En España, el transporte regular escolar y laboral se realiza mayoritariamente a través de autocares, mientras que el transporte sanitario se realiza principalmente a través de ambulancias. Sin embargo, en zonas rurales y con menos densidad de población, las licitaciones públicas para el transporte el transporte escolar, laboral y sanitario permiten la concurrencia de turismos, aunque las diferencias entre lo que hacen unas Administraciones públicas y otras son notables. Hace unos días publicamos un informe al respecto analizando estas situaciones.

El informe de la CNMC analiza concursos públicos para el transporte sanitario no asistido ni urgente, Foto cortesía de Pixabay

La principal recomendación de la CNMC es que las Administraciones públicas no deben restringir la participación en los concursos de ninguno de los operadores que están legalmente capacitados para prestar el servicio. La CNMC ha analizado alrededor de 50 licitaciones públicas de los últimos años, en varias comunidades autónomas, y os queremos mostrar ahora con ejemplos algunas de las limitaciones que hemos encontrado.

Con los siguientes ejemplos, veréis las ventajas y los inconvenientes de limitar la participación de empresas en las licitaciones:

Transporte escolar y ahorro en los concursos

Ahorros de hasta el 18% en el País Vasco
En el transporte escolar, nos llamaron la atención algunas diferencias en los concursos de País Vasco y Asturias (páginas 11 a 14 del informe). 

Al analizar estos concursos, hemos visto los efectos positivos de la presión competitiva. Así, vemos que cuando se presentan más empresas (agentes) a un concurso, generalmente, el ahorro medio que se genera en la licitación es mayor.

  • En el País Vasco, los concursos permiten que se presenten tanto Vehículos de Transporte con Conductor (VTC) como taxis. En un concurso para el curso escolar 2017-18, participaron, en media, casi 3,50 participantes por lote y la rebaja media del precio ofertado fue de casi el 18%. En otro concurso para el curso 2018-19, participaron 2,32 oferentes por lote en media y se logró un ahorro cercano al 16%.

Restricciones en el Principado de Asturias

  • Por el contrario, en Asturias, la normativa autonómica limita la participación de vehículos VTC y exige licencias locales de transportea los taxis. En los concursos que analizamos, observamos que ello restringió la participación de los operadores, reduciendo el ahorro para las arcas públicas. En las licitaciones del año 2018 de los concejos de Grado, Lena, Llanes y Cangas de Onís, Santa Eulalia de Oscos y Somiedo, solamente se presentó un operador por lote y no se obtuvo ninguna rebaja sobre el precio de salida. En otro concurso en 2018 en el concejo de Oviedo, todos los lotes fueron adjudicados al único licitador que se presentó, y el ahorro medio solo llegó al 2%.

Transporte de trabajadores y la prohibición de VTCs

En el transporte laboral, es decir, de trabajadores públicos a sus centros de trabajo, analizamos 7 licitaciones en Asturias, Castilla y León, Cataluña, Galicia, Madrid, C.F. de Navarra y Valencia (páginas 23 y 24).

En estas licitaciones, se restringía la participación de los VTC (vehículos de transporte con conductor) en algunos de los pliegos de las licitaciones analizadas. En nuestro análisis detectamos una escasa presión competitiva, con una media de 1,57 oferentes por lote y ofertas ganadoras muy próximas al presupuesto base.

  • En 3 de los concursos analizados (Madrid, Navarra y Valencia) solamente se presentó un licitador.
  • En 4 de las licitaciones examinadas (Castilla y León, Cataluña, Madrid y Navarra) no se obtuvo ninguna rebaja sobre el precio de salida.

Transporte sanitario sin ambulancias

Otro sector que analizamos en el informe fue el transporte sanitario no asistido ni urgente. Es decir, aquel en el que el médico considera que no se dan riesgos para la salud del paciente que justifiquen un medio de transporte especializado (ambulancia).

Aunque la normativa estatal no prohíbe que estos servicios se presten en vehículos distintos de las ambulancias, y algunas normativas autonómicas lo permitan expresamente, hemos encontrado licitaciones en Cantabria y en Murcia donde solo se permite la participación de ambulancias (página 30).

En otros casos, hemos encontrado restricciones a la participación de vehículos VTC en la regulación (Andalucía, Galicia y Castilla-La Mancha) o exclusiones de facto a través de convenios de colaboración con los taxis (Madrid) (página 29). También a través de licitaciones públicas. Por ejemplo:

  • En un concurso en Illes Balears del año 2018 únicamente se permitía participar a los taxis. En consecuencia, solo se presentó un operador y no se obtuvo ninguna rebaja sobre el precio de salida.

Recomendaciones de la CNMC a las Administraciones

Por todo ello, el informe de la CNMC realiza recomendaciones específicas para evitar estas situaciones e impulsar una reforma de las normas que afectan a los citados servicios de transporte. En concreto:

  • No discriminar entre taxis y VTC
  • No exigir una licencia local de transporte
  • No imponer un tipo de vehículo en función del número de pasajeros de la ruta
  • Aclarar la regulación del transporte sanitario no asistido y no urgente (programado)
  • Establecer una duración de las licitaciones que no resulte excesiva en función de las inversiones que tengan que realizar los operadores.

(PRO/CNMC/002/19)

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •