• Haciendo números: planes públicos para la banda ancha en Europa

     • marzo 11, 2010 • Banda ancha • 7 Comentarios

    0 Flares 0 Flares ×
    La nueva Comisaria de Agenda Digital, Neelie Kroes

    La nueva Comisaria de Agenda Digital, Neelie Kroes

    El borrador de la Agenda Digital para Europa de la nueva comisaria, Neelie Kroes ya está sobre la mesa. Y las propuestas son ambiciosas: el objetivo marcado para 2020 es que todos los europeos tengan acceso a internet a una velocidad de al menos 30 megas y que el 50% de los hogares disponga de una conexión por encima de los 100 megas. Para lograrlo, la Comisión Europea propone que las autoridades nacionales elaboren y desarrollen planes de despliegue de red con objetivos de cobertura y velocidad específicos, a los que podrán destinar dinero público sin infringir las normas comunitarias sobre ayudas de Estado. La intervención pública, según la Comisión Europea, resultará imprescindible para garantizar que el despliegue de redes ultra rápidas.

    El calendario de la propuesta pasa porque en 2013, por ejemplo, la banda ancha cubra toda Europa, o que en 2015, el 40% de los ciudadanos europeos resuelvan todos los trámites administrativos vía Internet. Éste es el primer gran proyecto desde la llegada de Kroes en lo que a Agenda Digital se refiere. Además, la comisaria puso en marcha hace unos días una consulta pública sobre el futuro servicio universal en la era digital. En mayo sabremos qué opinan los diferentes agentes del sector.

    Antes, la Comisión Europea también había aportado su granito de arena y, desde septiembre de 2009, ha aprobado la concesión de unos 300 millones de € de financiación pública para el despliegue de redes de nueva generación y el desarrollo de la banda ancha, con el objetivo de que llegue a todos los europeos . Dentro del plan de la recuperación de la economía europea, la propia Comisión decidió dedicar 1.000 millones para la banda ancha. Hasta el momento, la Comisión ha aprobado diez ayudas en países como Finlandia, Alemania, Francia, Chipre Eslovenia, Reino Unido, Irlanda o España (para la extensión de la banda ancha a determinadas zonas rurales de Asturias). Puedes consultar su estado, aquí.

    Y como en la mayoría de países andan echando cuentas, os resuminos ahora por dónde van las líneas de actuación de algunos vecinos europeos:

    Gran Bretaña

    La posibilidad de que todos los británicos puedan tener acceso al menos a 2 megas en el año 2012 ya tiene un nombre: Compromiso de Servicio Universal. Es la primera gran promesa del gobierno británico en lo que a extensión de la banda ancha se refiere. La segunda pasa porqué una buena parte del país tenga acceso ultrarápido en 2017. Además, cada vez parece más claro que se va a aparcar  por “injusta” la propuesta del gobierno de cobrar 50 peniques al mes (unos 60 céntimos) a cada uno de los usuarios de las líneas de la red de cobre. El gobierno británico pretendía así recaudar unos 170 millones de euros con los que iba a subvencionar el coste de los despliegues para equipararlos a las zonas urbanas.

    El informe Digital britain garantizaba el despliegue de hasta 100 megas para un 90% los hogares en 2017, aunque ahora parece que la prioridad pasa por universalizar el servicio y acabar con la exclusión digital. Los expertos británicos también calculan que, sin la intervención del gobierno, la extensión de la banda ancha llegaría sólo a un 70% del país. El Gobierno publicó la Ley de Economía Digital en noviembre de 2009. Estos días está siendo objeto de estudio en la Cámara de los Lores.

    Francia
    El gobierno  se ha comprometido a invertir  4.500 millones de euros para apoyar el despliegue de la fibra y el desarrollo de toda una gama de servicios electrónicos (teletrabajo, telemedicina, salud, gobierno, justicia, educación…) que puedan explotar el potencial de la red. De ese total, 2.000 millones de euros se destinarán a la implementación de redes de alta velocidad y 2.500 millones de euros servirán para apoyar los usos innovadores, servicios y contenidos. Francia puede presumir de tener uno de los mercados de fibra más competitivos de Europa a día de hoy y no quiere perder el tren.

    El pasado mes de diciembre las operadoras Orange, SFR y Numericable ya firmaron un acuerdo para compartir la fibra desplegada maximizando las infraestructuras actuales. El gobierno francés, además,  se ha comprometido a conceder préstamos de bajo interés a los grupos de telecomunicaciones, para animarles a desarrollar redes de fibra óptica fuera de las grandes ciudades. Y para aquellas zonas más inaccesibles aún, va a invertir en un satélite de nueva generación para ofrecer internet de alta velocidad a un precio aceptable en zonas aisladas dentro de cuatro años. Además, ha instado a los operadores a ofertar una tarifa social de banda ancha por alrededor de 20 euros para hogares de bajos ingresos.

    Alemania

    Los cálculos para la financiación del despliegue de servicios de banda ancha se mueven entre los 41.000 millones y los 120.000 millones de euros. La cifra final  dependerá de la tecnología que finalmente escojan: el Instituto Alemán de Infraestructuras WIK calculó el costo sobre la base de dos escenarios diferentes: el uso FTTC o la tecnología VDSL para conectar todos los hogares, que costará alrededor de 41.000 millones de euros, mientras que utilizar FTTH subiría los costes hasta los 117.000 millones de euros. Además, el gobierno alemán destinará la mayor parte de las frecuencias que se liberen del apagón analógico a extender la banda ancha a zonas rurales, impulsará los despliegues conjuntos de operadores y hará una regulación que favorezca la inversión. Todo esto con un objetivo en mente: que 2014 el 75% de su población tenga acceso a más de 50 megas de velocidad.

    Por cierto que WIK analizó también otros escenarios de manera comparativa para concluir que  el objetivo alemán no era nada pretencioso: de hecho, Australia, Singapur, Nueva Zelanda, Finlandia y Corea del Sur, por ejemplo, quieren 100 megas para el 75 por ciento o más de la población en un plazo de tiempo similar.

    El ex monopolio alemán, Deustche Telekom anunció recientemente el acuerdo con la operadora británica Vodafone para compartir su red de nueva generación: ambas operadoras desplegarán su infraestructura en distintas ciudades y podrán compartir su red entre sí.

    Si quieres saber más sobre banda ancha e inversión pública no te pierdas:

    Inversión pública en fibra óptica, sí pero…

    ¿Cuántas redes de fibra óptica caben en España?

    Holanda quiere fibra óptica, pero ¿y los bancos?

    Arrancan los planes públicos para banda ancha

    Telecos, administración pública. Algo se mueve

    Obama y las “telecos” (parte II): 4.500 millones para banda ancha

    7 Respuestas a Haciendo números: planes públicos para la banda ancha en Europa

    1. cesar
      marzo 11, 2010 at 14:20

      y españa? trac1? trac2?…. que vendrá luego,trac3?
      con calma, poco a poco, o sea que telefonica y los que se lo permiten se agobien… calma… :-(

    2. Jimmy
      marzo 12, 2010 at 13:06

      Hola, amigos. Felicidades por la entrada, muy interesante. Sólo tengo un comentario: yo diría que cuando habláis de “billones” son “billions” anglosajones (mil millones) y no billones en español (un millón de millones).

      • soniamaldonado
        marzo 12, 2010 at 13:17

        Gracias Jimmy, tienes razón, lo cambiamos en seguida

    3. Pingback: 3 formas de llevar fibra óptica hasta el hogar | CMT Blog

    4. Pingback: Redes de nueva generación: una mirada a los modelos de inversión pública | CMT Blog

    5. Miquel
      diciembre 13, 2010 at 13:31

      eeps, os han quitado la foto de la Neelie, aunque el enlace sigue estando bien! ;)

    6. Pingback: Francia insta a los operadores a ofertar una tarifa social de ADSL que cueste 20 euros

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *