• El Buen Gobierno y la CNMC (II)

     • octubre 2, 2015 • CNMC • 0 Comentarios

    0 Flares 0 Flares ×

    La complejidad de la misión de la CNMC plantea importantes cuestiones desde la perspectiva de buen gobierno. Su análisis difiere del clásico aplicado a empresas por dos razones:

    1. muchos de los elementos propios de buen gobierno vienen impuestos a título normativo (externo e interno)[Véase Ley 3/2013, de 4 de junio, de creación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, RD 657/2013, de 30 de agosto, por el que se aprueba el Estatuto Orgánico de la CNMC, Reglamento de Funcionamiento Interno de la CNMC, Instrucciones internas del Presidente, Procedimientos de funcionamiento interno]
    2. por la propia actividad de la CNMC, que afecta a sectores globales de carácter estratégico (energía, telecomunicaciones, transporte, etc.…)

    En este segundo post nos centraremos en reconocer los elementos de buen gobierno que lleva implícitos la estructura de gobierno de la CNMC.

    Sala del consejo de la CNMC

    A las reuniones del consejo de la CNMC no pueden asistir ni los miembros del Gobierno ni los altos cargos de las Administraciones Públicas. Foto: CNMC

    ¿Cuál es la estructura de gobierno de la CNMC?

    1. Órganos de gobierno.

    La CNMC tiene dos órganos de gobierno: un presidente y un consejo formado por diez miembros elegidos por el Parlamento. El mandato de los miembros del Consejo es de seis años sin posibilidad de reelección. Su independencia acarrea la prohibición de aceptar o solicitar instrucciones del Gobierno, de las Administraciones Públicas y de los agentes del mercado. Tienen dedicación exclusiva y están sometidos a un estricto régimen de incompatibilidades durante el mandato y los dos años posteriores [Artículo 22 de la Ley 3/2013, de 4 de junio, y Ley 3/2015, de 30 de marzo, reguladora del ejercicio del alto cargo de la Administración General del Estado]. El Consejo se configura como el órgano colegiado de decisión de la Comisión . A las reuniones del consejo no pueden asistir ni los miembros del Gobierno ni los altos cargos de las Administraciones Públicas.

    2. Órganos de dirección.

    La CNMC dispone de cuatro direcciones de instrucción (Competencia, Energía, Telecomunicaciones-Sector Audiovisual y Transportes- Postal) y una de promoción de la competencia. Se prevé un régimen de incompatibilidades para potenciar su independencia de las empresas. Las funciones de instrucción se ejercen con independencia del Consejo (son responsabilidad del Director) lo que supone una garantía adicional para los operadores, en especial en los procedimientos sancionadores. Corresponde al Presidente promover la coordinación entre las Direcciones.

    3. Órgano de control interno.

    Para obtener un gobierno corporativo apropiado es necesario un buen sistema de control interno que, a su vez, realice una buena gestión del riesgo. La misión del órgano de control interno de la CNMC es verificar que todas las actuaciones llevadas a cabo en el seno de la Comisión se realizan de forma que se asegure un adecuado nivel de cumplimiento, eficacia y eficiencia en la consecución de sus objetivos y que se ejercen sus funciones y competencias de acuerdo con los principios de imparcialidad, objetividad e independencia y evitar la producción de conflictos de intereses.

    Una vez al año elabora un informe sobre adecuación de las decisiones de los órganos de gobierno a la normativa procedimental aplicable que, unido a la memoria, es remitido al congreso de los Diputados.

    ¿Dónde aparecen los elementos de buen gobierno?

    Principios básicos
    • Independencia. Miembros nombrados por el Parlamento y prohibición de aceptar o solicitar instrucciones exógenas
    • Búsqueda del interés público frente al personal. Incompatibilidades (independencia de las empresas y del gobierno)
    • Imparcialidad y Objetividad. Sistema de acuerdos colegiado
    • Dedicación al servicio público. Incompatibilidades
    • Eficacia y Eficiencia. Aseguradas por el órgano de control interno
    Principios éticos
    • Satisfacción de los intereses generales
    • Evitar conflictos de interés.
      Que el interés general prevalezca sobre el particular; ausencia de privilegios en negocios privados; prohibición de privilegios o tratos de favor. De todo ello se ocupa el órgano de control interno
    Principios de conducta
    • Dedicación plena
    • Legalidad en las actuaciones
    • Proporcionalidad en la toma decisiones
    • Rendición de cuentas al Parlamento y sometimiento jurisdiccional a los tribunales de Justicia
    • Asunción de responsabilidad (sin derivarla en los subordinados)

    Y ¿en qué se traduce estos elementos de buen gobierno?

    • En un marco de actuación predecible.
    • En una elevada garantía de seguridad jurídica.
    • En una ausencia de oportunismo regulatorio.
    • En una alineación de las actuaciones de la CNMC con el interés general

    En el siguiente post examinaremos más principios de buen gobierno corporativo y lo haremos en relación con las actuaciones de la Organización.

    Lee la primera parte: “El Buen Gobierno y la CNMC (I)”

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *