¿Cómo debe cortarse un pastel para que los invitados no se empachen pero tampoco se queden con hambre? ¿Deben unos comensales comer más que otros? ¿A cuántos invitamos a nuestra fiesta? Esta es la pregunta que vamos a intentar responder en este post.

Un mal corte puede estropear una fiesta. Foto cortesía de icedsoul

Un mal corte puede estropear una fiesta. Foto cortesía de icedsoul

Aunque nuestro pastel, en lugar de nata y chocolate, está hecho a base de líneas de telefonía móvil. Los comensales serán los operadores, que tendrán una mayor o menor cuota de mercado. El corte perfecto: el que permita precios bajos para el consumidor sin que los operadores dejen de invertir.

Imaginemos que tenemos muchos invitados y el pastel lo cortamos a partes iguales. Es decir, tenemos un mercado con más de cuatro operadores y cada uno de ellos con una porción parecida de cuota de mercado. Este es, por ejemplo, el caso de la India, donde hay un pastel con muchas calorías, ya que en marzo de este año había 919,17 millones de líneas de telefonía móvil. También es una fiesta muy popular, porque la tarta deben repartírsela 15 operadores con red propia. El más glotón, Bharti Airtel, con dificultad alcanza a quedarse con una quinta parte del pastel, ya que su cuota de mercado es del 19,72%. A muy poca distancia le siguen Reliance (16,65%) y Vodafone (16,37%).

Cuotas de telefonía móvil en la India a 31 de marzo 2012. Fuente: TRAI

Cuotas de telefonía móvil en la India a 31 de marzo 2012. Fuente: TRAI

Es un pastel repartido a partes muy similares y con muchos invitados, por lo que podemos intuir que se trata de un mercado poco concentrado y a priori muy competitivo. La consecuencia más inmediata es que la India es el país donde más han disminuido los ingresos por minuto entre 2005 y 2010. Actualmente, con la tarifa más cara del primer operador del país, hablar un minuto cuesta 1,5 rupias, unos dos céntimos de € al cambio directo (y aproximadamente 6 céntimos de € si se tiene en cuenta la diferencia de poder adquisitivo). Es decir, la presión de una tarta muy dividida puede conducir a importantes caídas de precios. El contraejemplo sería el del mercado brasileño, también poco concentrado pero con una reducción de precios poco significativa.

Quizás surja en este punto la duda de cómo puede medirse la concentración de un mercado en términos objetivos. Existe una manera: el índice HHI o Herfindahl–Hirschman Index (bautizado así a causa del estadounidense Orris Clemens Herfindahl y el alemán Albert Otto Hirschman, los dos economistas que lo idearon por separado a mediados del siglo pasado). Se calcula sumando las cuotas de mercado de los operadores (en este caso, en tanto por ciento) elevadas al cuadrado. Es una cuota media ponderada (más alta si hay cuotas grandes). Según el Departamento de Justicia de EEUU, si la suma supera los 2.500 puntos se trata de un mercado altamente concentrado. Los mercados de telefonía móvil son muy concentrados, ya que casi siempre superan esta cifra. En el siguiente gráfico de Chetan Sharma (donde sólo se han tomado los tres principales operadores de cada país) podemos observar como la India es el es mercado menos concentrado de todos. El chino y el mexicano, los que más.

Países por concentración HHI de los tres principales operadores. Fuente: Chetan Sharma

Países por concentración HHI de los tres principales operadores. Fuente: Chetan Sharma

En un país como la India, con cuotas de mercado muy pequeñas, los márgenes de beneficio de los operadores son en teoría muy bajos y por tanto habrá una inversión más lenta de lo deseable. Esto es porque existe una correlación entre la cuota de mercado que tiene un operador y los márgenes de beneficio que obtiene, según analiza Chetan Sharma. Los beneficios pueden simplemente acumularse, repartirse entre los accionistas o bien reinvertirlos en el mercado.

En el país más poblado del mundo, el operador China Mobile (propiedad del Estado) controlaba a finales del 2011 el 66,5% del mercado con 650 millones de clientes y su margen de beneficio (EBITDA) fue del 47.5% (251.025 millones de Yuanes o 31,171 millones de euros). El segundo operador chino (China Unicom) tuvo en cambio un margen del 34,1%. Cuando hay operadores que se quedan con un gran pedazo del pastel (como ocurre en los mercados concentrados), los márgenes holgados permiten que se invierta una mayor proporción de ingresos. Como se ve en el siguiente gráfico, China es uno de los países que más ingresos de telefonía móvil invierte. Sin embargo, México otro mercado también muy concentrado, no destaca especialmente por su inversión.

Porcentaje de ingresos invertidos y gasto sobre al PIB. Fuente: Chetan Sharma

Porcentaje de ingresos invertidos y gasto sobre al PIB. Fuente: Chetan Sharma

De lo dicho hasta aquí podemos extraer las siguientes conclusiones. Cuando el pastel está muy dividido, el precio del minuto puede caer más que en países con mayor concentración (como en la India), aunque no siempre ocurre así (como en Brasil). Pero al tener los operadores poco margen de beneficio, la proporción de ingresos invertidos suele ser inferior a la de países similares con mayor concentración. Por otro lado, cuando el pastel está dividido en trozos grandes, y por tanto muy concentrado, los márgenes son altos y las inversiones pueden ser altas (aunque es posible, dependerá del operador). El precio del minuto en este caso no suele ser especialmente bajo ya que apenas existe una presión competitiva. ¿Hay alguna forma de cortar el pastel que sea intermedia entre precios bajos con poca inversión y mucha inversión con precios altos?

La regla es casi mnemotécnica: 50%, 30%, 20%. Es decir que haya tres operadores principales de tal manera que el primero  sea 1,6 veces más grande que el segundo y que éste, a su vez, sea 1,6 veces más grande que el tercero. Esta es la proporción media que de los tres principales operadores de 40 países durante los últimos diez años que ha encontrado Chetan Sharma en el estudio antes mencionado. Si se cede además un 7% de cuota para operadores destinados a nichos de mercado (como podrían ser los Operadores Móviles Virtuales), las cuotas de los tres principales actores deberían ser 46%, 29%, 18%. En esta situación se daría el equilibrio competitivo de mercado.  Este sería el punto de equilibrio, en el que existe una presión competitiva tal que los precios son buenos tanto para los operadores como para los clientes y a la vez permiten unos niveles de inversión buenos para el desarrollo del mercado.

Distancia del equilibrio competitivo de mercados móviles. Fuente: Chetan Sharma

Distancia del equilibrio competitivo de mercados móviles. Fuente: Chetan Sharma

Los países que están más cerca de este equilibrio son Japón y Corea del Sur (en el centro del gráfico). Los más alejados son México, China y Suiza. Como puede observarse, España está situada en el grupo de países próximos al equilibrio (primer óvalo sombreado).  Y es que las proporciones de los operadores de telefonía móvil de nuestro país son muy cercanas al 46%, 29% y 18% antes citado.  En febrero de este año, Movistar tenía una cuota del 39,60%, Vodafone del 28,21% y Orange del 20,06%. Una explicación de por qué Japón sea, junto con Corea del Sur, el que más cerca esté del punto de equilibrio es porque la política del Ministerio de Industria nipón, según explica Chetan Sharma, ha consistido en evitar una «competencia ruinosa» con el objetivo de alcanzar un alto nivel rentabilidad e inversión.

Cuotas de mercado en España a febrero del 2012. Fuente: CMT

Cuotas de mercado en España a febrero del 2012. Fuente: CMT

Es decir, en Japón se ha decidido cortar el pastel en unos pocos trozos grandes antes que en muchos pequeños. Si  tenemos que repartir el pastel entre muchos invitados glotones, es posible que todos se queden con hambre y la fiesta sea un chasco. Si sólo invitamos a uno, sencillamente no es una fiesta. El secreto es invitar a un selecto grupo que aprecie nuestro pastel y esté dispuesto a participar activamente. Si además cortamos la tarta en la proporción del 46%-29%-18%, los que menos tarta tengan intentarán contar sus mejores chistes y anécdotas para que en el próximo reparto les toque un trozo algo más grande.  Invertirán, innovarán o bajarán precios.

Comparte esta noticia en tus redes
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •