• Con los bártulos hacia una red “todo IP”

     • enero 5, 2010 • Banda ancha, CMT, Sociedad de la Información, Telefonía fija, Telefonía móvil • 5 Comentarios

    0 Flares 0 Flares ×
    All_ip

    Han comenzado la mudanza. Foto cortesía de Zahori

    La FCC se ha puesto manos a la obra y estudia la forma menos traumática de llevar a cabo la transición desde las conexiones tradicionales (conmutación de circuitos) hasta un modelo en el que las redes serán “todo IP”.  Hace unos días Gigaom publicaba “La FCC ve el futuro y es VoIP” y justo ayer leíamos que AT&T quiere abandonar la telefonía fija y califica las redes tradicionales como reliquias de otra era. Hasta que ese día llegue el camino se antoja complicado.

    La evolución hacia unas redes que serán “todo IP” está en la agenda de los reguladores desde hace tiempo. Para la ITU este tema es un viejo conocido; en 2005 ya publicó su “Manual sobre redes basadas en el Protocolo Internet (IP) y asuntos conexos”. Benetza también lanzó un informe en 2006 y nosotros aludimos a ello cuando comenzamos a hablar de las redes de Nueva Generación.  

    Otras transiciones

    Los sistemas analógicos van desapareciendo gradualmente. La telefonía móvil ya vivió su particular “vía crucis” hace años con la primera generación de móviles, la de principios de los 80. En España, el telefóno móvil automático en vehículos inauguró el sistema móvil analógico. Después vino Moviline,  bandera de la nueva telefonía, pero que pecaba de mala calidad en el sonido y de lenta para transmitir datos.

    Las limitaciones de la primera generación (1G) se superaron con la puesta en el mercado de nuevas frecuencias: las de GSM. La migración de un sistema a otro no fue muy traumática ya que el operador que facilitaba el servicio analógico (Telefónica) obtuvo licencia de GSM y sus nuevos clientes fueron adscribiéndose a la telefonía digital, mientras que los que permanecián en analógico paulatinamente se fueron migrando hasta su desaparición definitiva en 2003.

    La transición de la tele nos pilla un poco más cerca. El mundo digital trae más canales, más definición y para las conexiones terrestres una transición que tampoco ha estado exenta de problemas. En abril finalizará el proceso y habrá apagón analógico.

    Cuando las barbas de tu vecino veas pelar…

    Con este panorama es como si ahora la red fija  hubiera visto las barbas de sus vecinos pelar y se preparara para lo que le espera. El debate es el mismo: cómo migrar el sistema que ha vertebrado las comunicaciones a través de las red de cobre durante todos estos años a otro basado en la conmutación de paquetes “protocolo IP” que destierra antiguas fórmulas.

    Este cambio tecnológico tiene mucho que ver con las nuevas redes de fibra óptica que sustituyen a las de cobre y el modo en que transmiten la información.  En  la consulta sobre redes NGaN lo explicábamos así:

    Las nuevas redes de acceso, conmutación y transporte IP están facilitando un proceso de convergencia progresiva de servicios, entendido éste como un fenómeno que, originado por un sustrato tecnológico común (una misma red troncal de conmutación de paquetes IP) permitirá soportar tipos de servicios muy diferentes a través de uno o más accesos de naturaleza distinta, tales como fijo, inalámbrico, móvil ó satélite (también soportados en IP desde el acceso). En consecuencia, los operadores de red buscarán estas sinergias tecnológicas para reutilizar la misma infraestructura de conmutación y transporte troncal de red IP para todos sus servicios – acceso a Internet, telefonía fija, telefonía móvil, IPTV, VoD, SMS/MMS, etc.

    Y en cuanto a las ventajas de esta tecnología decíamos que:

    Para la innovación en servicios, las tecnologías IP se están mostrando más versátiles, con menores costes incrementales por la común tecnología empleada, y con unas topologías de red más sencillas en el nivel troncal, por lo que las inversiones son más fáciles de llevar a cabo. Actualmente, se puede afirmar que con la tecnología IP los elementos de las redes troncales (núcleo de red) son más fácilmente reemplazables y ampliables de lo que lo fueron en su momento los elementos de conmutación y transmisión de circuitos.

    Las cuestiones que están ahora sobre la mesa son saber cómo se realizará el cambio de forma que no existan diferencias significativas entre usuarios de telefonía tradicional y telefonía IP; cómo se articulará la interconexión entre las redes de los operadores porque no todos darán el salto al mismo tiempo y habrá unos que seguirán utilizando la conmutación de circuitos y otros que tendrán sus centrales adaptadas a los protocolos IP; cómo se garantizará que si ya no se quiere el fijo para llamar por teléfono porque se utiliza un servicio de telefonía IP (VoIP) , tipo Skype, se podrán realizar llamadas de emergencia o identificar dónde se encuentra un usuario o, simplemente, cómo se las apañarán los gobiernos para que los operadores que están obligados a ofrecer el Servicio Universal sigan manteniendo una red que tiene fecha de caducidad.

    Más sobre el mundo “todo-IP”:

    ENUM o un traductor gigante para IP

    La VoIP, el karma y las nuevas fuentes de ingresos

    5 Respuestas a Con los bártulos hacia una red “todo IP”

    1. Pingback: Tweets that mention CMT Blog » Con los bártulos hacia una red “todo IP” -- Topsy.com

    2. Javier
      enero 6, 2010 at 16:20

      Pues yo, lo siento, me parece muy bien todo esto, pero es una de tantas cosas que prefiero tenerlas atadas a lo analógico. Que con datos hagan lo que quieran, con voz, que la dejen como está. La VozIP deja muchíchíchísimo que desear.

      Además, qué demonios, el utilizar fibra óptica no entiendo por qué tiene que implicar el cambio en el transporte de la voz. Puede seguir siendo analógica, pasando de impulsos eléctricos a impulsos luminosos. Esto sé que lo digo desde el desconocimiento, pero no sé qué obsesión les ha entrado con la IP. Sí, claro, costes, pero IP, para datos, muy bonito, para voz, no.

      • blogcmt
        enero 7, 2010 at 10:59

        Hola Javier,

        Como en todo, estos sistemas tienen sus defensores y sus detractores. El tema es que si se va migrando a una red que no necesita el cobre y que emplea otros medios de transmisión muchos operadores están poniendo en cuestión si tiene sentido mantener dos redes: la de cobre con su sistema de transmisión basado en la conmutación de circiutos y las nuevas que tienen más capacidad (de Nueva Generación (fibra óptica)) en las que la transmisión de los datos y la voz se hace mediante sistemas iP, que ya no requiere el mantenimiento de red de cobre y que es más barata e integra todos los servicios que se ofrecen en un entorno de convergencia de mercados.

        De todas formas, conviene destacar que no es lo mismo la VoIP (sistemas tipo Skype) que los sistemas de tráfico de voz basados en telefonía IP y que pueden tener la misma calidad que el Servicio Telefónico Tradicional. Te aconsejamos este par de entradas en wikitel que explican las diferencias de forma clara. http://es.wikitel.info/wiki/Telefon%C3%ADa_IP

        saludos

        saludos

        • Javier
          enero 7, 2010 at 16:53

          Gracias por el link. La verdad es que lo explicáis bastante claro, pero también explicáis la problemática que tiene.

          Aún así, sigo viendo muchos claroscuros en este tecnología. La digitalización de ciertas tecnologías no me convence.

          Lo releeré otra vez si he dicho alguna burrada en ese último párrafo ;)

          P.D.: no uséis el verbo encriptar, que sólo es un anglicismo, usad el verbo equivalente en español que es cifrar :)

    3. Pingback: CMT Blog » Conceptos básicos de telecos: Redes (I)

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *