Foto por Carlospics

Tras un fin de semana de resaca informativa, nos proponemos clarificar de nuevo qué pasa con la Comisión Europea, la CMT y la fibra de Telefónica. Lo cierto es que ha habido cierto lío informativo y algunos medios han confundido varias premisas esenciales en toda esta ingeniería regulatoria. No obstante, aunque todo esto puede parecer un rompecabezas, basta con hacer una simple división de conceptos y todo queda mucho más claro:

El jueves 13 de noviembre, (menos mal que no era viernes…), el Consejo de la CMT, en su reunión semanal, decidió autorizar a Telefónica el lanzamiento comercial de sus servicios de fibra óptica (FTTH). Decimos que autorizó porque dos semanas antes, la CMT le había dicho a Telefónica que no podría salir al mercado con sus ofertas de fibra óptica hasta que la CMT no comprobase que, efectivamente, el servicio de acceso a sus conductos y canalizaciones (infraestructura de obra civil), a través de los que el resto de los operadores podrán desplegar su propia red de fibra, independientemente de la de Telefónica, funcionaba correctamente. La CMT llevó a cabo durante varias semanas las verificaciones y  el jueves concluyó que funcionaba correctamente. El servicio mayorista de acceso a los conductos fue una de las condiciones que la CMT determinó como imprescindibles para que Telefónica pudiera comercializar sus servicios sobre fibra óptica. Estas obligaciones se establecieron a través de unas medidas cautelares que el regulador aprobó en mayo, y que en julio fueron modificadas. En todo caso, esta regulación (medidas cautelares) es la que está vigente a día de hoy, y lo estará hasta que se apruebe la regulación definitiva de los mercados que contienen todos estos servicios: (mercado 4 y mercado 5), de los que la CMT envió una propuesta a Bruselas el mes pasado. Por tanto, Telefónica puede desde  la semana pasada comercializar sus ofertas basadas en fibra óptica.

Dicho esto, también el jueves 13 (un día antes de que la Comisión Europea lo anunciara oficialmente), salió a la luz que la CE advertiría al regulador español sobre algunos puntos de la propuesta de análisis de los mercados que la CMT le había remitido el pasado 10 de octubre. La aprobación definitiva de los mercados 4 y 5 marcará la regulación que se aplicará durante los próximos años sobre estos servicios. En concreto, la CE aludía a algunos puntos relativos al mercado 5 (mercado de acceso mayorista a banda ancha), mientras que daba el visto bueno a la propuesta del mercado 4 (mercado de acceso físico a las infraestructuras de red). Esas serias dudas con respecto al mercado 5 (acceso mayorista de banda ancha), no implican, en ningún caso, que Telefónica  no pueda ya lanzar sus ofertas de fibra óptica a los abonados. En realidad, estas objeciones que presenta la CE con respecto a la propuesta de la CMT se refieren, entre otras cuestiones, a la posibilidad que ha planteado la CMT de excluir del mercado de referencia los servicios superiores a 30 mb/s, al considerarlos servicios novedosos, de forma que Telefónica no estaría obligada a facilitar un servicio de acceso indirecto a los competidores que se lo solicitaran.

Finalmente, el viernes, 14 de noviembre, la CE lanzó oficialmente una nota de prensa expresando dichas dudas y la apertura de Fase II para este mercado, que establece un periodo máximo de dos meses para subsanar las dudas planteadas. La fase II forma parte del procedimiento normal de revisión por parte de las autoridades europeas. La CMT está ya trabajando en coordinación con los servicios de la Comisión Europea para alcanzar lo antes posible un acuerdo sobre los puntos que, a juicio de la CE, necesitan de una mayor argumentación para obtener la luz verde de Bruselas.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •