Estamos habituados a escucharlo en español, pero podríamos oírlo en cualquier lengua europea: “ADSL rebajado durante los 6 primeros meses, con el router y el alta de línea gratis”. Los países europeos nos parecemos mucho en esto de las promociones en banda ancha. Lo han comprobado los reguladores europeos de telecos agrupados en el BEREC, que acaban de publicar las conclusiones de su estudio «BEREC report on specific aspects of broadband commercialization«.

 

Hay promociones realmente tentadoras.

Hay promociones realmente tentadoras. Foto cortesía de NESJumpman

Aquí va un resumen de cómo son las promociones de banda ancha en Europa:

  • Los operadores acostumbran a hacer promociones en períodos del año muy concretos, como por ejemplo, en Navidad. Esto sucede en el 60% de los países europeos.
  • En la mayoría de países europeos el alta de línea es gratuita y el operador regala a los usuarios el router.
  • También es común hacer promociones sobre las cuotas mensuales que se pagan por la banda ancha, pero por un período de tiempo limitado.
  • Y hablando de tiempo, la mayoría de los contratos de banda ancha en Europa tienen un período de permanencia mínima y sólo hay rebajas en las cuotas mensuales durante los primeros meses.
  • En el 85% de los países, los operadores hacen promociones a clientes que ya disfrutan de productos con precios rebajados. Y esta segunda rebaja implica nuevas cláusulas de permanencia en el 62% de los casos.
  • La extensión del período de permanencia (si el usuario quiere marcharse a otra compañía, debe asumir una penalización) es de 1-2 años para casi el 80% de países. En 10 de los países analizados, la permanencia es de 1 año.
  • En la mayoría de los casos (60%), la penalización para los usuarios que quieren portarse a otra compañía es pagar las cuotas mensuales que quedan hasta finalizar el contrato de permanencia.
  • En 9 países no hay penalizaciones por abandonar a tu compañía de banda ancha antes de tiempo.

Peligros de las promociones en banda ancha

Los reguladores europeos ven con buenos ojos las promociones, porque acaban reduciendo lo que pagan los usuarios por la banda ancha y porque son las ‘guerras’ de promociones las que impulsan la competencia.

Aunque en su análisis, el BEREC tampoco pasa por alto los posibles peligros de estas luchas de precios. El grupo de reguladores cree que las promociones demasiado agresivas podrían desincentivar la aparición de nuevas empresas que quisieran ofrecer banda ancha.

Y los potenciales peligros también alcanzan a los usuarios, que se benefician de mejores precios, pero asociados a unas cláusulas de permanencia que pueden convertir en un obstáculo para cambiarse de compañía.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •