Buscando fondos para desplegar fibra. Foto cortesía de moriza

Buscando fondos para desplegar fibra. Foto cortesía de moriza

Por sólo 1 euro al día la DGT nos animaba a sacarnos el carnet de conducir. Y por 50 peniques al mes, en el Reino Unido pretenden cubrir de fibra óptica todo el país.

El Gobierno ha desarrollado un plan al que ha bautizado como «El Proyecto del Tercio Final». Sus cálculos son que las empresas considerarán rentables dos tercios del país y que allí desplegarán la fibra. Pero queda ese tercio del territorio «poco atractivo». Para que todos disfruten de redes de nueva generación el gobierno cobrará 50 peniques al mes (unos 60 céntimos) a cada uno de los usuarios de las líneas de la red de cobre. El gobierno británico pretende recaudar unos 170 millones de euros con los que subvencionará el coste de los despliegues para equipararlos a las zonas urbanas.

El Broadband Stakeholder Group ha comparado el coste de este programa de inversión pública con otros planes anunciados por los gobiernos de Australia, Singapur o EEUU. Según sus datos, el programa británico es el segundo menos gravoso.

Coste por hogar de la inversión pública. Fuente: BSG

Coste por hogar de la inversión pública. Fuente: BSG

BT, el antiguo monopolio, anunció recientemente que va a ampliar sus planes de despliegue de fibra óptica en el país. BT quiere que 10 millones de casas estén cubiertas por una red de fibra en 2012. El 90% de estos hogares tendrían acceso a una red de FTTN con una capacidad de 40 Mb/s de bajada. El 10% restante tendría fibra hasta el hogar (FTTH) con velocidades de hasta 100 Mb/s. El coste de la factura alcanzará hasta 2012 los 1.700 millones de euros. Pero BT ya ha dicho que está dispuesta a alquilar su red de nueva generación a otros operadores.

En cuanto a España, la CMT realizó en mayo un estudio sobre la viabilidad del despliegue de redes de nueva generación. Se contemplaban varios escenarios, pero en el más conservador se determinó que en un periodo de 15 años (hasta 2023) entre el 43% y el 46% de las viviendas españolas podrían disponer de un acceso de fibra óptica hasta el hogar.

En aquellos territorios a los que no llegara la inversión privada, el estudio afirma que “sería deseable la actuación de los poderes públicos para que los nuevos servicios basados en redes de nueva generación también puedan ser disfrutados por los residentes de estas áreas que resultan menos atractivas en términos de inversión”.

Más entradas sobre inversiones públicas:

Inversión pública en fibra óptica, sí pero…

¿Cuántas redes de fibra óptica caben en España?

Holanda quiere fibra óptica, pero ¿y los bancos?


Share

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •