A pesar de que el auge de la banda ancha móvil en España podría repercutir en el futuro en una mayor sustitución entre los accesos fijo y móvil, los datos que hoy publica la CMT constatan que la sustitución fijo-móvil en el hogar aún es relativamente baja en nuestro país. La conexión a Internet fijo todavía es un valor añadido para mantener la línea, con el permiso de Internet móvil.

Acceso fijo, ¿reliquia del pasado o aún no?. Foto en flickr de Qole Pejorian

En esta nota se presentan algunos resultados extraídos de la base de datos del Panel de Hogares CMT-Red.es en el sector residencial español durante el periodo 2004-2010. Por cierto que, con esta primera Nota Ocasional, la CMT inicia una nueva serie de publicaciones que tratarán con este mismo formato distintos temas de relevancia para el sector. 

La sustitución entre el acceso telefónico fijo y el acceso telefónico móvil (SAFM) de la que hablamos aquí se define como la sustitución del teléfono fijo por el teléfono móvil como modo de acceso del usuario final a la red (no sólo para efectuar llamadas).

Aunque cada vez hay más hogares que optan por accesos únicamente móviles, los datos indican que la tasa de sustitución del acceso fijo por el móvil durante el periodo 2004-2010 fue aún relativamente baja. Para medirla, se ha definido la sustitución, SAFM,  como el hecho de que en un trimestre determinado un hogar disponga de acceso fijo, mientras que en el siguiente trimestre solo disponga de acceso móvil, es decir, identificando aquellos hogares que cada trimestre abandonan la tecnología fija y la sustituyen por la móvil. El promedio de las tasas de todos los trimestres entre 2004 y 2010 ha sido de un 0,4%, es decir que, de media, un 0,4% de los hogares con telefonía fija abandonaron ésta y se quedaron con el acceso móvil en el siguiente trimestre. Claro está que la tasa de sustitución trimestral aumenta con los años:

Porcentaje promedio de SAFM trimestral. Fuente: CMT

Porcentaje promedio de SAFM trimestral. Fuente: CMT

Con el reciente auge de la banda ancha móvil en España (el número de datacards ronda los 3 millones y medio, según la última nota mensual de diciembre de 2011), el acceso fijo está perdiendo su ventaja comparativa con respecto del móvil a pesar de que aún existen diferencias entre la calidad de las conexiones de banda ancha desde el acceso fijo y móvil que pueden incidir negativamente en la tasa de sustitución.

Conocer el grado de sustitución fijo móvil es un asunto vital desde el punto de vista regulatorio dadas las implicaciones que puede tener en la definición de mercados, determinación de operadores con poder significativo de mercados o en la prestación de servicio universal. Precisamente, en los próximos meses, la CMT llevará a cabo  la definición del mercado relevante, como ya avanzamos hace unas semanas en nuestro Plan de Actuación.

La edad sí que importa

El informe que hoy publicamos demuestra que la edad es un factor determinante en la decisión de sustitución. Además, es destacable la opción de los hogares jóvenes que se incorporan al mercado optando por la telefonía móvil, sin ni siquiera pasar por la telefonía fija:

Hogares según tipo de acceso y edad (IT 2011). Fuente: CMT

Hogares según tipo de acceso y edad (IT 2011). Fuente: CMT

Estos datos sugieren que, en el futuro, es posible que el porcentaje de hogares que dispongan de acceso sólo móvil aumente, ya sea por el efecto sustitución, o porque los nuevos hogares opten en exclusiva por accesos móviles, además de una mayor disponibilidad y calidad de las ofertas de banda ancha móvil.

De hecho, en una reciente encuesta sobre la sustitución de la banda ancha fija por la banda ancha móvil efectuada por la CMT (publicada en noviembre de 2011) se desprende que el 76,4% de los hogares que solo disponen de banda ancha móvil, nunca habían dispuesto de banda ancha fija.

Antecedentes

No es la primera vez que la CMT estudia la evolución de la banda ancha móvil y la potencial equivalencia de este servicio con el acceso a Internet a través de ADSL o de cable. Como os comentábamos antes, en noviembre de 2011, la CMT  presentó los resultados de una investigación sobre el grado de sustitución entre los servicios de banda ancha fija y de banda ancha móvil, basada en una encuesta que concluía que, a finales de 2010,  un 62,2% de los hogares españoles disponía de acceso a Internet. De éstos, un 54% tenía sólamente banda ancha fija, un 3,8% sólo banda ancha móvil de gran pantalla  y un 1,7% contaba con ambos accesos a Internet. Por tanto, la banda ancha móvil aún es minoritaria entre las fórmulas de acceso a Internet en nuestro país. Os lo explicamos aquí.

Anteriormente,  a finales de 2008 concluimos que (en ese momento) los productos de banda ancha móvil no podían  considerarse como sustitutivos de los fijos desde la óptica regulatoria.

También os explicamos en el blog el caso de Australia dónde el número de líneas de internet móvil (datacards) ya supera a las líneas de xDSL o el de EEUU, donde hay 6 millones de hogares que usan únicamente conexiones de Internet móvil, lo que representa casi un 7% del total de las conexiones.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •