Ayer recibimos una buena noticia y otra no tan buena. La buena (para nosotros, claro está) es que la Comisión Europea sí que ha dado luz verde a la propuesta que había realizado la CMT de permitir el acceso a las canalizaciones de Telefónica, mantener la regulación sobre el cobre y las obligaciones de la OBA, informar sobre la evolución de sus arquitecturas de red y dejar fuera a la fibra de las obligaciones de acceso.

Sin embargo, de acuerdo con lo que señala la Comisión Europea, la CMT deberá revisar algunos de los planteamientos de su propuesta de regulación para los servicios de banda ancha. Para no caer atrapados en trabalenguas regulatorios, lo que quiere la CE es que la CMT justifique su decisión de calificar a los servicios minoristas de banda ancha superiores a 30 megas como servicios libres de regulación.

Tenéis más info en la nota de prensa que lanzamos ayer.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •