Vamos al cine y no nos cobran la entrada en función de lo larga que sea la peli. Pero sí que hacemos una llamada y pagamos por la cantidad de minutos que hablamos. Y esto es así desde los orígenes de la telefonía. ¿Hoy sigue teniendo sentido facturar por minutos? ¿A pesar de la voz IP (VoIP) y el LTE?

Cómo acabar con los minutos

Charlar entre parada y parada, 3 minutos: 20 céntimos. Foto cortesía de Lenny Montana

“Cuando tenías una par de cobre físico entre los puntos A y B, con una persona haciendo las conexiones [para hacer la llamada], los costes de la llamada tenían componentes lógicos de tiempo”, explica el consultor Dean Bubley. Pero mantener hoy en día este sistema de facturación por minutos “está matando a la industria de la telefonía”.

Es curioso que incluso las tarifas planas tienen un límite de minutos. El precio del roaming también se calcula en minutos. La regulación de la telefonía sigue basada en el precio por minuto. O la misma Skype, que no es telefonía tradicional sino que las llamadas se cursan a través de internet, sigue con el modelo de poner precio al minuto de voz.

Si la VoIP no ha podido acabar con la hegemonía de los minutos, ¿lo conseguirá el LTE?

LA CUARTA GENERACIÓN SE PARECE A LA PRIMERA

En la 4ª Generación (4G) de telefonía móvil, la voz es IP. Entonces, ¿sigue valiendo la pena facturar por minutos? Si nos fijamos en las primeras experiencias de LTE en EEUU, la voz se sigue facturando aparte de los datos, a pesar de que TODO son datos y se cobra en concepto de… (sí, lo habéis adivinado) de minutos de conversación.

Así, mientras seguimos con interés la evolución del precio por minuto de la telefonía, quizás nos estamos perdiendo alguna forma más interesante de cobrar por el servicio.

Poca innovación para los usuarios ha habido en el segmento de las llamadas, más allá de la videollamada y de la HD Voice (capaz de filtrar el ruido externo de la llamada y mejorar la experiencia del usuario).

Bubley se pregunta medio en broma, medio en serio, si debería costar lo mismo un cotilleo que una llamada de negocios. O una llamada de 5 segundos para decir “Ya he llegado. Te espero aquí”.

Si los minutos han resistido 100 años en el mundo de la telefonía ¿es porque son el mejor sistema de facturación? ¿O hay una forma mejor de cobrar por la voz?

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •