Uno de los temas que últimamente debaten los expertos internacionales es cómo afecta el desarrollo sostenible a la política de competencia. De hecho, hace unos días, la Autoridad Griega celebró una conferencia virtual precisamente sobre este asunto. La presidenta de la CNMC, Cani Fernández, participó en la sesion: “Should competition law integrate environmental and social sustainability concerns in its analytical DNA and if yes how?. The Legal & Policy Discussion”. Estas fueron sus reflexiones.

Competencia y "energía verde"
«Competencia sostenible». Foto tomada de Flickr, cortesía de Pixabay

La máxima responsable de la CNMC comentó que es un hecho que en la normativa de competencia española y europea vigente no existen disposiciones específicas sobre objetivos de sostenibilidad. Por ello, cuando las autoridades de competencia deban evaluar acuerdos que persiguen objetivos de sostenibilidad, deben hacerlo bajo el marco general aplicable en cualquier análisis de competencia.

Además, si el acuerdo restringe la competencia, la autoridad debe evaluar los beneficios económicos directos (ahorro de costes, innovación, calidad y otras eficiencias derivadas del acuerdo) para los consumidores y usuarios directamente afectados por el acuerdo.

Competencia y “energía verde”

Con respecto al Objetivo de Desarrollo Sostenible 7: “Energía asequible y no contaminante”, según explicó la presidenta de la CNMC, es obvio que la política de competencia tiene que desempeñar un papel sustancial en hacer que Europa sea verde, pero no puede reemplazar el papel esencial de la regulación y la inversión verde, que serán los auténticos desencadenantes de la  transición verde. La política de competencia también juega un papel clave en la industria de la UE al impulsar a las empresas europeas a innovar desarrollando nuevas tecnologías que les permitan utilizar los recursos de una manera más eficiente y ser más competitivas a nivel internacional.

Asimismo, durante la intervención señaló que el marco legal de la política de competencia de la UE ha demostrado ser sólido y flexible para adaptarse a los cambios en los mercados y garantizar así una competencia efectiva en beneficio de los ciudadanos. Adicionalmente, recordó que es importante que el marco de competencia de la UE siga siendo apropiado para un mundo que cambia rápidamente, adaptándose continuamente a una economía verde y digital moderna.

Consulta Pública de la CE

Por otra parte, el reciente anuncio de Margrethe Vestager, vicepresidenta segunda para la Era Digital y comisaria de Competencia de la UE, sobre la consulta pública que prepara Bruselas para mejorar la interrelación entre las políticas de sostenibilidad y las normas de competencia muestra que podría haber cierto margen de mejora en esta relación.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •