Con el fin de mejorar la información y hacer más transparentes los datos que los clientes de telefonía reciben en sus facturas periódicas, AGCOM (el regulador italiano que se ocupa de las telecomunicaciones, entre otras materias) ha lanzado una consulta pública. Hasta aquí todo dentro de lo habitual, pero…

Algunas formas de envío, se quedan anticuadas... Foto tomada de Flickr, cortesía de Scorpions and Centaurs.

Algunas formas de envío se van quedando anticuadas… Foto tomada de Flickr, cortesía de Scorpions and Centaurs.

el caso es que leyendo el documento, hemos visto algunas diferencias significativas entre la información de que disponen nuestros vecinos en sus facturas y  lo que es habitual por aquí. Por ejemplo, ellos tienen especificado en sus recibos un código que les permite hacer la portabilidad numérica. Además, si la propuesta de Agcom llega a buen puerto, en el futuro recibirán sus facturas únicamente por medios electrónicos. Eso sí, en caso de que opten por el envío por carta, deberán correr con los gastos.

Estas son las principales medidas de la consulta pública:

1) Bolleta 2.0″, le llaman. AGcom considera necesario simplificar todo el tema de las facturas. En la consulta propone introducir la bautizada como «factura 2.0». Así, el cliente solo recibirá su información de consumo por medios electrónicos. En el caso de que desee recibir la factura en papel, deberá pagar los gatos de envío.
Esta medida tiene su otra versión. Agcom apuesta también por simplificar el envío de las reclamaciones por parte de los usuarios. Para ello,  los operadores deberán disponer de una serie de canales, como el correo electrónico no certificado, comunicaciones a través de la web, y, opcionalmente, aplicaciones o perfiles en redes sociales para ello.
2) Mejoras en el la información sobre el código de la portabilidad:

«Algunos operadores han indicado que sus competidores no publican el código de «portabilidad» o, si lo hacen, es de forma por clara».

«… las facturas enviadas por los operadores a sus clientes no son entre sí ni uniformes, ni comparables ni fácilmente inteligibles a primera vista».

Agcom expresa así las quejas de clientes, asociaciones de consumidores y de los propios operadores, que se quejan ante la falta de transparencia a la hora de incluir en los recibos de teléfono el código que permite al usuario cambiarse de compañía, osea el código de la portabilidad. (Como veis, el sistema italiano no tiene nada que ver con el español, ya que nosotros aquí en nuestras facturas no tenemos este tipo de código que permite los intercambios).

El regulador italiano para solucionar el problema apuesta por intervenir e incluir una forma común para que todos los operadores incluyan este código en una zona claramente identificable de la factura.

3) Velocidades mínimas de subida y bajada, especificadas en la factura.
Esta información es esencial para mejorar la transparencia. En las ofertas y en los anuncios publicitarios, los operadores en Italia ya tienen la obligación de indicar la velocidad mínima garantizada de subida y de bajada. Ahora el regulador propone extender esta obligación a las facturas.

Además, el cliente podrá evaluar cómo está está funcionando su conexión, ya su compañía deberá recordarle que  puede medir la calidad de su conexión con un software específico que Agcom ofrece desde hace tiempo a los usuarios de Internet. Ese programa es una herramienta que se creó como parte del Proyecto Misura Internet, y ofrece un certificado de velocidad oficial con el que el cliente puede luego reclamar a su operador si la velocidad ofertada no se corresponde con las características reales de su conexión.

4) Más medidas…
El resto de las medidas que plantea Agcom tienen que ver con propuestas para facilitar el desglose de los conceptos del consumo y aspectos sobre el pago a través del móvil.

Si os animáis con el italiano, la consulta está disponible en la web de Agcom, en este siguiente enlace.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •