Apoyándonos en la tecnología. Foto cortesía de Ed Yourdon

Apoyándonos en la tecnología. Foto cortesía de Ed Yourdon

El semáforo de los peatones se pone en rojo en algún lugar de Manhattan. La gente desenfunda sus iPhone y aprovecha la espera para consultar cómo van sus acciones o tuitear que están en Park Avenue con la 32. AT&T, la operadora que comercializa el móvil de Apple en EEUU, se enfrenta a su pelea diaria (de la que es muy consciente): los usuarios no están dispuestos a esperar a que se encienda la luz verde, quieren su info ¡para ya!

Lo corrobora una encuesta realizada por la empresa de aplicaciones web Gomez, que afirma que el 58% de los consumidores demanda “al menos” la misma velocidad de acceso en el móvil que la que obtienen desde su ordenador fijo. Un porcentaje similar ha tenido problemas para acceder a alguna web desde su móvil y, cuando eso sucede, el 40% estaría dispuesto a irse a la web de la competencia; el 26% se lo explicaría a sus amigos o conocidos y el 19% tendría una percepción negativa de la compañía.

¿Cuánto somos capaces de esperar?

La mitad de los usuarios no le concede a una página web más de 10 segundos para que se cargue. Precisamente, la lentitud en la navegación por Internet desde el móvil es el problema más frecuente mencionado por los usuarios, seguido de errores en la web o de formatos complicados de leer desde un dispositivo como el móvil.

 

Problemas con internet móvil. Fuente: Gomez

Problemas con internet móvil. Fuente: Gomez

Gracias a Tim Poulus, hemos conocido también una encuesta hecha por Nokia Siemens Networks a 11.000 personas en todo el mundo que concluye que un 22% de los usuarios está menos satisfechos con su conexión de banda ancha móvil que con la fija. Lo que más frustración genera es la calidad de los vídeos en streaming vistos con el móvil, la velocidad de subida, la velocidad de descarga y la estabilidad de la conexión a internet. Un 14% está poco satisfecho con el tiempo de espera para que se cargue una página web.

De España no conocemos el nivel de frustración con el Internet móvil, pero sí que el año pasado el número de datacards creció un 70% y que los ingresos por tráfico de datos desde el móvil aumentaron un 37% (mientras que los ingresos por voz caían).

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •