Dice The Economist que un «ejercito de personas que disfrutan sentándose en su hotel y viendo vídeos en streaming» están colapsando las redes wifi de estos establecimientos. El problema es que muchas veces las conexiones a internet se pagan aparte y los usuarios acaban pagando como un lujo un acceso a internet a 56 kbit/s como mucho.

Hotel con lo último en tecnología. Foto cortesía de mossieu eric

Hotel con lo último en tecnología. Foto cortesía de mossieu eric

El New York Times también recoge los casos de viajeros de negocios frustrados por no poder conectarse a internet desde un hotel como es debido.

Los ojos de la industria se han posado en los iPad. «Estos dispositivos han provocado que el tráfico en una red wifi abierta al público se haya disparado exponencialmente en el último año y medio», ha explicado al NYT el directivo de una empresa que instala wifi en hoteles.

Conociendo cuál es el negocio de esta compañía no sorprende que concluya que «dos tercios de los viajeros de negocios afirman que no volverían a un hotel donde hayan tenido una mala experiencia tecnológica de este tipo».

PRECIO DEL WIFI SEGÚN EL USO

Si el wifi del hotel es gratuito, está claro que la única vía para sortear el colapso es mejorar la red. Es decir, el hotel debe invertir más dinero para dar más conectividad.

Si el wifi es de pago, algunos hoteles se están planteando cobrar o regalar el wifi en función del uso que hagan los usuarios.

Por ejemplo, el wifi podría ser gratuito para consultar el mail, pero de pago si se quieren ver vídeos en streaming.

¿Será el enfado de los usuarios con el wifi de los hoteles lo bastante grande como para convencerles de pagar más por una mejor conexión?

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •