Aunque los consumidores cambiamos menos de compañía de luz o gas que de compañía de móvil o Internet, los datos del Panel de hogares indican que este proceso de cambio nos resulta mucho más sencillo en el sector energético.

¿En movimiento para buscar el cambio? Foto en Pixabay

De hecho, en 2020, el 94% de los usuarios encontraron fácil, bastante fácil o muy fácil cambiar de suministrador eléctrico. En cuanto al cambio de compañía de gas, el porcentaje de usuarios que describió el proceso como fácil, bastante fácil o muy fácil fue de casi el 90%.

Si nos fijamos en los cambios de operador en el sector de las telecomunicaciones fijas, el proceso se define como difícil o muy difícil para casi un 19% de los usuarios que cambiaron de compañía de telefonía fija y para un 16,7% de los que hicieron lo propio con la banda ancha fija.

Conseguir un mejor precio fue la principal razón para cambiar de compañía en todos los sectores.

Razones para el cambio de proveedor de electricidad o gas natural (porcentaje de hogares, IV-2020). CNMC

Y, ¿por qué no cambiar de operador?

Entre los usuarios de electricidad y gas natural que se mantuvieron fieles a sus compañías en el último año, casi el 40% consideraron que las ofertas de otros suministradores no les iban a suponer un ahorro en la factura. Fue la razón más esgrimida para no cambiarse de proveedor de estos servicios.

En el caso de las telecomunicaciones fijas, este porcentaje rondaba el 25%.

Un 13% de los clientes que no se cambiaron de proveedor creyeron que el cambio es difícil y puede ser problemático.

Razones por las que no cambiaron de proveedor en los últimos doce meses (porcentaje de hogares, IV-2020). CNMC

Todos los datos están aquí:

 

 

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •