La CMT ha aprobado una actualización de la OBA, uno de nuestros textos regulatorios de referencia, que incrementa las modalidades y servicios que los operadores alternativos tienen a su disposición para conectar las centrales de Telefónica donde están coubicados (desagregando bucle) con su propia red.

 

Simplificando conexiones. Foto en flickr de rosmary

Con esta medida se pretende reducir los costes, mejorar la eficiencia y aumentar la presencia de los operadores alternativos en las centrales. De esta manera podrán proporcionar nuevas ofertas a los consumidores con mejores precios, mayor cobertura y servicios más avanzados. Esta medida se une a la reciente rebaja de un 14% en los precios mayoristas de la banda ancha, que la CMT aprobó de manera cautelar a principios de mayo.

Como ya hemos explicado en el blog, existen varias modalidades de acceso al bucle del abonado, aunque la desagregada es la oferta mayorista de referencia para los operadores que quieren acceder al último tramo de red (par de cobre o bucle del abonado), aquél que conecta directamente una central con el abonado. Esta modalidad es la que exige un mayor esfuerzo inversor por parte de los operadores alternativos (para desagregar el bucle, los operadores alternativos tienen que tender su propia red -o alquilarla- para llegar a la central de Telefónica que esté más cerca del abonado, instalar allí sus equipos y conectarlos con los pares de cobre), pero también es la que permite una mayor autonomía, ya que garantiza que puedan hacer ofertas y prestar servicios de forma independiente a Telefónica.

Uno de los costes relevantes relacionados con la desagregación del bucle es la conexión de la central en la que el operador se ubica con su propia red. Para realizar dicha conexión, en la OBA se incluyen los llamados servicios de EdS (entrega de señal) que acabamos de modificar.

 

Uso de conductos y registros de Telefónica

Entre las novedades aprobadas para estos servicios de EdS destaca la posibilidad de que los operadores alternativos puedan utilizar los conductos y registros de Telefónica para tender fibra y llegar a la central en la que están coubicados, facilitando la llegada a la central con su red propia.  Gracias a esta infraestructura de fibra, se pueden transportar mayores niveles de tráfico para servicios avanzados -como la IPTV o el VDSL2, por ejemplo-  disminuyendo costes (puesto que la mayor parte de los gastos en estos despliegues son debidos a la obra civil y se ahorrarían con la posibilidad de utilizar los conductos de Telefónica). En estos casos, las condiciones sobre el uso de los conductos y los precios del servicio vendrían establecidos por la oferta MARCo (oferta mayorista de conductos y canalizaciones).

Con estas medidas, se espera que aumente el número de centrales de Telefónica coubicadas, con más operadores desagregando el bucle que podrán ofrecer una gama de servicios y precios más variada.

En el siguiente gráfico se puede ver claramente cómo el porcentaje de centrales de Telefónica en las que están presentes operadores alternativos (en coubicación) está directamente relacionado con su tamaño (medido en pares):

 

Fuente: CMT, octubre de 2011

 

 

 

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •