• Inversión pública en fibra óptica, sí pero…

     • junio 16, 2009 • Banda ancha, Instituciones • 12 Comentarios

    0 Flares 0 Flares ×

    No todos a favor de la intervención pública. Foto cortesía de stuff and nonsense

    No todos a favor de la intervención pública. Foto cortesía de stuff and nonsense

    La semana pasada os explicábamos cómo EEUU prepara la extensión de la banda ancha por todo el país. A este lado del Atlántico también hay movimientos, aunque en otra dirección. La comisaria europea Neelie Kroes ha lanzado una consulta pública para marcar las pautas que han de guiar las ayudas de los gobiernos a la banda ancha.

    El documento, de 20 páginas, se puede resumir en una frase: “Ayudas públicas sí… si no desalientan la inversión privada”. Teniendo en cuenta que, según los datos del Ministerio de Industria, en España el 99% de la población ya tiene acceso a la banda ancha (aclaramos que para estadísticas oficiales comunitarias, la banda ancha es a partir de 144 kbps), nos vamos a centrar en las ayudas públicas a la extensión de redes de nueva generación (NGA).

    Para redes de fibra, la Comisión ha seguido el mismo modelo que para las ayudas a la red de cobre: canalizar la inversión pública a zonas rurales o poco atractivas para los operadores privados y descartar la intervención del gobierno donde ya haya competencia. La Comisión Europea propone en su consulta pública dividir el territorio en varias zonas:

    • “Black areas”: allí donde ya hay más de 1 red de nueva generación. En estas áreas no debería haber inversión pública porque se supone que ya existen los incentivos suficientes para que acudan los inversores privados.
    • “White areas”: zonas donde ni hay redes de nueva generación ni se prevén en un plazo de 5 años. En estos casos, las administraciones públicas pueden invertir o facilitar ayuda financiera a los operadores privados. Pero si ya existe una red de banda ancha tradicional, los gobiernos deben demostrar que los servicios que se dan sobre esa red no son suficientes para negocios y ciudadanos y que no existen otros métodos de ayuda menos intrusivos.
    • “Grey areas”: allí donde hay una única red NGA o se prevé que exista en el plazo de 5 años. Aquí, para que la inversión pública no desincentive la privada, la Comisión Europea propone que se justifique mucho más la necesidad.

    Si finalmente un gobierno se lanza a desplegar una red de fibra, la Comisión Europea recomenienda que escoga una arquitectura punto a punto, de múltiples fibras o un tipo de red que permita ser desagregada, además de ser “open access”.

    Benoît Felten y Herman Wagter han criticado los pocos cambios que incorporan estas nuevas líneas maestras de la Comisión. Wagter lamenta los obstáculos que pone la CE al despliegue de nuevas redes comparados con los ambiciosos planes gubernamentales de despliegue de fibra óptica en Singapur o Australia.

    Lejos de pensar en grandes despliegues nacionales de NGA, la Comisión sigue con su plan para que al menos el 100% de los ciudadanos tengan acceso a la banda ancha, aunque vivan en zonas rurales. En su plan de rescate económico, la Comisión planteó destinar 1.000 millones de euros para este fin.

    Un reciente estudio de la consultora Isdefe para la CMT sobre el futuro despliegue de redes de fibra óptica apuntaba que en las zonas con mayor potencial económico será posible la competencia en infrestructuras, y es posible que hasta tres operadores den servicio con redes propias. En el resto del territorio, el mimo estudio apuntaba que “sería deseable la actuación de los poderes públicos para que los nuevos servicios basados en redes de nueva generación también puedan ser disfrutados por los residentes de estas áreas que resultan menos atractivas en términos de inversión”.

    Posts relacionados:

    1.000 millones de euros para la banda ancha

    ¿Cuántas redes de fibra óptica caben en España?

    12 Respuestas a Inversión pública en fibra óptica, sí pero…

    1. Vicente Fons
      junio 16, 2009 at 17:55

      “aclaramos que para estadísticas oficiales comunitarias, la banda ancha es a partir de 144 kbps”.
      Si partimos de esto, ya no hace falta seguir hablando porque TODO, absolutamente TODO es una gran mentira … oficial.
      Y como alguno dice por ahí …. ¡¡¡VIVA EL ABISMO DIGITAL!!!.

    2. cesar mariñas
      junio 17, 2009 at 14:08

      Todos tenemos claro que calcularar la penetración es tan facil como dividor el numero de lineas de acceso de banda ancha contradas a los oeperadores entre la población. Pero que ocuure con las cifras que se maneja de cobertura (99% de la población ??). En fin, a todos los que tenemos algo que ver con el asunto esto no nos encaja y menos en mi querida esquina del noreoste peninsular. ¿Quien debería comprobar la coherencia de lo que se publica en las difentes web oficilaes de cobertura por municipios rurales y la realidad?. Creo que para tomar las medidas correctas para impulsar el desarrollo de la BA se debería empezar por hacer un analisis realista, fiable y valiente de la situación el la que realmente estamos. (que no es la que dicen algunas cifras oficiales)

    3. Raúl Alexis Betancor Santana
      junio 17, 2009 at 21:39

      Voy a comentar un caso real, que se repite hasta la saciedad por toda la geografía española.

      En el municipio de Agüimes (http://www.aguimes.es), de 28.224 habitantes (datos 2008 obtenidos hace 10 minutos de la web del INE), lo que representa una densidad poblacional de 356 hab./km² (una de las zonas más densamente pobladas de toda europa), se planteó hace más de un año un proyecto de despliegue de una red FTTH piloto en una de las zonas mas densas del municipio, para luego extenderla al resto del municipio. dicho proyecto, apoyado al 100% por la instituciones locales y empresarios del municipio, se presentó al Plan Avanza 2008, para obtener parte del coste del proyecto como subvención a “Redes piloto de banda ancha en zonas rurales”, la subvención fue rechazada porque según el MCYT, en el municipio ya existe la posibilidad de contratar banda ancha con otros operadores y porque no cubría un área suficientemente amplia como para obtar a subvención.
      Con respecto a lo de que el municipio dispone de banda ancha de otros operadores:
      – Es cierto, Telefónica comercializa ADSL en el municipio, como máximo ADSL 8M/640kb, que si tienes suerte sincroniza a 6M y trabaja de media por debajo de los 4M (datos reales obtenidos de varias empresas de la zona), eso en la zona industrial del municipio, hay barrios que no disponen ni de ADSL 1M porque la distancia a la central o el estado de los pares lo impide. En otras zonas (como el propio casco del municipio, donde están las oficinas municipales), clientes como el propio Ayuntamiento, se ven obligados a contratar lineas de 6M para poder sincronizar a 3M y trabajar a 1.8M o 2.4M … Pero “hay banda ancha” …. (sin comentarios)
      Las redes 3G de la zona, solo funcionan en la zona industrial del municipio y como GPRS 256Kb como máximo.

      Pero claro … Vodafone si presentó 19 proyectos al plan Avanza, le aprobaron 15 y si que le han dado 35Millones de Euros en subvenciones para que amplie la banda ancha móvil en Castilla la Mancha y Castilla y León … me gustaría saber cuanto de ese dinero ha acabado realmente en las redes 3G de esas comunidades y cuanto a sido “desviado” a las nuevas redes HDSPA+ de Madrid y Barcelona.
      Porque siendo Vodafone, es muy fácil presentar una factura de equipamiento o de servicios, que “supuestamente” se han ejecutado en las comunidades subvencionadas y que realmente ha acabado en otros sitios …

      Esto no se controla, y mientras no se imponga mano dura en el control de subvenciones, no creo que avancemos, ni en broma.

      Ahí sigue el proyecto de Agüimes, buscando financiación para ejectuarlo, para eliminar el barranco/abismo digital existente, para permitir que empresas y particulares puedan acceder en igualdad de condiciones a los servicios de banda ancha del siglo XXI …
      El tiempo dirá …

    4. junio 17, 2009 at 22:39

      La disyuntiva sobre invertir o no dineros públicos en redes de acceso de nueva generación, no considero que tenga una respuesta definitiva, aunque si situaciones que como lo mencionan en el artículo, ya deben estar claras, como que es un error desplegar redes públicas en lugares donde existe competencia.

      Es importante tener en cuenta, que factores adicionales cuentan al momento de tomar una decisión en este sentido. En el caso Australiano, una de las ventajas que se esbozaron para justificar una inversión de este tipo -que hasta el momento se presenta como una de las mayores a nivel mundial- es la creación de empleo, factor de gran relevancia en épocas de dificultades económicas como las actuales.

      Aunque las experiencias internacionales siempre aportan elementos que se deben considerar al momento de tomar decisiones de este tipo. La inversión en redes NGA siempre es un traje que se debe hacer a la medida de cada país.

      La OECD publicó en mayo de este año un interesante estudio sobre el tema http://www.oecd.org/dataoecd/4/43/42799709.pdf.

    5. Pingback: Inversión pública en fibra óptica | ADSL Todo ADSL ADSL2+ VDSL FTTH, configurar emule

    6. Pingback: 50 peniques de fibra óptica « Blog CMT

    7. Pingback: CMT Blog » Fibra rentable en 5 años o ¿nunca?

    8. Pingback: CMT Blog » Haciendo números: inversión pública en EEUU

    9. Pingback: Haciendo números: planes públicos para la banda ancha en Europa | CMT Blog

    10. Johnd7
      junio 1, 2014 at 14:02

      Regards for helping out, superb information. ddbeedfcfbeb

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *