El karma es lento, pero llega. Foto cortesía de erichews

El karma es lento, pero llega. Foto cortesía de erichews

El karma se volverá en su contra. Eso opinaba un lector de Gigaom sobre los posibles intentos de los operadores móviles de frenar las aplicaciones de VoIP. Según un informe que Gartner presentó a principios de mes, dentro de 10 años la mitad de las llamadas que se realicen a través del móvil serán VoIP. La mitad. “Un enorme y directo desafío a un mercado de casi 500.000 millones de euros”, en palabras de Gartner.

En España, las operadoras de móvil facturaron sólo por tráfico de llamadas 11.289 millones de euros en 2008, algo menos que el año anterior. Es complicado calcular cuántos de esos ingresos se perderán a medida que se popularicen las llamadas VoIP.

Las virtudes de esta tecnología son que consume poco ancho de banda, reduce los costes y, por tanto, los precios y que se evitan peajes como el roaming. De acuerdo con las previsiones de Gartner aparecerán nuevos actores en el sector de la telefonía móvil como Google, Facebook, Yahoo… que desarrollarán sus propias aplicaciones de llamadas IP y que se llevarán el 30% del tráfico de voz móvil en una década.

Sin embargo, el verdadero despegue de la VoIP sólo llegará con la implantación de redes 4G (wimax y LTE), algo que Gartner da por descontado en sus previsiones para 2019.  Si decae el tráfico móvil tradicional las operadoras tendrán que buscar nuevas fuentes de ingresos. ¿Tarifas planas de datos? ¿Servicios de mayor valor añadido que la VoIP?


Share

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •