• El monopolio del taxi en Málaga y Córdoba genera unas pérdidas para los consumidores de más de 6,9 millones de euros al año

     • enero 28, 2016 • CNMC, Competencia • 23 Comentarios

    3 Flares 3 Flares ×
    El monopolio del taxi en Málaga y Córdoba genera unas pérdidas para los consumidores de más de 6,9 millones de euros al año

    Foto cortesía de Emanuele

    La CNMC ha estimado que la existencia de un monopolio en el servicio de taxi en Málaga genera una pérdida en el bienestar para los consumidores de 4,4 millones de euros al año. Para la ciudad de Córdoba, las pérdidas estimadas son de 2,5 millones de euros anuales. En el caso de Málaga, si se eliminasen las restricciones de entrada y de precio en el sector del taxi, la reducción en el precio de la carrera sería, como mínimo, de un 10-11%.

    Estas estimaciones económicas son conservadoras, en la medida en que no incorporan otras pérdidas de bienestar derivadas del monopolio, como un mayor tiempo medio de espera para los usuarios o las ineficiencias productivas y dinámicas características de un entorno no competitivo.

    Estos resultados son consistentes con otras estimaciones en la literatura económica, y coherentes con lo que ha ocurrido en otros países en los que se han eliminado las restricciones a la competencia el sector del taxi – como Nueva Zelanda o Irlanda, entre otros –, experiencias que ponen de relieve que tras las reformas se produce una intensificación de la entrada y reducciones considerables en el precio de estos servicios.

    Recientemente, la CNMC interpuso un recurso contra las Ordenanzas del taxi de Málaga y Córdoba, que incorporan una serie de provisiones normativas que configuran un régimen de monopolio en la prestación del servicio de taxi. Este régimen carece de justificación económica y tiene unos efectos muy negativos para el bienestar de los consumidores. Estos recursos han sido admitidos a trámite por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

    El hecho de que los Ayuntamientos de Málaga y Córdoba limiten el número máximo de licencias que pueden operar en la ciudad e impidan que exista una competencia plena el precio de estos servicios reduce la oferta de taxis, eleva los precios y afecta negativamente a la calidad y a la innovación. El efecto final del monopolio del taxi es reducir el bienestar de los consumidores.

    En el año 2015 el número total de licencias de taxi en la ciudad de Málaga ascendió a 1.432. El sector facturó en 2014 44,1 millones de euros. En este gráfico se muestra la evolución del número de licencias de taxi en Málaga:

     

    malaga

    A pesar de que la ciudad de Málaga creció en población y renta desde el inicio de la serie, existe un largo período 1994-2002 en el que el número de licencias no cambia. Algo similar sucede en Córdoba (gráfico más abajo). Existe un largo período 1995-2006 en el que el número de licencias no cambia y permanece inalterado en las 490 licencias, a pesar de la existencia de importantes cambios demográficos y económicos en la zona. Una de las razones que podría explicar esta falta de respuesta de la oferta es la influencia de los operadores establecidos en la conducta de la autoridad competente municipal en relación con la provisión de nuevas licencias. A medida que la demanda se expande pero la oferta permanece fija o no evoluciona de acuerdo con la demanda, los operadores incumbentes se apropian de rentas cada vez mayores, lo que les incentiva a influir en la actuación de la Administración para favorecer y mantener una escasez de licencias totalmente artificial, creada administrativamente. Este comportamiento entraría dentro de los fenómenos de captura del regulador, tan comunes en el sector del taxi de distintos países. Las rentas crecientes se reflejan en un precio muy elevado de las licencias en las transacciones del mercado secundario: por ejemplo, en el año 2015, el valor medio de una licencia de taxi en Córdoba ascendió a 107.914 euros.

     

    cordoba

     

    Aquí tienes más información:

    Informe económico sobre los límites cuantitativos y las restricciones a la competencia en precios en el sector del taxi de la ciudad de Málaga

     Informe económico sobre los límites cuantitativos y las restricciones a la competencia en precios en el sector del taxi de la ciudad de Córdoba

     

    23 Respuestas a El monopolio del taxi en Málaga y Córdoba genera unas pérdidas para los consumidores de más de 6,9 millones de euros al año

    1. Rogelio
      enero 28, 2016 at 17:18

      Según la CNMC no se den donde sacaron ese dato, pero suponiendo cierto. “En el año 2015 el número total de licencias de taxi en la ciudad de Málaga ascendió a 1.432. El sector facturó en 2014 44,1 millones de euros.” cada unidad facturo 30796 Euros al año, si descontamos 1400 de seguro de coche, 3600 de autónomo, 4800 de combustible, impuestos 1000 amortización de coche y mantenimiento, varios 1000. a mi me da 11800 euros de gastos, si descontamos gasto los beneficios son de 18996 euros al año lo que supone después de trabajar 14 horas, 1583 euros mensuales.
      Sin con todo esto les parece una gran rentabilidad para tratar de abaratar un 15% adelante. Seguramente abriendo el mercado a empresas que no declaren impuestos no se den de alta en seguridad social, les será rentable.

    2. jesus González
      enero 28, 2016 at 17:46

      Hacia mucho tiempo que no veia presuntamente tanta manipulación por parte de algun organismo publico
      De donde se sacan ustedes que el taxi es un monopolio?
      Nunca puede ser un monopolio algo que esta formado por autonomos
      Lo que tengo claro es que ustedes presuntamente juegan a favor de multinacionales, que también casualmente se basan em autónomos también, con la diferencia que los autónomos del taxi contribuyen a la riqueza del pais y estas multinacionales nada más que dejan miseria y no pagan impuestos en el pais, acaban en paraisos fiscales

      • Antonio
        febrero 2, 2016 at 9:18

        Yo entiendo que el sector del taxi es un oligopolio porque en este caso la oferta esta artificialmente distorsionada lo cual provoca que, en determinadas circunstancias, los que prestan el servicio capturen rentas extraordinarias. ¿Extraordinarias respecto de qué? Pues respecto de los ingresos que habría en un mercado libre en el que no existan barreras artificiales a la entrada de nuevos agentes.

        Si trasladásemos su filosofía económica a todos los sectores viviríamos en una autarquía como la que tanto éxito tuvo a inicios del franquismo (nótese la ironía). Si cada vez que uso un taxi pago 0,5 euros de más, por decir algo, por el hecho de que es un mercado intervenido del lado de la oferta tengo un euro menos para consumir en otras cosas luego soy un euro más pobre en términos de poder adquisitivo en favor del gremio del taxi (ahora multiplique eso por todos los usuarios del servicio). Si a su vez el gremio del taxi tiene que pagar más por las verduras, las telecomunicaciones y otros servicios si están igualmente intervenidos, de nada le va a servir esa renta que capturo de más porque su poder adquisitivo va a reducirse igualmente si todos los sectores funcionan como el suyo. Por eso yo opino que el resultado si todos los sectores funcionasen como el taxi sería que todos seríamos más pobres en términos de poder adquisitivo. Si no sólo miremos la situación de los países que históricamente se han mantenido al margen del comercio internacional (y por tanto de esas malvadas multinacionales), curiosamente todos están negociando y deseando comerciar con el exterior, que cosas…

        • Rogelio
          febrero 2, 2016 at 17:48

          Comentario demagógico y simplista ya que de partida piensa que los precios bajarían con la competencia y no tiene por que ser así ya que la tarifa intervenida me ofrece mas garantía de precio que el ponga una multinacional que se lleva el 20 % por intermediación
          y que por supuesto lo incrementaría en la tarifa, cosa con el taxi regulado se evita.
          Si trasladásemos su filosofía económica a todos los sectores en el que una empresa por mediar se llevara el 20% de comisión, resulta que yo como consumidor tendría que pagar siempre un 20% mas, con lo cual seriamos mas pobres. todo esto sin contar que esta empresa no paga impuestos, los conductores no pagan seguridad social etc. etc. y a la pobreza generada habría que sumar la mengua de ingresos para el estado con lo que ello conlleva. Seguramente esto lo que están tratando con el TTIP dar todo el poder no solo económico sino también el poder político a las grandes multinacionales.

          • Antonio
            febrero 3, 2016 at 16:12

            “Comentario demagógico y simplista” aplíquese el cuento amigo. Yo le doy datos, desde que Uber opera en Nueva York el precio de los taxis ha bajado hasta un 20% para competir después de años y años de subidas, mira tu que cosas…

            No me ha contestado a una cosa, si denosta las multinacionales y el comercio internacional, imagino que su ideal será la autarquía franquista y los países como Corea del Norte o Cuba (hasta ahora) ¿no? Ellos viven muy felices sin esas malvadas multinacionales. Por supuesto usted no comprará ropa hecha en china ni tendrá un móvil que no sea 100% español, conducirá un coche hecho en España con gasolina española (ánimo si la encuentra) con una compañía de telefonía española y cuando va al supermercado rechaza todo producto extranjero ¿no?

    3. Carmen
      enero 28, 2016 at 20:32

      He leído el informe y parece creado a la medida de UBER, un informe que cuenta solo con los ingresos y no cuenta con los gastos no me parece muy fehaciente, un informe que dice que la tarifa se fija con la intervención de los taxistas, en la que se incluye la compra de la licencia para fijar la tarifa es erróneo, ya que la tarifa la fijan entre otros la comisión de precios del ayuntamiento y las asociaciones de consumidores, teniendo en cuenta los costes de mantenimiento, combustible, ipc, ect. pero en ningún apartado se incluye los costes de la licencia, también solo se tiene en cuenta para justificar el aumento de licencias en el numero de población, omitiendo otros parámetros como son el aumento del transporte publico subvencionado y el aumento del coche particular, también se omite hablar del transporte publico, como otro actor en competencia.
      No habla del empleo que se perderá en el taxi y solo cuenta el empleo precario que generara, empresas como UBER, que se lleva un 20% de comisión de una recaudación ya de por si escasa y no entiendo un organismo publico defendiendo esta empresa prohibida de forma cautelar por el juzgado, ya que no respeta ni la legislación laboral, ni la ley del transporte, ect..
      Realicen un estudio serio y tengan en cuenta la oferta y la demanda……….

    4. MaríaRP
      enero 29, 2016 at 11:33

      Interesante, pero no entiendo por qué el estudio se centra en estas ciudades y no se muestran datos a nivel nacional (con una comparativa entre ciudades/comunidades). Creo que podría aportar más.

      Gracias!

    5. Rogelio
      enero 29, 2016 at 14:35

      Monopolio un sector que en España lo componen 60.000 pequeñas empresas, donde la tarifa y la forma de prestar el servicio lo regula la administración por el bien del consumidor, para garantizar un servicio y un precio adecuado.
      La CNMC miente cuando dice que el precio de la licencia influye en la tarifa, no considerando la compra de la licencia como una inversión que se amortiza en la venta, es como decir que cuando se compran acciones de telefónica influye en la tarifa del teléfono y que no se recupera la inversión con la venta.
      No es aceptable que un organismo publico, quiera que se compita con empresas que están ubicadas en paraísos fiscales evadiendo impuestos, no den de alta al trabajador y no respeten la legislación del país, limitándose a cobrar una comisión del 20%, y la CNMC eluda decir que esa comisión no la repercutan en la tarifa.

      • Antonio
        febrero 2, 2016 at 16:52

        Monopolio no, oligopolio si porque es evidente que hay barreras artificiales a que la oferta de taxis fluctúe libremente.

        “la forma de prestar el servicio lo regula la administración por el bien del consumidor” ¿por el bien del consumidor? supongo que igual que se regula por el bien del consumidor la tarifa de la electricidad, la gasolina o el tabaco. No conozco ningún precio regulado por el estado que de un modo u otro (precios más elevados, subvenciones o déficit tarifarios) que no sea en favor del productor y contra el consumidor. Y si no que liberalice el mercado y veremos cuanta gente sigue prefiriendo el taxi a las tarifas actuales frente a agentes nuevos que entren legalmente (pagando los correspondientes impuestos).

        “No es aceptable que un organismo publico, quiera que se compita con empresas que están ubicadas en paraísos fiscales evadiendo impuestos, no den de alta al trabajador y no respeten la legislación del país, limitándose a cobrar una comisión del 20%, y la CNMC eluda decir que esa comisión no la repercutan en la tarifa.” ¿Dónde dice todo eso la CNMC? Debe de ser que me perdí esa parte del informe…

    6. enero 29, 2016 at 15:56

      No se si monopolio es la palabra correcta. Pero si que hay una excesiva protección a ciertos sectores, lo que genera como bien dice la CNMC barreras de entrada. La mera limitación de las licencias VTC (30 de taxi para cada VTC) el propio mínimo de 7 vehículos para las empresas de alquiler de coches, ya son barreras de entrada y a la vez una excesiva protección sobre, en este caso el sector del taxi.

      Lo que no me gusta es que el tema las licencias de taxi no se aclare, dejando en la “oscuridad” en la que están ahora.

      No en vano fuera que en algún punto, los taxistas tengan razón. Estoy leyendo y viendo mucho como algunos negocios se quieren mantener a perpetuidad, aún en detrimento de los ciudadanos.

      Saludos.

      • Antonio
        febrero 2, 2016 at 16:58

        Lo razonable sería que se liberalizase totalmente el sector y se “recomprasen” las licencias al valor remanente estimado pero, claro está, eso supone un coste…. Más que nada porque está demostrado que con las opciones que ofrecen las nuevas tecnologías las antiguas razones para regular el sector no tienen sentido.

    7. Rogelio
      enero 29, 2016 at 20:55
    8. Pizarro
      febrero 1, 2016 at 11:55

      Un organismo con mayoría de un partido, pierde su razón de ser.

      Más tratándose de buscar la neutralidad.

      6 consejeros del PP, 2 del PSOE,…

      Aplican a cierraojos las consignad ultraliberales de sus colegas europeos.

      NO AL TTIP. Referendum YA.

    9. Edgar Escobar
      febrero 1, 2016 at 15:40

      Aquí no necesitamos liberar el mercado antes sobran taxis estamos preparados para cualquier evento que se presente.
      Cada vez ponen más líneas de autobuses etc..
      Gracias a todos los taxistas que pagamos la seguridad social cada mes se mantiene y se puede pagar las jubilaciones probamos a dejar de pagar seguridad social un mes que pasa aunque luego me cobren 60€ de multa

    10. al
      febrero 1, 2016 at 20:47

      Y cuanto cobra el ayuntamiento por la licencia, que dicen que se venden en 100.000 €, pero igual costaron 60.000 € para las arcas municipales. Eso no cuenta? que los ayuntamientos no las conceden gratis. En mi pueblo pedian 15.000 € de mínimo, un puñetero pueblo. Este articulo es totalmente parcial y me da verguenza ajena que lo redacte un organismo oficial. Cuantos sobres siguen circulando por ahí.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *