La fibra se ha colado con fuerza en todos los discursos a raíz de la crisis del coronavirus y del confinamiento obligado en casa. Día sí, día también, hablamos de la importancia de las telecomunicaciones, del estrés al que están sometidas las redes… Se habla del despliegue de fibra óptica a todas horas, así, en general, como una opción tecnológica única. Pero a lo que llaman fibra a secas, vamos a ponerle nombre y apellido y ordenar las diferentes siglas que definen las tecnologías de este mercado: FTTX, FTTB, HFC … ¿quién es quién?

Foto en Pixabay
Despliegue de fibra. Foto en Pixabay.

xxxxxxxxxxxxxx

Las redes de fibra óptica se denominan con las siglas FTTx. La letra que sustituye a la “x” es la que determina la configuración que se ha utilizado.  Así, encontramos: FTTH – Fiber-to-the-home ; FTTB – Fiber-to-the-building ; FTTN – Fiber-to-the-node o FTTC – Fiber-to-the-cabinet.

 

La diferencia está, principalmente, en la distancia entre la fibra óptica y el usuario final. En este gráfico puedes verlo: el edificio de la izquierda es el operador y el de la derecha uno de los edificios servidos por este operador.

despliegue fibra

 

FTTH, la estrella

Fiber to the home (Fibra hasta el hogar) o FTTH es básicamente un hilo de material transparente por el que se envían pulsos de luz que representan los datos binarios a transmitir. ¿Su ventaja? La fibra FTTH llega directamente al punto en el que se ha contratado el servicio (nuestro salón, por ejemplo), lo que proporciona una conexión a Internet más rápida, y una conexión más fiable y segura. Tiene una muy alta capacidad de transmisión de datos y, por el contrario, muy baja atenuación (es posible desplegar enlaces de muchos quilómetros con poca pérdida de señal).

Es la conexión estrella en España: a finales de 2019 había en España 10,2 millones de líneas de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) activas.

Este tipo de despliegue no es tan frecuente en otras zonas de Europa, donde se tiene más presencia la arquitectura FTTB (Fiber to the building o fibra hasta el edificio), una solución mixta que permite un despliegue más económico pero también menos potente, ya que el último tramo de red consta de cables de cobre.

xxxxxxxxxxx

HFC, el cable coaxial, el gran desconocido 

Las redes HFC (Híbrido Fibra Coaxial) combinan cables de cobre y fibra óptica. Incorporan fibra óptica pero ésta no llega hasta tu hogar; antes de llegar, se utiliza un cable coaxial que se distribuye por todas las casas. Así, su velocidad no es tan elevada como la de las redes de FTTH. El estándar más utilizado en redes de cable coaxial es el conocido como Docsis 3.0.

La tecnología HFC es la que ofrecen en España compañías como Euskaltel.

 A final de 2019 había en España 2,24 millones de líneas de HFC activas.

  

A falta de pan…

No queremos olvidarnos de las conexiones DSL. En España aún quedan 2 millones y medio de líneas DSL activas, aunque esta tecnología se sigue abandonando. En 2019, se cambiaron 1,2 millones de líneas DSL en favor de las de FTTH. Toda una mejora.

En el caso de las líneas con esta tecnología se parte de una menor velocidad de conexión (que se hace más palpable cuanto más lejos nos encontremos de la central telefónica).

En diciembre de 2019, el reparto de tecnologías en España estaba así:

mmmmmmmmm

Por cierto que, a pesar de que algunos aspectos hayan quedado desactualizados con el paso del tiempo, te invitamos a ver este vídeo que realizó la CNMC explicando precisamente cómo llega Internet a nuestras casas:

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •