Elegir operador para cursar llamadas fijas manteniendo el contrato de abono con el operador que provee la línea, sin necesidad de instalación ni adaptación: así se define la preselección. En España, desde el año 2000, los usuarios pueden preseleccionar sus llamadas, una posibilidad cuyo objetivo es intensificar la competencia en el mercado fijo y que favoreció, en su momento, la aparición de nuevos operadores y la comercialización de una mayor de variedad de servicios a distintos precios. Gracias a la preselección, los operadores alternativos pudieron llegar a una gran cantidad de clientes sin necesidad de disponer de una extensa red de acceso.

La preselección vivió su “momento de gloria” entre 2003 y 2005, cuando más de 2 millones de usuarios tenían su línea preseleccionada y llamaban con el operador alternativo escogido, a pesar de que la propietaria de la línea continuase siendo Telefónica. A partir de 2005 y hasta el momento, ha ido disminuyendo año a año el número de líneas preseleccionadas, hasta las 575.516 líneas presleccionadas que quedaban según los datos del III Trimestre de 2012.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •