¿Los megabit por segundo son el sistema de medición más adecuado para referirnos a la velocidad de la banda ancha?

«El mercado de banda ancha es confuso para los consumidores. La mayoría de ellos no entienden los megabits/segundo al igual que las millas por galón de gasolina…»

 

Banda ancha rica en calorías.

Banda ancha rica en calorías. Foto cortesía de Chelsey. Baldock

Lo dice Joel Gurin, el jefe del gabinete de consumidores y asuntos gubernamentales de la FCC, que apunta además que en una encuesta que hizo el regulador el año pasado, el 80% de los usuarios no sabían qué velocidad tenían en su servicio de Internet.

Por eso, la FCC ha lanzado una consulta pública en la que pregunta si se debe mejorar la forma en que los operadores informan sobre la velocidad y las características que tienen las conexiones de banda ancha, de forma que sea más intuitiva los consumidores. Aunque la comparación no sea muy ortodoxa, la FCC pregunta, entre otras cosas, si los contratos de banda ancha deberían incluir información muy detallada, al estilo de  la que aparece en las bolsas de patatas fritas o en los envases de los yogures (ellos hablan de productos alimentarios). También hace referencia al etiquetado de eficiencia energética de los electrodomésticos y si es buena idea traspasar esos modelos de información a los consumidores de banda ancha.

La clave está en detectar la necesidades que tiene cada cliente de un tipo u otro de conexión. El razonamiento es que no es lo mismo alguien que solo quiera enviar correos electrónicos que un usuario que necesite una conexión con cierto jitter, latencia, etc.  Por eso, el regulador busca información y comentarios que clientes, operadores, desarrolladores de aplicaciones o grupos de usuarios puedan darles sobre:

  • Las características más importantes que los consumidores deben conocer a la hora de escoger su servicio de banda ancha. ¿Determinadas características como la latencia, el jitter o las horas punta de tráfico son especialmente importantes para los clientes que usan determinadas aplicaciones?
  • ¿Cuál es el modo más efectivo de informar a los usuarios sobre su banda ancha? ¿Cada operador debe dar la información que considere más conveniente o es mejor tener unos modelos comunes?
  • ¿Se debería informar al estilo de otros sectores, como se hace con el etiquetado de los productos alimentarios o con la eficiencia energética de los electrodomésticos?. La FCC explica que estos modelos podrían ser útiles para educar a los consumidores sobre las necesidades que tienen de una determinada conexión de banda ancha
  • ¿Cada cuánto debería ser actualizada la información sobre la velocidad de la conexión?

Además, todas estas preguntas vienen a cuento porque un grupo independiente de trabajo le ha sugerido a la FCC que los megabit/segundo no son una buena medida para aproximarse a la banda ancha. En GigaOm explican que el debate sobre cómo se debería medir la banda ancha es importante porque la medida no es necesariamente un patrón  intuitivo para los usuarios. Es tan solo una medida nuetral, técnica, que a algunos operadores ya pretenden eliminar a medida que presentan planes de banda ancha específicos para determinadas aplicacaciones.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •