Hoy traemos al blog una resolución en la que la fibra óptica llama a las comunidades de vecinos del barrio de Retiro en Madrid. Sí, sí, fibra óptica, y de un operador alternativo.

Despliegues de fibra óptica por fachada.

Despliegues difíciles por fachada. Foto cortesía de luispabon

Se trata de los despliegues que Orange está llevando a cabo en este barrio madrileño, pero que están presentando diversos problemas para la operadora. El cuello de botella con el que se está topando Orange es, entre otros, la reticencia de las comunidades de vecinos a conceder los derechos de paso por sus fincas.

Orange es el primer operador que está desplegando fibra óptica en ese barrio. La particularidad de la zona es que, en muchas manzanas, la salida de los cableados del teléfono (tanto de los pares de cobre como de la nueva fibra óptica) tiene lugar desde sólo uno o dos puntos por cada manzana. Para tender fibra desde estos puntos hasta las viviendas hay que realizar tendidos por las fachadas en todo el perímetro de la manzana y, por último, instalar verticales en cada portal de las viviendas. En este tipo de despliegues, las comunidades deben, una tras otra, dar su autorización a que los cables atraviesen o discurran por su fachada. El problema es que si una comunidad se niega a dar ese paso (principalmente por el impacto estético de despliegues adicionales por fachada), los portales siguientes no pueden disponer de servicio.

 

Modelo de despliegue por edificios. Fuente CMT

Modelo de despliegue por edificios. Fuente CMT

Por eso, Orange solicita poder acceder a las infraestructuras que Telefónica ya tiene instaladas en las fachadas para los despliegues de cobre que Telefónica llevó a cabo hace años. Esas infraestructuras son grapas y cables soportes de acero con sus respectivos anclajes.

Después de estudiar la solicitud de acceso a estos recursos, la CMT ha establecido que:

Acceso a las grapas: se utilizan para la fijación, sujeción y guiado de cables que discurren horizontalmente por fachadas, siendo su capacidad de un solo cable. Telefónica cuando tiene que instalar cableados adicionales no reutiliza la infraestructura que ya tiene sino que instala nuevas grapas para los nuevos cables. Por ello, la CMT considera que esta instalación de infraestructura (grapas) es perfectamente replicable por un operador alternativo y que Telefónica no tiene obligación de darle acceso a este recurso.

Cable soporte de acero y anclajes: Se emplean como infraestructura aérea. Telefónica explica que una de sus finalidades es la de sortear un edificio donde se ha negado el permiso de cablear en fachada, saltándose a la fachada de la acera de enfrente y volviéndose a cruzar una vez sobrepasado el edificio. Es decir, con este cable se salva un edificio que no cuente con el permiso pertinente, de forma que el cable cruza a la otra acera y desde esta cruza para llegar al edificio deseado.

En este caso, resulta complicado que, si ya existe el cable de Telefónica, la comunidad de vecinos acepte un tendido duplicado como sería el de Orange. Por eso, la CMT obliga a Telefónica a facilitar acceso a Orange a las infraestructuras que que sustentan cables en o entre las fachadas de los edificios, siempre que sean susceptibles de alojar varios tendidos. Telefónica deberá negociar de buena fe y de manera no discriminatoria los precios y condiciones en que dicha compartición se puede llevar a cabo.

En todo caso, Orange necesitará solicitar el permiso expreso de las comunidades de vecinos y los permisos urbanísticos correspondientes.

Esta resolución plantea un conflicto que no estaba contemplado en la resolución de la CMT sobre el acceso simétrico a edificios, ya que en ella se establecía que el primer operador que desplegara fibra óptica en un edificio debería compartir su infraestructura con los operadores que realizaran sus despliegues posteriormente. En este caso, se trata de aprovechar una infraestructura que Telefónica ya tenía tendida previamente por sus despliegues de cobre.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •