La verdad es que llevábamos tiempo dando vueltas a esta idea y por fin ha visto la luz. Acabamos de publicar la guía “Los beneficios de la competencia para los consumidores: preguntas y respuestas”. En ella respondemos a una serie de preguntas frecuentes para explicar por qué es necesario que exista la competencia entre las empresas que ofrecen sus productos y servicios. La competencia ayuda a que los mercados funcionen y beneficia a los consumidores.

“Guía sobre los beneficios de la competencia para los consumidores: preguntas y respuestas”.

La Guía se apoya, además, en infografías y vídeos didácticos que están “colgados” en YouTube y en la web

Os dejamos 5 preguntas para que os animéis a descubrir nuestra Guía.

1. ¿Qué es la competencia y por qué nos beneficia a todos?

La competencia es una forma de organizar nuestros mercados: hay competencia cuando los consumidores pueden comparar y elegir entre las ofertas de varias o muchas empresas. Para el consumidor, esto se traduce en que las empresas tendrán que esforzarse si quieren que elijamos su producto frente al de sus rivales.

Existen distintas posibilidades para que las empresas compitan por atraer consumidores: bajar el precio, ofrecer un mejor servicio, un producto novedoso o mejorar su calidad. Todo ello, como es lógico, redunda en beneficio del consumidor. Estas dinámicas, tal como explicamos en la guía, favorecen especialmente a los usuarios más vulnerables.

Además, la competencia tiene beneficios más profundos sobre la economía: permite que las empresas compitan en igualdad de condiciones, sin privilegios injustificados, y también mejora la competitividad, la innovación, la calidad de los servicios públicos y nuestra capacidad de crear empleo.

2. ¿Por qué hay algunas empresas que prefieren que no haya competencia? ¿Qué hacen ese tipo de empresas?

A algunas empresas les preocupa que surjan competidores que ofrezcan precios más baratos, productos novedosos o de más calidad. Por eso, en algunos casos, recurren a estrategias fraudulentas para evitar competir con esas nuevas empresas. Por ejemplo, compañías asentadas en el mercado pueden preferir mantener su “statu quo” y “compincharse” con otras para pactar subidas de precios, dejar de invertir o, simplemente, para no lanzar nuevos productos ni mejorar la calidad.

Estas conductas están prohibidas por la Ley de Defensa de la Competencia, y pueden dar lugar a multas de hasta el 10% de los ingresos de la empresa, además de otras sanciones.

3. ¿La CNMC juega algún papel para evitar estas situaciones?

La CNMC es la Autoridad Nacional de Competencia en España y, entre otros objetivos, tiene la misión de perseguir a los que infringen las normas de competencia. Las autoridades de competencia (ver apartado 4 de la Guía) tienen la potestad de perseguir y sancionar a las empresas que cometen conductas perjudiciales para la competencia.

Las principales herramientas de la CNMC son: la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia y, al igual que los otros Estados miembros de la Unión Europea, el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

Solo con nuestra actividad sancionadora hemos ahorrado a los consumidores españoles ¡más de 1.100 millones de euros entre 2011 y 2019!

4. ¿Algún caso real de empresas que hayan infringido las normas de competencia?

En la Guía hemos sintetizado varios. Leyéndolos se entiende muy bien cómo actúan las empresas que cometen estas infracciones; por ejemplo, hablamos del “cártel de los sobres”, del caso de la SGAE y su abuso de posición de dominio en la gestión derechos de autor de conciertos, y de otros tantos.

5. ¿Defender la competencia significa abogar por que no haya regulación? ¿Cuándo y cómo se debe «regular»?

En absoluto; no se trata de eso. Al contrario, defender la competencia significa defender una regulación que esté bien hecha. La regulación es particularmente importante en algunos sectores en los que existen fallos de mercado o cuando hay razones imperiosas de interés general. En esos casos, la intervención de los poderes públicos está justificada, aunque restrinja la competencia, pero siempre deberá ser una intervención bien diseñada, lo que implica que tiene que ser necesaria, proporcional y no discriminatoria. De hecho, aludimos a casos prácticos en los que gracias a la regulación los mercados han pasado a desarrollarse en un régimen de competencia (telecos, ferroviario, etc).

Muchas más preguntas y respuestas

Puedes descargarte la guía aquí: Acceso a la “Guía de Competencia para Consumidores” y ver los vídeos que incluye a través de nuestro canal de YouTube.

Además, te recordamos que tu colaboración nos puede resultar de gran utilidad para hacer nuestro trabajo.

Colaboración ciudadana y CNMC

Si tienes información relevante sobre infracciones de competencia, puedes colaborar con nosotros aportando dicha información a través de tres canales de colaboración diferentes:

  1. uno telefónico (671483741),
  2. un buzón de correo electrónico (buzoncolaboracion@cnmc.es) y
  3. un canal completamente anónimo (SICA)

Si se trata de una denuncia formal, puedes presentarla a través del siguiente enlace. 

Otra forma de colaborar con nosotros es participando en  nuestras consultas públicas.

También puedes sugerirnos temas o ámbitos en los que te gustaría que trabajáramos . Para ello contamos con el «Apartado de sugerencias al Departamento de Promoción«.

Y si quieres conocer mejor nuestro día a día y mantenerte informado, puedes consultar nuestra página web (www.cnmc.es), nuestro blog (blog.cnmc.es), o seguirnos a través de las redes sociales (en Twitter: @CNMC_ES, en LinkedIn o en nuestro canal de YouTube).

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •