Foto cortesía de simplerich

Siempre hay dos bandos. Foto cortesía de simplerich

Recientemente varios expertos comentaban en broadband.gov que para entender las causas de que en EEUU unos tengan banda ancha en casa y otros no fijarse sólo en el nivel de ingresos, de educación o en la zona en la que se vive no es suficiente, por eso, apostaban por atender también a otro factor determinante: el grupo étnico al que pertenecen los ciudadanos.

Jorge Reina Schement, experto en políticas de comunicación e información y miembro de la Universidad estatal de Nueva Jersey (Rutgers), apuntaba como ejemplo que tomando como referencia un universo de personas con un nivel de ingresos similar las tasas de penetración y utilización de los servicios de comunicaciones electrónicas variaban en función del grupo racial al que pertenecían, aunque aún no sabía bien por qué. Estos eran sus resultados sobre penetración de la telefonía atendiendo a grupos etnicos en 2008.

Faces of America: Challenges to Measuring the Demographics of an Information Age Population  http://bit.ly/aZ171x

Faces of America: Challenges to Measuring the Demographics of an Information Age Population http://bit.ly/aZ171x

Otro informe elaborado por varios Caucus estatales (hispanos, negros, indios y asiáticos) destacaba las conclusiones de un estudio llevado a cabo por Pew Internet & American Life Project para reclamar la extensión del acceso a la banda ancha a sus comunidades. La brecha digital entre blancos y negros había aumentado en los dos últimos años. Así en 2009, el 46% de los afroamericanos tenía una conexión de banda ancha, frente a un 65% de la población blanca. En 2008, la proporción era de un 43% (afroamericanos) frente a un 57% de blancos.

Hilando más fino, con datos también de Pew Internet & American Life Project se apuntaban las diferencias sustanciales dentro de la comunidad hispana, atendiendo, esta vez, a si los miembros de la comunidad hablaban inglés o español.  Así, con datos de 2007,  sólo el 32% de los latinos que únicamente hablaban español utilizaban  Internet, frente al 78% de los latinos cuyo idioma mayoritario era el inglés.

Los datos para otros grupos minoritarios eran incluso peores. Las conclusiones alcanzadas durante el  Congreso Nacional de Indios Americanos celebrado en noviembre del año  pasdado señalaban que, aunque los datos eran aproximados, calculaban que sólo entre el 5% y el 8% de estos ciudadanos tenían conexión a Internet en sus casas.

Intentos de solución

Para solucionar estos problemas, el plan de estímulo económico de Obama se centra en extender la banda ancha por todo el país. Hace unos días se adjudicaron 310 millones de dólares para proyectos que intentarán conectar a 14 comunidades rurales, una parte de estos fondos irán a parar a ciudades esquimales de Alaska y zonas rurales de Iowa o Alabama.

Aquí os dejamos otro gráfico para comparar la proporción del uso de Internet entre unos y otros grupos.

2

Latinos Online, Pew Hispanic Center and Pew Internet Project, March 2007 http://bit.ly/aZ171x

Más sobre los planes de extensión de la banda ancha aquí (España) y allí (EEUU):

Galletitas de la fortuna, confidencialidad y banda ancha

Extensión de la banda ancha rural o como acabar con el beatus ille
Obama y las “telecos” (parte II): 4.500 millones para banda ancha
La banda ancha y el servicio Universal

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •