El Gobierno tiene previsto subastar en breve parte del espectro de la banda entre 3,4 y 3,8 GHz. Es el primer paso para reordenar el espectro y permitir un uso más eficiente para que empresas y consumidores pueden aprovechar plenamente todas las capacidades que proporciona el 5G.

La magia del orden, a lo Marie Kondo. Foto en Pixabay

La CNMC acaba de publicar su informe al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital (MAETD) sobre el proyecto de orden para licitar 20 MHz en esa banda mediante una subasta.

¿Qué es el espectro?

El espectro radioeléctrico está formado por las ondas electromagnéticas propagadas por el espacio (es decir, sin una guía artificial) en las frecuencias comprendidas entre 8,3 kHz y 3000 GHz.  En función del rango de frecuencias, éstas se dividen en bandas o canales cuyo uso va destinado a diferentes servicios: de difusión (radio y televisión), de comunicaciones (móviles, por satélite, inalámbricas, seguridad, comunicaciones aeronáuticas), posicionamiento (como el GPS), radar, etc…

El espectro radioeléctrico es un recurso esencial para dar servicios de telecomunicaciones y audiovisuales (como la telefonía móvil y la TDT) y tiene, por tanto, una clara relevancia para el desarrollo competitivo de los mercados. Es un recurso escaso y con gran demanda, hecho que provoca que el volumen de frecuencias disponibles para la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas sea muy limitado. El espectro radioeléctrico es un bien de dominio público cuya titularidad y administración corresponde al Estado, y así lo establece la Ley General de Telecomunicaciones en su artículo 60.

¿Qué pasa con la banda de 3,5 GHz?

La banda de 3,4-3,8 GHz ha sido identificada como una de las principales bandas de frecuencias para iniciar el despliegue de la tecnología 5G. De hecho, esta es la banda que están utilizando por los operadores móviles para realizar los primeros despliegues de la tecnología 5G.

En esta banda se han producido distintas licitaciones y transacciones, siendo la última la que se produjo en verano de 2018. Tras esta última licitación, Telefónica cuenta con 90 MHz, Orange 100 MHz, Vodafone 90 MHz y MásMóvil 80 MHz, y las respectivas cuotas de mercado son del 30%, 27%, 25% y 10%.

Actualmente, la distribución de la banda de 3,4 -3,8 GHz es la siguiente (como puede verse, los operadores tienen sus bloques adjudicados de manera no continua):

Para que los operadores puedan ofrecer a los usuarios todo el potencial de la tecnología 5G es imprescindible que los bloques de frecuencias de que disponen sean contiguos.

La actual distribución está muy fragmentada, como se observa en la figura. El proyecto de orden pone las bases para  solventar esta problemática licitando 20 MHz en la banda de 3,4-3,8 GHz.

Además, debido a los requerimientos de los sistemas de la OTAN que operan en la banda contigua inferior -por debajo de los 3400 MHz-, en la actualidad, debe reservarse una banda de guarda de 20 MHz en la banda de 3,5GHz para evitar interferencias.

Una vez licitados los 20 MHz, y reservados los 20 MHz para garantizar la compatibilidad con los sistemas de la OTAN, se dispondrá de 380 MHz contiguos destinados a la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas.

Así pues, la licitación ahora planteada es un paso previo al proceso de reorganización de las concesiones demaniales y frecuencias del conjunto de la banda 3400 MHz a 3800 MHz que va a acometer el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital (MAETD) con el objetivo de que las concesiones de un mismo operador puedan ser contiguas y alcanzar así un uso más eficiente del espectro radioeléctrico.

¿Qué dice la CNMC?

La CNMC valora muy positivamente el Proyecto de Orden del MAETD ya que avanza en el proceso de poner a disposición del mercado los recursos radioeléctricos necesarios para la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas y en particular para el despliegue de redes 5G.

De todos modos, realiza algunas observaciones en cuanto al precio de salida por bloque y forma de pago o el volumen de espectro por bloque.

Puedes consultar el informe completo aquí

Dos subastas

En 2021, además de esta subasta de la banda 3,5 GHz, está prevista la subasta de la banda de los 700 MHZ (que seguramente te suena por el segundo dividendo digital). La banda de 700 MHz es la que servirá para dotar a las telecos de la capilaridad necesaria para la expansión a las ciudades más pequeñas, por ejemplo.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •