• El efecto adolescente (o cómo explicar el éxito de la banda ancha súper rápida)

     • noviembre 29, 2011 • Banda ancha • 4 Comentarios

    0 Flares 0 Flares ×


    A pesar de vivir en medio de la abundancia de servicios de entretenimiento e información, de promesas de telemetría, e-salud o educación interactiva, la única ‘killer application’ que hemos detectado hasta ahora -para contratar fibra- es la presencia de hijos adolescentes en el hogar

    Son palabras del presidente del regulador británico, Ofcom, Ed Richards, que se refiere así al colectivo que más demanda los servicios de banda ancha rápida en su país: las familias multiusuario con hijos en edad adolescente que consumen mucho ancho de banda.

    El despliegue de fibra, ¿en sus manos?. Foto en flickr de yellowblade67

    El despliegue de fibra, ¿en sus manos?. Foto en flickr de yellowblade67

    Parece que, para el regulador británico,  la killer app del hijo adolescente como único enfoque para promover la fibra resulta algo desalentador.

    En el blog ya nos lo hemos preguntado más de una vez : “¿Para qué sirven los 100 megas?“,”¿Para qué sirve 1 giga?“. A la espera de una killer app que nos abra los ojos, el interés por la súper banda ancha y las conexiones de fibra parece que no termina de de levantar el vuelo.

    El presidente del regulador británico, Ofcom, Ed Richards, lo tiene claro: las conexiones ultrarrápidas son demasiado caras y con pocos incentivos, de ahí que despierten escaso interés entre los consumidores.

    A la vista de la incertidumbre en el sector de la banda ancha tanto sobre el nivel de demanda de una red súper rápida como en la disposición a pagar por tal servicio, Ofcom cree que es necesario diseñar un sistema más flexible y una estrategia más a largo plazo para conseguir una transición exitosa del cobre a la fibra. Recordemos que, entre los planes de la Digital Economy Bill británica, estaba el poder contar con la mejor red de banda ancha en Europa en 2015. También la Comisión Europea se ha marcado hitos para el despliegue de la banda ancha: la Agenda Digital propone que todos los hogares europeos tengan acceso a por lo menos 30 megas en el año 2020, con la mitad de los hogares suscritos a servicios de 100 megas.

    Que no estamos tan mal, oiga

    A pesar de todo, Ofcom insiste en que el consumo de datos sigue aumentando: el tráfico en sus redes fijas se ha multiplicado por siete en los últimos cinco años. Además, hace unos días, se publicaba el primer informe de infraestructura en UK que destacaba, entre otras cosas, que el peso de los datos sigue siendo para la banda ancha fija (los clientes residenciales de banda ancha fija utilizan una media de 17 GB cada mes (lo que – como señala Ofcom – equivale  a la descarga de más de 11 películas al mes), por 240MB de media en banda ancha móvil). Desde hace unas semanas también podemos consultar en Ofcom los mapas con la cobertura de banda ancha, para comprobar, por ejemplo, que la disponibilidad de las conexiones súper rápidas es aún escasa:

    mapa uk

    Fuente: Ofcom: scale of 1 to 5, with 1 the highest or fastest, and 5 the lowest or slowest.

    Mientras, BT, a pesar de constatar que la demanda de acceso a Internet ultrarrápido es menos sólida de lo que muchos habían anticipado, acaba de anunciar nuevos planes de despliegue y comercialización de servicios de hasta 100 megas. La nueva oferta, BT Infinity, se promociona desde 35 libras al mes. Además, el operador histórico aún cuenta con llevar la banda ancha de fibra a dos tercios del país a finales de 2014.

    El efecto adolescente también funciona en Holanda

    En Holanda sí que parece haber interés y necesidad por contratar banda ancha rápida:  un estudio reciente, el ‘Dutch Consumer Connected 2011’  de Telecompaper concluye que un 25% de consumidores cree necesario contratar 50 megas de banda ancha en un futuro muy próximo. El interés por las conexiones rápidas en este país es mayor cuanto más joven es el usuario. Aquí también funciona el “efecto adolescente“: entre 15 y 19 años, la necesidad de de banda ancha muy rápida crece hasta más de un 30%.

    Reggefiber, compañía holandesa de fibra óptica , tenía casi 800.000 hogares conectados con fibra, según datos del verano de 2011.

    El número de conexiones de banda ancha en los Países Bajos creció un 0,9 por ciento durante el tercer trimestre de 2011, hasta los 6,33 millones de accesos, según el informe trimestral Telecompaper. Las suscripciones de fibra aumentaron un 13,3 por ciento.

    Para acabar, os emplazamos fuera de las fronteras europeas, dónde también hay quién reclama Internet ultrarrápido en los hogares: America Needs 1Gbps Internet in Every Home, leemos en Forbes. En EEUU, los datos indican que, en el tercer trimestre de 2011,  AT&T y Verizon sumaron 642.000 nuevas líneas de fibra.

    4 Respuestas a El efecto adolescente (o cómo explicar el éxito de la banda ancha súper rápida)

    1. noviembre 29, 2011 at 16:14

      Si por eso los ISP que cobren por tráfico de datos deberían replantearse si los absurdos límites que ponen (5 GB mensuales por ejemplo) tienen lógica. Cuando el mismo tráfico web, se come esos 5 GB, en bastante menos de un mes y encima a los precios que ponen.

      Salu2

    2. Pedro A
      noviembre 30, 2011 at 1:12

      Buenas,

      Estoy haciendo este curso un Máster en Derecho de las Telecomunicaciones y estoy verdaderamente impresionado de lo bien hecha que está vuestra web y este blog, del cual voy leyendo poco a poco las entradas desde su creación. Estoy aprendiendo muchísimo, así que me parece que lo mínimo que puedo hacer es daros las gracias y felicitaros por vuestra labor, especialmente porque he observado que llegáis incluso a contestar las dudas que se os plantean. Ojalá otras Administraciones (aunque la vuestra tenga un carácter peculiar al ser un organismo independiente) funcionaran así de bien. Enhorabuena!

      • blogcmt
        noviembre 30, 2011 at 8:47

        Muchas gracias por tus comentarios… y por leernos ;)
        Un saludo

    3. Pingback: Ellas los prefieren wireless (sin cables) | CMT Blog

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *