• Haciendo números: inversión pública en EEUU

     • marzo 3, 2010 • Banda ancha, Instituciones • 0 Comentarios

    0 Flares 0 Flares ×

    Se necesitarán unos cuantos... Foto de Photos8.com

    Sobre la mesa... Foto de Photos8.com

    100 millones de hogares conectados a 100 Mbps. Es la conclusión más llamativa de la llamada  “100 Squared“,  la visión que el presidente de la FCC (el regulador de las telecos norteamericano), Julius Genachowski, tiene para la extensión de la banda ancha en su país. Está previsto que el 17 de marzo el National Broadband Plan llegue al Congreso con la promesa de que la banda ancha se extienda al 90% de los hogares.

    La FCC ya ha publicado su plan de prioridades para implementar el National Broadband Plan y dar respuesta a los retos que plantea una iniciativa tan ambiciosa. Se trata del National Broadband Plan: National Purposes Updated, que, en 56 páginas, resume las líneas de actuación,  atendiendo a seis mercados verticales:  1. salud, 2. educación, 3. energía y medio ambiente, 4. desempeño del gobierno y  participación cívica, 5.  seguridad pública y seguridad nacional y 6. oportunidades económicas.

    No hay que olvidar que, tras la aprobación de la “Recovery Act” (el  paquete de estímulo económico de Obama, con el que se aprobó la concesión de 7,2 milliones de $ en subsidios y préstamos para iniciativas para la extensión de la banda ancha) se encomendaba explícitamente a la FCC la tarea de desarrollar el plan nacional de banda ancha que asegure que todos los norteamericanos tienen acceso a este servicio.

    No será fácil porque, según cálculos de la misma FCC, en su estudio Broadband Adoption and Use in America, en Estados Unidos hay todavía unos 93 millones de personas “desconectadas” de la banda ancha, lo que supone un 35% de la población adulta. Los motivos se agrupan en :

    Asequibilidad: Un 36% de los no conectados aseguran que no tiene banda ancha porque:  la factura mensual es demasiado cara (15%), porqué no pueden permitirse un ordenador (10%), porqué no quieren contratar un servicio a largo plazo (9%) o por una mezcla de estas razones (2%).

    Alfabetización digital: Un 22% de los no conectados no tiene banda ancha porque carecen de los conocimientos adecuados, desconfían de los contenidos o temen por su seguridad personal.

    Desinterés: Un 19% de los no conectados dice que no quiere banda ancha porque cree que es una pérdida de tiempo o no hay contendidos de su interés.

    Falta de disponibilidad: Un 5% de los no conectados asegura que no es posible la conexión a banda ancha en la zona dónde vive.

    Otras razones: El 18% restante alega otras razones no identificadas o bien no responde.

    Por lo tanto, universalizar la banda ancha no es tarea fácil: hace falta reducir los costes, mejorar la alfabetización digital, informar acerca de aplicaciones de interés y permitir la conexión en todas las zonas del país.

    Perfil demográfico de los usuarios de banda ancha en EEUU. Fuente: FCC

    Perfil demográfico de los usuarios de banda ancha en EEUU. Fuente: FCC

    Por cierto que hace unos días se publicaba también el estudio que Obama encargó al Berkman Center for Internet & Society de la Universidad de Harvard para su plan de despliegue de banda ultrarrápida.  Este documento deja a los EEUU en una situación poco amable en lo que a despliegue de banda ancha se refiere (están situados en la mitad del total de países analizados en cuanto a indicadores como penetración, velocidad y precio)  y sugiere mirar hacia países como  Suecia, Corea del Sur o Japón, dónde se ha invertido mucho y a largo plazo, más como opción estratégica que como medida de estímulo.

    Y aún otro estudio más sobre la mesa encargado por la FCC para ayudar en la implementación del Plan: presentado por el Columbia Institute for Tele-Information (CITI) y titulado Broadband In America.  Revela un “escenario optimista” sobre la situación asegurando que en 2013-14, los servicios de banda ancha pueden llegar al aproximadamente el 95% de los hogares de EEUU.

    En unas semanas, el National Broadband Plan llegará al Congreso de los EEUU para desvelar qué camino finalmente sigue el despliegue de la banda ancha. Como 7.200 millones de dólares dan para mucho, prometemos estar atentos.

    Mientras, quizás te interesen:

    Inversión pública en fibra óptica, sí pero…

    Extensión de la banda ancha o como acabar con el beatus ille

    Galletitas de la fortuna, confidencialidad y banda ancha

    ¿Cuántas redes de fibra óptica caben en España?

    Holanda quiere fibra óptica, pero ¿y los bancos?

    Arrancan los planes públicos para banda ancha

    Telecos, administración pública. Algo se mueve

    Obama y las “telecos” (parte II): 4.500 millones para banda ancha

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *