• La regulación de la banda ancha: el bucle y el indirecto (II)

     • julio 3, 2009 • Banda ancha • 25 Comentarios

    Entender la regulación no siempre es sencillo. Foto cortesía de Your Pal Dave

    Entender la regulación no siempre es sencillo. Foto cortesía de Your Pal Dave

    Hace un par de semanas empezamos una serie de posts sobre la regulación de la banda ancha. Comenzamos abordando un par de mitos sobre los precios y hoy ya nos metemos en harina explicando qué es eso de desagregar el bucle y el acceso indirecto.

    El lugar donde vivas influirá, y mucho, en lo que pagues en tu factura de banda ancha. Las leyes de la competencia dicen que, cuantos más operadores haya, más barato será el servicio y hace poco GigaOM presentaba las pruebas de que esto era cierto en EEUU.

    En España, también se compararon los precios de la banda ancha en las distintas zonas en el análisis de la competencia en estos mercados, que finalizó en enero. La competencia se nota allí donde están presentes operadores de cable y operadores que desagregan el bucle. Según el análisis de mercado, los alternativos que hacen uso del bucle tienen una cobertura del 70% del territorio.

    Cobertura de los operadores alternativos. Fuente: CMT

    Cobertura de los operadores alternativos. Fuente: CMT

    En estas zonas, la cuota de mercado de Telefónica se ha reducido “significativamente” y se pueden encontrar mejores precios y “mayores capacidades de elección para los usuarios allí ubicados”. Los operadores permiten consultar su cobertura en sus páginas web.

    Pero antes de empezar a explicar los productos mayoristas que hacen posible que los alternativos den servicios de banda ancha, vamos a comenzar hablando de una excepción: los cableros.

    El cable
    Los operadores de cable tienden su propia red de acceso. No dependen de la de Telefónica y así pueden diferenciarse en precios y servicios de los demás operadores. En ocasiones los cableros sí que utilizan la infraestructura pasiva de Telefónica o de otros titulares de servicios de interés general para hacer llegar su red hasta los domicilios de los abonados.

    Los que desagregan el bucle
    Estos sí que utilizan la infraestructura activa de Telefónica, es decir, su red de cobre. Para desagregar el bucle, los operadores alternativos tienen que tender su propia red (o alquilarla) para llegar a la central de Telefónica que esté más cerca del abonado. Una vez allí se hacen con el bucle de cobre, que es el último tramo de la red que va desde la central hasta la casa del abonado.

    A pesar de estar usando la red de Telefónica, desagregar el bucle permite también ofrecer una gama de servicios y precios muy variada.

    Los precios del bucle
    Desagregar completamente el bucle le cuesta al alternativo 7,79 euros al mes (en diciembre de 2008 la CMT lo rebajó un 20%).Si utiliza la versión “naked” del acceso desagregado para dar servicios de voz sobre IP, cuesta lo mismo, 7,79 €. Existe una tercera modalidad: el desagregado compartido. En esta modalidad el operador alternativo sólo da los servicios de banda ancha y Telefónica (u otro operador), los servicios de voz. El precio del desagregado compartido es de 3 €.

    El acceso indirecto
    ¿Qué sucede en los territorios donde los operadores no están desagregando bucle? Pues que los usuarios aún pueden disponer de las ofertas de los operadores alternativos, pero mediante el acceso indirecto o bitstream.

    En el modelo de acceso indirecto, Telefónica dirige el tráfico generado por los usuarios hasta un punto de acceso, donde lo recoge el operador alternativo que dará el servicio. Con el acceso indirecto, la posibilidad para diferenciarse del operador histórico es muy limitada.

    Los precios del indirecto
    Los precios son más caros que en el caso del bucle porque la inversión que debe hacer el alternativo para llegar a sus usuarios es menor, y la regulación debe premiar la inversión de los operadores. Las tarifas mayoristas van en función del ancho de banda y que el indirecto sea regional o nacional. Las podéis consultar aquí.

    El año pasado, la CMT rebajó hasta un 70% en algunas modalidades los precios del acceso indirecto. También prohibió a Telefónica ofrecer un ADSL mayorista rural con unas tarifas más caras. La CMT declaró que los precios serían los mismos en todo el territorio.

    La fibra
    Hasta ahora estamos hablando de la red de cobre de Telefónica, pero ¿qué sucederá con la futura red de fibra óptica? ¿Se tendrá que desagregar? ¿Habrá una oferta de acceso indirecto?

    Estas cuestiones se resolvieron en los análisis de mercado. En primer lugar, no tendrá que desagregarse porque el tipo de despliegue técnico no lo permite. Pero sí que habrá una oferta de acceso indirecto sobre fibra óptica hasta un máximo de 30 megas. La limitación de este ancho de banda se fijó, por una parte, porque la situación competitiva mediante redes de fibra no es la misma actualmente que sobre la red de cobre y, por otra parte, para fomentar la inversión, tanto de los alternativos como del operador histórico.

    En capítulos anteriores…

    La regulación de la banda ancha: los precios (I)

    Share