El año pasado cerraron más de 140 centrales de cobre de Telefónica y, según las previsiones, en 2024 ya superarán las 1.200. Aquí puedes consultar el listado de las más de 1.200 centrales cerradas o en proceso de cierre y así está el mapa:

Fuente: CNMC

Fuente: CNMC

¿Por qué cierran las centrales?

El despliegue de la nueva red de fibra óptica (FTTH) trae consigo abandonar progresivamente la tradicional red de cobre y cerrar alguna de estas centrales, pues ya no son necesarias, al prestarse servicio a los usuarios desde un menor número de centrales. Telefónica tiene interés en cerrar una central de cobre si los usuarios del área atendida por la central son servidos por tecnologías alternativas (como FTTH), ya que así deja de tener que mantener la red de cobre en esa área, reduciendo así sus costes. Ahora bien, dado que Telefónica tiene una obligación de acceso a su red, este cierre tiene un impacto sobre los operadores y por ello se regula este proceso en los análisis de mercados de banda ancha.

¿Cómo va el proceso de cierre?

Pues los últimos datos publicados en nuestra web indican que ya hay más de 1.200 centrales de cobre que han notificado su cierre, entre centrales pequeñas, con pocos pares de cobre, y en las que no hay operadores coubicados (es decir, con equipos propios instalados en esas centrales), y centrales mayores, con operadores coubicados.

Geográficamente se reparten así:

Fuente: CNMC

Fuente: CNMC

Si quieres saber más sobre este proceso, en el blog hemos hablado de ello:

Adiós al cobre: el turno de la central de Barcelona/Catalunya

Adiós al cobre: 140 centrales de Telefónica han cerrado en 2018

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •