La CNMC ha fijado unos precios definitivos a los que Vodafone y Orange podrán acceder al tramo de fibra óptica de Telefónica que transcurre por el interior de los edificios. Estos precios para Orange y Vodafone son los mismos que Telefónica ha pactado en su despliegue conjunto con Jazztel y tienen carácter retroactivo.

Fibra óptica en los edificios

Despliegues simétricos… y otras simetrías. Foto cortesía de Rafa G.

*** Escrito por Cristina Ramon

Recordaréis que en julio de 2013, Vodafone y Orange alcanzaron un acuerdo con Telefónica para acceder al último tramo de la red de fibra óptica y solicitaron a la CNMC (entonces la CMT) que fijase los precios del acuerdo. La CNMC fijó entonces unos precios cautelares, que eran entre un 18% y un 24% más bajos que los precios inicialmente ofrecidos por Telefónica.
Los precios definitivos para Orange y Vodafone son un 34% inferiores que las tarifas propuestas por Telefónica en un primer momento.

Acuerdos para despliegues conjuntos

Telefónica y Jazztel acordaron en octubre de 2012 desplegar conjuntamente y de forma simétrica una red de fibra óptica para 3 millones de hogares (1,5 millones cada operador).
Por su parte, en marzo de 2013, Vodafone y Orange pactaron un despliegue conjunto de fibra óptica para alcanzar 3 millones de hogares en 2015 y 6 millones en 2017.

¿Por qué es un obstáculo el tramo de fibra en el edificio?

Para contestar a esto hay que empezar distinguiendo entre edificios con ICT (infraestructuras comunes de telecomunicaciones) y edificios sin ICT.
Los edificios construidos a partir de 1998 han de contar con espacios para colocar los equipos y los cableados de las operadoras de telecomunicaciones. Así que en estos edificios no hay problemas de espacio para que más de un operador haga un despliegue de fibra óptica.
En los edificios más antiguos, sin ICT, hay que buscar espacios para desplegar la red como, por ejemplo, garajes, patios, huecos de ascensor o simplemente la fachada.
Es en estos edificios sin ICT en los que existe el riesgo de que el primer operador que llegue y despliegue fibra se convierta en el único, es decir, que se cree un «monopolio local» en el interior del eficio y que los vecinos no puedan contratar acceso a internet de fibra óptica con un operador distinto.

Obligaciones simétricas en edificios

Fuente: CNMC

Para evitar esto, la CNMC aprobó en febrero de 2009 obligaciones simétricas: el primer operador que despliegue su red de fibra óptica en el interior de un edificio debe atender las solicitudes razonables de acceso de otros operadores.
Por si os lo preguntáis, el 80% de los edificios en España no cuentan con ICTs.

Datos sobre el despliegue de FTTH en España

El año 2013 se cerró con 6,1 millones de accesos de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) instalados. De estos, están en activo casi 700.000 (febrero 2014). Podéis consultar más estadísticas en el portal CNMCData.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •