Abrir zanjas siempre es trabajoso

Abrir zanjas, ardua tarea hasta para los más expertos. Foto cortesía de loblolly pine

Ya os hemos contado que las inversiones más costosas a la hora de desplegar una red de fibra óptica tienen que ver con el pico y la pala, o sea, con romper el pavimento, excavar la zanja, construir la canalización, rellenar la zanja, reponer el pavimento y, por último,  limpiar los cascotes. Ruidosos y áridos trabajos que representan entre el 60 y el 80% del total de la inversión del nuevo despliegue.

Quizás, por eso, algunas compañías prestadoras de servicios esenciales «utilities» no han  pasado por alto que parte de ese trabajo lo tienen ya hecho; cuentan con infraestructuras de gran extensión y capaliridad a través de las cuáles, además de suministrar el agua o y la luz, pueden colar sus propios cables de fibra o los ajenos.

Energía y fibra «made in Denmark»

Por si os queda alguna duda, atentos al objetivo que se ha marcado The Danish Energy Association: «100 megabits for all year 2015», y a la siguiente marca insignia: Danskfibernet. Ambos son señas de identidad de la fibra óptica danesa, pero lejos de estar bordadas en la camiseta de las «telcos» del país,  son el escudo de las compañías de energía locales.

Para que os hagáis una idea, Dong Energy planea «fibrear» 500.000 hogares en la zona este del país y su fibra tendrá «denominación de origen», igual que la de sus colegas. Danskfibernet es el paraguas de calidad que cobija a un puñado de estas compañías; con  él  garantizan a sus clientes que están contratando «fibra de primera», o sea que están pagando por la velocidad y la calidad de conexión que les han prometido.

Aunque no sepáis danés, echadle un vistazo a su web porque no tiene desperdicio:

Click, es mágico, pinchas en el mapa y tienes a tu proveedor de luz dando fibra

Click, es mágico, pinchas en el mapa y puedes ver qué eléctrica te dará fibra. www.http://danskfibernet.dk/index.html

En Suiza está Openacs, asociación que reúne a las helvéticas del gremio para el desarrollo de una red abierta de fibra (modelo openaccess). Así que no es raro encontrar iniciativas que mezclan a  las» eléctricas» con telecos y gobiernos locales y que, además, garantizan el acceso libre a la red y sin discriminación. Una reciente unión de sinergias  para un despliegue FTTH la han protagonizado Swisscom, el Grupo energético E y el Cantón de Fibrurgo.

Otro proyecto que es bastante conocido es el de Viena, donde la compañía de energía Wienstrom y la de cable Wienkanal también han elaborado un plan para llevar fibra óptica a sus vecinos bajo el modelo del openaccess.

Más al Sur, en Francia se está desarrollando un proyecto que afecta al Departamento de Nievre, con él se pretende romper la brecha digital que sufren sus vecinos. Para ello los postes de la luz son un pilar fundamental de la infraestructura que sostendrá la red de fibra óptica que llevará internet a la zona.

Si queréis echarle un vistazo global a la proporción de despliegues de FTTX que protagonizan las compañías de utilities europeas, podéis consultar este informe del FTTH Council.

Si tenéis constancia de más ejemplos de este tipo, estaremos encantados de conocerlos.

Nos gusta la fibra óptica… aquí tenéis más entradas sobre el tema:

Holanda quiere fibra, pero ¿y los bancos?

¿Fibra hasta la cocina?

Propuestas para la regulación de fibra en el Reino Unido

¿Para qué sirven los 100 Megas?

Tienda su fibra óptica en 10 fáciles lecciones

Fumata blanca a la fibra

Estas y otras entradas aquí


Share

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •