¿Qué ocurre durante el estado de alarma con la portabilidad fija y móvil?

¿Cómo se recuperará la normalidad?

Aquí os recordamos datos al respecto que confirman los cupos establecidos hace unas semanas y empiezan a pincelar cómo va a ser la desescalada de la portabilidad.

Cambiar de operador en tiempos de pandemia
Cambiar de operador en tiempos de pandemia. Foto en Pixabay

En todo este proceso juegan un papel muy importante los cupos y las plataformas de portabilidad centralizadas. Estos conceptos son básicos para entender lo que estamos viviendo, así que nos ponemos en plan didáctico para explicártelo:

Entre plataformas anda el juego

En el ámbito de la portabilidad móvil, la plataforma centralizada de soporte de los procedimientos administrativos entre operadores se denomina Nodo Central. La responsable de su gestión es la Asociación de Operadores para la Portabilidad Móvil (AOPM). Esta entidad agrupa a los operadores con recursos de numeración móvil con obligación de portabilidad (tanto operadores de red, como operadores móviles virtuales en sus dos modalidades: completos y prestadores de servicio).

En el ámbito de la portabilidad fija, la plataforma centralizada se denomina Entidad de Referencia. La gestión es responsabilidad de la Asociación de Operadores para la Portabilidad (AOP). Esta entidad  engloba a los operadores con recursos de numeración fija con obligación de portabilidad (operadores con numeración geográfica, de tarifas especiales y numeración personal).

Es muy importante señalar que las solicitudes de portabilidad que se cursan a través de las citadas plataformas de portabilidad centralizadas -Nodo Central en móvil y Entidad de Referencia en fija- no incluyen información que permita distinguir si es necesario el desplazamiento del cliente o del técnico al domicilio del cliente. Esto significa que no existe un mecanismo o procedimiento que permita saber  si las portabilidades requieren de desplazamiento o no.

¿Y qué pasa con los cupos?

La existencia de los cupos o límites diarios de solicitud (25% del cupo por operador en móvil y 50 portabilidades al día en fija) tiene una motivación puramente técnica.  Se trata de evitar que un operador de forma sorpresiva pueda diera solicitar un número de portabilidades que pudiera poner en riesgo tanto el rendimiento del nodo central como la capacidad del operador donante de gestionar dicho volumen de solicitudes.

Además, tal y como acabamos de comentar, con la información que llega a las plataformas centralizadas no podemos saber si el desplazamiento es necesario o no. En la portabilidad fija este punto es clave. Y es que casi 8 de cada 10 clientes españoles tienen contratos convergentes, es decir que su contrato tiene fijo y móvil vinculados. La CNMC entiende que, por este motivo, está justificado establecer un límite técnico transitorio por operador de 50 portabilidades al día.

Por cierto, si eres de los que piensas que una imagen vale más que mil palabras, dale al play y consulta estos vídeos sobre el proceso de portabilidad que realizamos hace un tiempo:

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •