Conocer los datos de calidad del par de cobre de un abonado, gestionar averías en líneas telefónicas, realizar una solicitud de desagregación del bucle, pedir un naked para un cliente… Son consultas que, seguramente, tú no te habrás planteado nunca pero que forman parte del universo diario de un operador de telecomunicaciones. En nuestro país, todas pasan por una nueva plataforma, NEON (Nuevo Entorno para Operadores Nacionales), que ha de convertirse en el canal primario de comunicación entre los operadores que soliciten ofertas mayoristas y Telefónica.

NEON, Nuevo Entorno para Operadores Nacionales. Foto en flickr de Rd. Vortex

NEON, Nuevo Entorno para Operadores Nacionales. Foto en flickr de Rd. Vortex

El consejo de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) acaba de aprobar un modelo general de Acuerdos de Nivel de Servicio (ANS) específicos para los servicios de NEON. Y es que, además de resolver conflictos, asignar numeración a operadores, gestionar el Registro de Operadores,  imponer regulación o radiografiar el sector mediante informes,  la CMT supervisa el desarrollo y la implantación de los sistemas de información de las ofertas reguladas, actuando como mediador entre los operadores ante la definición de las especificaciones. El documento que acabamos de aprobar no lo consideramos apto para todos públicos, así que si preferís acceder al resumen que hemos elaborado seguid leyendo esta entrada.

Los Acuerdos de Nivel de Servicio (ANS) definen, de manera general, la relación entre dos partes: proveedor de servicios y cliente. En este caso, son las herramientas entre Telefónica y los operadores de telecomunicaciones para asegurar unos parámetros de calidad en el servicio.

La plataforma NEON mejora el proceso de información y provisión de las ofertas mayoristas de Telefónica sobre el bucle del abonado. Para ello, utiliza de forma masiva un canal de comunicación, los Servicios Web (WS), que permiten el diálogo e interacción directa entre los sistemas de Telefónica y los de los operadores, reduciendo al mínimo la intervención humana y los tiempos de respuesta.

Estos Acuerdos de Nivel de Servicio se aplicarán en conceptos como estos:

–          Objetivos de disponibilidad: indicador que mide el porcentaje de tiempo durante el que el servicio está disponible. Por ejemplo, en las horas que se consideran críticas (de 8 a 20h en días laborables), Telefónica se compromete a un objetivo del 99,75% de operatividad.

–          Tiempos de respuesta: indicador en segundos que determina el tiempo medio o máximo de respuesta de una consulta en función de diversos parámetros.

–          Perfiles de utilización: atendiendo al tamaño de cada operador, se le determina un cupo o número máximo de accesos a servicios web para evitar saturación que repercuta negativamente en el sistema. Estos perfiles se revisarán de manera periódica para actualizarse (en principio, cada tres meses).

–          Soporte: ya sea técnico, funcional, a incidencias… Se establecen periodos de necesidad, horarios de atención y procedimiento a seguir atendiendo a su nivel de gravedad. Los diferentes servicios web tienen criterios de criticidad (Oro, Plata o Bronce) que determinan también la severidad de la incidencia.

El sistema NEON ya funciona desde hace algún tiempo para otras ofertas mayoristas, como el AMLT (oferta mayorista de acceso a la línea telefónica) o MARCo (la oferta de acceso a conductos de Telefónica) y empieza a hacerlo también en algunos servicios de la OBA (oferta del bucle del abonado). Hasta ahora, cuando los operadores alternativos cursaban una petición de oferta mayorista (bucle del abonado o acceso indirecto) lo hacían a través de un sistema denominado SGO (Sistema de Gestión de Operadores). El SGO se había quedado obsoleto y era excesivamente rígido, lo que dificultaba la introducción de nuevas modalidades de ofertas o de precios.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •