Pues no, la llamada no era para eso. Foto cortesía de Vasta

Mala suerte, la llamada no era precisamente para eso. Foto cortesía de Vasta

¿Qué hacía Ofcom en 2008 multando con 50.000 libras a la división de tarjetas de crédito del Barclays Bank?  ¿Y con 30.000 libras a Abbey, la filial británica del Santander? ¿Por qué aducía que les multaba porque estaban causando estrés a sus clientes? El regulador británico, simplemente, estaba luchando contra las «llamadas silenciosas».

La semana pasada Ofcom explicaba mediante un vídeo que «por suerte, detrás de la mayoría de las llamadas silenciosas, no hay nada más que una siniestra máquina que hace llamadas masivas». Bancos, operadores y otras compañías disponen en sus call centers de  máquinas de marcación automática que de una sola vez llaman a un montón de números, muchos de los cuales no pueden ser atendidos por el teleoperador. Por eso, cuando el cliente coge el teléfono al otro lado no se escucha más que un turbador silencio.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=kxy14iq24gM[/youtube]

En Reino Unido y EEUU existe una regulación estricta que protege a los usuarios de estas llamadas. Por ejemplo, las compañías que emplean esos sistemas de marcación automática no pueden acumular más de un 3% de llamadas silenciosas durante 24 horas por campaña y, cuando se produce una, el usuario tiene derecho a escuchar un mensaje grabado que le explicará la empresa que está detrás.

En el caso de Reino Unido, si las compañías se saltan las reglas las multas  pueden llegan hasta las 50.000 libras, cantidad que podría quedarse en una anécdota si finalmente el Gobierno aprueba que Ofcom pueda multar hasta con 2 millones de libras por estas prácticas.

Por su parte, en EEUU,  la FCC considera que se produce una llamada silenciosa si pasan dos segundos desde que el cliente recibe la llamada y no se transfiere a un teleoperador. Además, prohibe que este tipo de llamadas se puedan efectuar a líneas de emergencia, residencias de ancianos, hospitales, etc.

Las alarmas también han saltado en Alemania. Su regulador, Bnetza, respondiendo a las múltiples quejas de los usuarios, ha advertido a los call centers de que dejen de «producir» llamadas silenciosas. Señala que, en ocasiones,  un único cliente puede recibir hasta 70 llamadas diarias.

Otras entradas relacionadas con los usuarios de servicios de telecomunicaciones:

Regulación y usuarios

Información al ciudadano

Reguladores europeos

La regulación de la banda ancha: los precios (I)

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •