Un poco complicado... Foto cortesía de cripto

¿Complicado?... Foto cortesía de felixpetruska

Seguimos con nuestra serie de posts sobre la regulación de la banda ancha, y hoy nos toca hablar del VDSL. La tecnología VDSL (o VDSL2, ya) –Very High Speed Digital Subscriber Line- es una evolución del ADSL que permite altas tasas de transmisión en tramos cortos de bucle de abonado (transmite datos a una velocidad de entre 14 y 55 Mbps en cortas distancias -300 a 1500 metros-), lo que la hace idónea para cubrir el último tramo en redes de fibra óptica hasta el nodo (FTTN). A menor distancia, más velocidad.

En el despliegue del VDSL juegan un papel vital los nodos o concentradores de acceso, llamados muxfines en el argot de Telefónica. Estos equipos de concentración se emplean para acortar la longitud que tienen los bucles de abonado que discurren desde la central hasta el domicilio del usuario final. Si os interesa el tema de los muxfines, en este blog ya dedicamos una entrada a explicar su cometido y clasificarlos en 4 grupos:

tipo 1: nodos que solamente permiten la oferta de servicios de banda estrecha
tipo 2: nodos de banda ancha
tipo 3: nodos de banda ancha para voz y datos
tipo 4: nodos de red de acceso de nueva generación

Desde el punto de vista regulatorio, en el mercado 4 de acceso (físico) al por mayor a infraestructura de red en una ubicación fija,  se recoge la posibilidad de acceso y desagregación del subbucle, aunque la CMT consideró el desarrollo de esta obligación como no prioritario ya que, en la práctica no se ha demostrado un interés significativo por parte de los operadores para hacerlo. Así, no se ha considerado relevante incluir procedimientos, plazos y precios asociados en la OBA, el documento que recopila todas las conexiones de Telefónica que los alternativos pueden revender.

De todas maneras, para permitir que la competencia entre operadores se desarrolle en igualdad de condiciones, la CMT ha determinado, entre otras medidas, que para los operadores que pierdan la posibilidad de tener acceso a los bucles interceptados por un muxfin o nodo remoto, Telefónica estará obligada a proporcionar cualquier modalidad mayorista de acceso indirecto solicitada sobre esos bucles con un descuento del 23,5% en GigADSL y del 40,6% en ADSL-IP y que la operadora deberá incluir en la OBA información detallada acerca de la situación y área de cobertura de los nodos, los despliegues de nuevos nodos o las infraestructuras de obra civil, incluyendo el espacio disponible en sus canalizaciones,cámaras, conductos…

Y en lo que respecta al mercado 5 de acceso de banda ancha al por mayor, la CMT también ha aprobado una oferta mayorista que permitirá a los operadores alternativos replicar los servicios de banda ancha que ofrezca Telefónica utilizando la tecnología VDSL2.

La oferta mayorista de acceso indirecto cuenta con 5 modalidades, que van desde 1 mega de velocidad hasta 30 megas, y tiene dos tipos de puntos de acceso: nacional (ADSL-IP nacional) y regional (VDSL regional).

Para calcular los precios mayoristas, se ha mantenido la obligación impuesta a Telefónica de ofrecer precios orientados a costes y se ha añadido un margen por los gastos que comportan los cambios técnicos que hay que hacer en las centrales para adaptarlas a la tecnología VDSL2. Las cuotas mensuales aprobadas son las siguientes:

Modalidad

ADSL-IP nacional

VDSL regional virtual

1Mb / 320Kb 21,58 € 15,14 €
3Mb / 320Kb 23,21 € 16,42 €
10Mb / 320Kb 27,23 € 19,60 €
30Mb / 1Mb 39,51 € 29,15 €
30Mb / 3Mb 41,78 € 30,92 €

Cuotas mensuales AI. Fuente: CMT

Otras entradas de esta serie:

La regulación de la banda ancha: los precios (I)
La regulación de la banda ancha: el bucle y el indirecto (II)
La regulación de la banda ancha: AMLT (III)

Share

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •