Bruselas acaba de publicar el 15 Informe de Implementación de la Comisión Europea, su “informe anual” sobre los progresos de los países miembros en materia de telecomunicaciones hacia un mercado único. Se trata de un repaso exhaustivo que examina y destaca los avances, aunque también habla de los deberes pendientes de cada país.

Es la hora del exámen de la CE. Foto de jerine.

Es la hora del exámen de la CE. Foto de jerine.

Es la primera vez que el nuevo equipo que capitanea Neelie Kroes como Comisaria de Agenda Digital (la antigua cartera de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información) presenta este informe, con un tono más descriptivo que en años anteriores. Como el informe es muy extenso, puedes optar por leer solamente la parte que hace referencia a nuestro país o seguir las indicaciones que te damos desde el blog.

La Comisión Europea nos pone buena nota en lo que se refiere a la competitividad del mercado de las telecomunicaciones en España. Prueba de ello son las cifras altísimas de portabilidad tanto en telefonía fija como en telefonía móvil. Si nos referimos al móvil, España es, junto con Italia,  el país de la CE con más números móviles portados. Además, España es uno de los pocos países europeos en los que la portabilidad móvil es gratuita. Según este informe de la Comisión, en España se invierten 5 días en el cambio de compañía de móvil, aunque la nueva legislación reducirá este período en uno o dos días (Carta de Derechos de los Usuarios de Telecomunicaciones) y algunos nuevos instrumentos, como el Nodo Centralizado de la Portabilidad, para gestionar  más rápida y eficazmente este proceso. Además, se aprobó el consentimiento verbal para agilizar todavía más el proceso de la portabilidad. La media europea para la portabilidad móvil es de 4,1 días.

Comparativa de la portabilidad móvil en la CE. Fuente: CE

Comparativa de la portabilidad móvil en la CE. Fuente: CE

Aunque en el terreno del móvil también hay datos que siguen siendo desfavorables para la imagen que el mercado español ofrece a sus usuarios. Uno de ellos es el precio: el precio medio por llamar con un teléfono móvil en España durante un minuto es de 17 céntimos en 2008, (dos céntimos menos que en 2007), cuando la media de los estados miembros de la CE se sitúa en 0,13 euros. Hay que tener en cuenta que estos datos son de 2008; según el último informe trimestral publicado por la CMT, el precio medio del minuto se había reducido a o,15 euros en diciembre de 2009.  España cuenta con 4 compañías de móvil con red propia y dos decenas de operadores virtuales, un mercado bastante competitivo, como  reflejan las cifras de portabilidad. Además, desde la CMT se ha trabajado en algunas medidas regulatorias como el establecimiento del glide path para los precios de terminación móvil, que recortará los precios mayoristas con el objetivo de que las compañías puedan realizar ofretas en precio aún más competitivas.

La portabilidad fija en España también es un destacado positivo para CE. Entre enero y septiembre de 2009 se portaron más de un millón de números fijos, también sin ningún coste para el consumidor. Las últimas estadísticas de la CMT elevan esta cifra: en el mes de marzo de 2010 cambiaron de operador fijo 170.000 números, la cifra más alta desde que la CMT contabiliza este registro. De hecho, en el primer trimestre de este año ya han cambiado de operador más de 440.000 números de telefonía fija. La media española para la portabilidad fija es también de 5 días, por debajo de los 6,5 días que marca la media europea. Algunas actuaciones de la CMT en el mercado de la telefonía fija hacen referencia a la cuota de conexión, lo que se paga por dar de alta una línea de teléfono, que quedó liberalizada en marzo de 2009. La cuota de abono de Telefónica quedó congelada también para 2010 (lleva inmóvil desde 2008).

Comparativa de la portabilidad fija en la CE. Fuente:CE

Comparativa de la portabilidad fija en la CE. Fuente:CE

En lo que se refiere a  banda ancha, el «informe anual» de la CE  vuelve resaltar que  el número de líneas de banda ancha en España crece a un ritmo inferior que la media europea, por lo que Bruselas nos insta a seguir avanzando en este camino. La tasa de penetración de la banda ancha fija en España siguió aumentado hasta llegar al 21,5% en enero de 2010, aún inferior al 24,8% de media en la UE. Pese a este menor ritmo de crecimiento, en los últimos meses se ha activado la demanda. Según los datos más recientes publicados por la CMT, la banda ancha fija superó en marzo de este año el listón de los 10 millones de líneas en España, después de unos meses con una media de más de 80.000 altas netas/mes. Este tirón de la banda ancha va muy relacionado con el incremento de las portabilidades fijas puesto que el cambio de fijo va muy asociado a los cambios de proveedor de banda ancha que suele comercializarse empaquetada con la voz.  La banda ancha móvil también va ganando en popularidad, llegando a una tasa de penetración del 3,8% en las mismas fechas.

Otra de las reclamaciones habituales de la Comisión hacia los reguladores de los estados miembros es la celeridad en la resolución de conflictos. En este sentido, el informe destaca que las  11 resoluciones sobre disputas que se publicaron en nuestro país en 2009 tardaron de media siete meses en resolverse, lo que supone un avance comparado con el año de media que se tardaba en 2008. Aún así, debemos seguir trabajando en la reducción de estos tiempos hasta llegar a los cuatro meses establecidos en la directiva europea.

El informe de implementación de la CE repasa también algunas actuaciones destacadas de la CMT en materia de regulación durante el año 2009:  se fijaron las reglas del juego en los mercados de acceso a la red de Telefónica y de acceso indirecto de banda ancha, y se aprobaron la oferta mayorista de acceso a conductos (MARCO) y las obligaciones de acceso simétricas para los operadores que desplieguen fibra en el interior de los edificios.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •