El LTE (la cuarta generación de móvil, 4G) aumentará la eficiencia de la red en un 230%, según unas simulaciones hechas por el regulador británico Ofcom. Traducido, que con el mismo espectro se podrán transmitir 3,3 veces más cantidad de datos. O traducido a un lenguaje aún más humano, que “un usuario en una red 4G será capaz de descargarse un vídeo en un tercio del tiempo que tarda ahora en una red 3G”.

Las reinas indiscutibles de la eficiencia. Foto cortesía de Francisco Antunes

Las reinas indiscutibles de la eficiencia. Foto cortesía de Francisco Antunes

Hasta aquí las buenas noticias. Las malas son que, según este mismo estudio de Ofcom, toda esa capacidad adicional no será suficiente para asumir el aumento en el tráfico de datos, que se multiplicará por 136 hasta 2020.

Previsión de Ofcom para el tráfico de datos en móvil

Previsión de Ofcom para el tráfico de datos en móvil

LTE PARA LAS ZONAS CON MÁS POBLACIÓN

Un segundo reto que tendrá por delante el LTE será hacer frente a las zonas más densamente pobladas y a los picos en la descarga de datos. Para prestar mejor servicio a los usuarios de estas áreas, las operadoras tendrán que optar por una opción más cara: desplegar más celdas y más pequeñas.

Estos estudios sobre las bondades del 4G vienen a colación porque Ofcom espera subastar espectro para el despliegue de LTE el año que viene.

En los países nórdicos ya han comenzado los despliegues de LTE y hace unos meses os contamos las primeras experiencias de los usuarios. El LTE también ha estado en el punto de mira porque algunos analistas apuntan al wifi como el freno a su despliegue.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •