[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=9hV3Kv_LVY8]

No están dispuestos a esperar a que los operadores llamen a su puerta. Tampoco confían en las ayudas públicas.

En algunas áreas rurales de países de nuestro entorno ya han surgido varias iniciativas de usuarios que no quieren quedarse fuera de la revolución de la fibra óptica, aunque para conseguirlo tengan que rascarse el bolsillo y tirar ellos mismos de pico y pala.

Aunque parezca una excentricidad, se trata de un modelo de conexión inspirado en las ideas expuestas por Derek Slater y Tim Wu en el documento “What if you Could own your internet connection?”, donde los usuarios son propietarios de su propia red de acceso. La consolidación de estos planteamientos innovadores, de los que hace algún tiempo hablaron Enrique DansSlashdot, son conocidos como proyectos “Do it yourself”. O lo que es lo mismo: por qué esperar cuando puedo cavar mi propia infraestructura de cableado de fibra.

En un post anterior os comentábamos la iniciativa del sueco Tom Björnerback, una persona-ISP que daba acceso a Internet a una comunidad en la que cada vecino era dueño de su propio cable de red.  Pues su ejemplo parece haber calado por tierras fiordas. Lyse Tele, una proveedora noruega de servicios de banda ancha “triple play” (telefonía, video bajo demanda e Internet), ofrece descuentos a aquellos clientes que accedan a abrir la zanja y enterrar el cable de fibra hasta su casa (FTTH). El 80% de sus 130.000 usuarios aceptan la propuesta. A cambio, Lyse envía a uno de sus técnicos a  casa para que instalen la roseta y arreglen los posibles problemas técnicos que hayan surgido durante la instalación. Hasta el momento,  la única dificultad a la que se enfrenta la compañía noruega es poder atender las múltiples solicitudes.

Más casos: Australia y Reino Unido

El 10% de los hogares de Australia, fundamentalmente las  áreas rurales, quedarán excluídos de la Australian National Broadband Network. Esta decisión adoptada por el gobierno, atiende a criterios de compensación económica en zonas de escasa densidad de población, en las que el despliegue de redes FTTH resulta «excesivamente costoso». Pero no hay que subestimar el gran espíritu comunitario de las regiones más agrestes de Australia. Su participación en el despliegue de acceso a Internet en áreas rurales de Australia Occidental en la década de los 90, da una idea del poder de las comunidades locales y de su capacidad de actuación conjunta para ofrecer servicios que de otro modo no saldrían adelante.

Según un informe publicado por Fibre to the Home Council for Europe, el Reino Unido no se encuentra entre los 13 países europeos líderes en despliegue FTHH. Pero en los últimos meses se han dado  importantes pasos, a nivel particular,  para mejorar la situación. En Yorkshire, donde el 20% de los hogares y negocios no alcanzan una velocidad de banda ancha de  2  Mbps, la empresa de telecomunicaciones FibreStream ayuda a los granjeros de la zona en las obras de despliegue de la fibra hasta sus casas. Y por supuesto,  la compañía británica ya ha colgado el vídeo en Youtube (el primero de la saga «es el que os mostramos al principio del post»).

Además, la compañía tiene previsto tender fibra después del verano  a través de la línea de ferrocarril de North Yorkshire Moor, dando acceso de este modo, a las  comunidades de Newton, Stape, Levisham, Goathland, Groshmont y la ciudad costera de Whitmy.  Y la incorporación más reciente:  Wray, un pequeño municipio del condado de Lancanshire, ha tendido su primera línea de fibra óptica hasta el hogar conectando, en principio, dos casas.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=qiAkFW5nP3c]

Si queréis ampliar información sobre las iniciativas «Do it yourself», aquí os dejamos el link de un post anterior, así como los otros enlaces del artículo.

Tienda su propia línea en 10 fáciles lecciones


Share

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •