Ya es oficial: hoy estrenamos casa y nos ponemos guap@s para inaugurarla. Después de cuatro años en la Torre Mapfre, dejamos la cercanía al mar para integrarnos en el 22@, el cluster tecnológico de Barcelona donde conviven empresas innovadoras, universidades, administraciones públicas y centros de investigación.

El nuevo edificio de la CMT está situado en el número 56 de la calle Bolivia (Barcelona) y  cuenta con un auditorio con un aforo de 300 personas que reforzará la capacidad del 22@ para acoger eventos. Hoy conocerán la nueva sede el president de la Generalitat de Catalunya, José Montilla, el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián y el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu.

En esta nueva CMT contamos con un edificio principal de diez plantas para oficinas y servicios donde se desarrolla la actividad diaria de las distintas direcciones de la CMT y donde también se sitúan las dependencias de la Presidencia y el Consejo de la Comisión. El resto del edificio se destina a servicios técnicos y espacios comunes para los trabajadores, como diferentes salas de reuniones y formación, una biblioteca y una cafetería.

Además, se ha respetado una nave histórica, Can Tiana, catalogada como patrimonio industrial por el Ayuntamiento de Barcelona, donde se ubican un Centro de Educación Infantil de Primer Ciclo, una sala de reuniones multifunción y un auditorio con capacidad para 300 personas. Estos espacios, que cumplen con todas las medidas de accesibilidad para personas con discapacidad, reforzarán la capacidad y el papel del 22@ como punto de encuentro del sector tecnológico.

Edificio sostenible

El nuevo edificio de la CMT está construido en acero y vidrio, con paneles solares y una distribución por red frío-calor que permite ahorrar energía y reducir en un 50% las emisiones de C02 en la atmosfera. Además, tiene una doble fachada diseñada como una red que le permite una correcta protección solar. Esta apariencia de red de redes es un guiño a las funciones tecnológicas del sector 22@, situado en la antigua zona industrial del Poble Nou.

Fin del proceso de traslado

Con la inauguración del nuevo edificio de la CMT culmina el proceso de traslado definitivo del organismo a Barcelona, iniciado en noviembre de 2005, cuando nos situamos provisionalmente y en régimen de arrendamiento en la Torre Mapfre.

En la adquisición del suelo y en la construcción del edificio, la CMT ha invertido un total de 62,5 millones de euros, parte de cuya financiación se obtuvo después de que la CMT acordara una compensación de 37 millones de euros con Patrimonio del Estado por la cesión de su antigua sede madrileña de la calle Alcalá, 37.  Por cierto que, hablando de  cifras, os ofrecemos un dato curioso: en el año 1896, Josep Cabrera, descendiente de Josep Tiana, el propietario que dio nombre a la finca que ahora ocupamos, vendió este terreno por un precio total escriturado de 75.000 pesetas. Eran otros tiempos.

Si os interesa ver más fotos de la nueva sede de la CMT os las podéis descargar desde este link.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •