meses adaptación de 60 a 15 minutos, ¡ pues algunos se estarán frotando las manos !. Está claro quién volverá a pagar este cambio.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *